El repunte de la contratación temporal tira con fuerza del empleo en julio

Junto al nuevo ascenso en los contratos temporales, los 44.000 parados menos en el sector servicios y la caída en más de 10.000 en los desempleados de la construcción han supuesto los pilares principales para el dato positivo en el empleo de julio, el mayor descenso en este mes desde el año 1998. El 93% de los contratos establecidos en el pasado mes fueron temporales, una cifra muy similar a la de la temporada estival de años anteriores.

Publicidad

La tradicional bajada de parados en este mes de vacaciones estivales y, por tanto, el de mayor movimiento comercial, se suma a los descensos en el número de desempleados de los últimos seis meses, tras el repunte de parados en enero de 2015. En cuanto a la afiliación, se sitúa en 17.315.188 y crece en algo más de 58.000 personas. La hostelería es el subsector que más afiliados acoge en este mes de julio, y suponen un 4,44% más de registrados.

Las comunidades autónomas donde más ha crecido la contratación en el último mes han sido Ceuta (un 52,40% más) Canarias (20,11% más), y Galicia (16,02%). Por la parte baja de la tabla, aquellas comunidades donde el número de contratos ha descendido han sido Islas Baleares (-9,99%), La Rioja (-6,38%) y Extremadura (-4,78%).

La calidad de los contratos

A pesar de los datos eufóricos respecto al descenso de parados, la calidad de los contratos deja algunas sombras en estas cifras. El número de contratos temporales constituidos en el mes de julio se situó en 1.671.874; por contra, los indefinidos supusieron un total de 123.839. En cuanto a la evolución intermensual, los temporales han aumentado en un 4,5% respecto a junio de este año y los indefinidos han caído un 2,38% en el mismo periodo.

Por tipología, los que más crecen respecto a junio de 2015 son los contratos de prácticas a tiempo parcial, que aumentan en un 37,27%, los de interinidad a tiempo completo (en un 28,83%) y los de relevo a tiempo completo (un 30,18%).

Según la duración, siguen predominando los de carácter indeterminado y los de duración menor a 7 días, que suponen, estos últimos, una cuarta parte de la contratación en España. Sin embargo, tras el pico de mayo en toda la serie histórica, los contratos que más crecen son los de duración entre 1 y 3 meses, con motivo de la campaña de verano.

Los datos positivos favorecen más a hombres que a mujeres

El descenso del paro por sexo deja desigualdades evidentes. Mientras que en el caso de los hombres, el descenso intermensual en el número de parados se ha situado en un 2,32%, en el de las mujeres se estancó en un 1,36%. En la evolución interanual la brecha es aún mayor: el número de varones en situación de desempleo se redujo respecto a 2014 en un 12,42%, con 260.000 parados menos; en el de las mujeres, el descenso interanual se quedó en tan solo un 4,88%.

Entre los menores de 25 años, la situación es similar. Los jóvenes parados se han reducido en un 3,35% en el último mes, mientras que las jóvenes que han salido de la situación de desempleo suponen solo un 1,80%.

(*) Ana Isabel Cordobés es periodista.