El fin de la temporada estival trae el peor agosto para el empleo de los últimos 8 años

2

El presidente del Gobierno en funciones,  Mariano Rajoy, deberá afrontar hoy su segunda votación de investidura con la mala noticia de que el paro ha subido en 14.435 personas respecto al mes de julio, aunque da la impresión de que la flema demostrada por el candidato 'popular' en el gatillazo de su primer intento aguanta eso y mucho más. Y es que, como dicen los comentaristas de Bolsa, "el dato estaba descontado", esto es, que todo el mundo daba por hecho que iba a subir porque siempre sube en agosto y que si lo hace es, sencillamente, porque se acaban esos contratos temporales y sin derechos de los tanto presume el presidente en funciones.

El comportamiento del desempleo es una foto precisa del estado del sistema productivo y del mercado laboral de nuestro país: dependemos de las contrataciones temporales que se realizan en la temporada estival, lo que significa que, cuando los guiris regresan a sus casas, el chiringuito estadístico nacional se viene abajo.

Publicidad

En esta ocasión, el número de parados se ha incrementado en 14.435 personas respecto a julio, por lo que el número total de desempleados asciende a 3.697.496. También a la baja ha terminado el mes de agosto respecto al número de cotizantes a la Seguridad Social, que ha bajado en 132.243 para alcanzar un total de 17.699.995 millones de afiliados, lo que supone la mayor caída del empleo en un mes de agosto desde 2008.

Los incrementos registradas en los sectores de los servicios (18.431 parados más), Industria (5.884) y Construcción (3.548 personas) se han visto solo parcialmente compensados por las caídas en el número de desempleados en el colectivo Sin Empleo Anterior (-7.410) y en la Agricultura (-6.018).

Sigue presente en la foto fija de nuestro mercado laboral la precariedad creciente desde la aprobación de la reforma laboral de Rajoy. Así, de los 1.451.789 contratos registrados en agosto, tan solo 105.129 fueron indefinidos, esto es, un 7,24% del total.

En esta ocasión, el paro se ha cebado en el colectivo de 25 años y más, cuyo incremento de 16.935 desempleados se ha visto mínimamente compensado con la caída de 2.500 entre los más jóvenes.

Lo que no sufre variación alguna en la tendencia es el desplome constante del número de desempleados que reciben la prestación por desempleo, que ya se encuentra en el 57,7%, esto es, 1,4 puntos menos que en julio de 2015. De esta manera, de los 3.697.496 parados registrados, únicamente 2.003.595 perciben la prestación por desempleo, lo que deja fuera del sistema de protección –"uno de los mejores del mundo", en palabras de Rajoy el pasado miércoles desde la tribuna del Congreso– a 1.693.901 parados.

Esta misma tarde, a buen seguro, Mariano Rajoy volverá a decirnos a todos que hay que perseverar en el intento, que este es el camino, que no hay otro. No parece que la mayoría de la Cámara vaya a darle crédito. Veremos...

2 Comments
  1. ANTONIO ORDOÑEZ says

    mientras el parado no sea el, que se jodan

  2. Piedra says

    Obvio: Necesitan el ejército de reserva para mantener los salarios por los suelos. El empleo no es la prioridad, y menos del PP. Que no mientan.

Leave A Reply

Your email address will not be published.