FACUA exige al Gobierno que fije el precio de la luz

Susana Ye *

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ayer, durante su comparecence en la Comisión de Energía del Congreso. / Fernando Alvarado (Efe)

La factura de la luz ha alcanzado niveles máximos este enero, coincidiendo además con la ola de frío. Aunque las asociaciones de consumidores valoran en positivo que la Fiscalía  investigue al sector eléctrico, desde FACUA su portavoz, Rubén Sánchez, insiste: “Si se detecta fraude o manipulación de precios al alza lo máximo que ocurrirá será una pequeña sanción económica”, Por tanto, insta a dar un paso más allá: “Tiene que ser el Ejecutivo el que fije los precios”.

Publicidad

“Debe ser el Gobierno quien debe garantizar la protección de los consumidores ante unas tarifas absolutamente desproporcionadas no este enero, ni el pasado, sino desde el comienzo de todo el proceso de liberalización”, ha explicado a cuartopoder.es.

A pesar de las demandas de los usuarios y de partidos de izquierda, Mariano Rajoy ha anunciado que no bajará la parte fija de la factura de la luz. Por su parte, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha asegurado no se pondrá en marcha una auditoría sobre el coste de la energía eléctrica pese a la fuerte subida registrada este enero.

La reacción de Izquierda Unida ha sido lanzar una campaña por redes sociales con el hashtag #CulpableTarifazo. “Cinco grandes compañías reciben directamente en su cuenta de resultados los beneficios del enorme expolio y la estafa que soportan las familias trabajadoras”, reza el comunicado. Podemos se ha decantado por la acción en la calle y ha convocado una concentración ante la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC). Al acto de este viernes, a las 18.30 horas, acudirá Pablo Iglesias, líder de la formación morada, y Rafael Mayoral, secretario de Relaciones con la Sociedad Civil.

Los argumentos de las eléctricas

“El sector eléctrico es el más auditado de España así que por nosotros no hay problema alguno en que se investigue: que se ponga de manifiesto por qué los precios son los que son. El 65% de la factura no la fija nuestra empresa. Hay un IVA del 21% en un servicio esencial y ese dinero no acaba en las compañías:  va a la Administración”, explican desde Endesa, una de las tres grandes líderes del mercado nacional, junto a Iberdrola y Gas Natural.

Desde Iberdrola, en cambio, prefieren no pronunciarse sobre el proceso judicial abierto por la Fiscalía, que ha recurrido al artículo 11.5 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en defensa de los consumidores y usuarios. “No hacemos comentarios”, responden por correo electrónico al ser consultados.

Iberdrola sí se pronuncia sobre las personas vulnerables incapaces de asumir el gasto energético: “Somos conscientes de la situación de pobreza que atraviesan algunas personas”, señalan. “Es una realidad que debe tener respuesta a través de políticas sociales asumidas por el Estado vía Presupuestos Generales en lugar de ser las compañías del sector las que financien el bono social”, concluyen.

Sin embargo, María Campuzano, portavoz de Alianza contra la Pobreza Energética, se muestra rotunda: “Las eléctricas tienen que hacerse cargo de la responsabilidad que implica un servicio esencial. No tiene sentido que los presupuestos lo asuman”, comenta sobre la deuda que acumulan quienes no pueden asumir sus facturas. A lo largo de los años, la cantidad a abonar puede llegar a ser de 2.000 a 3.000 euros, según la plataforma.

Endesa pone el acento en que la pobreza energética es corresponsabilidad de todos. “Trabajamos codo con codo con 150 ayuntamientos para evitar esas situaciones y tenemos el 98% de nuestros territorios cubiertos”, detallan. “No cortamos la luz a nadie que está en esa situación”, aseguran. También Iberdrola busca aclarar que colaboran con las administraciones pùblicas competentes. “Desde finales de julio de 2015 hemos firmado 47 convenios con comunidades autónomas, ayuntamientos, ONG y asociaciones para la protección de estos clientes”, exponen.

Cruz Roja, que ayuda a los afectados por pobreza energética, ha registrado una subida del 15,2% de casos de 2014 a 2016 –se ha pasado de 17.947 personas a 21.178–. Fernando Cuevas, trabajador social del organismo, apunta que el 48% de los niños en edad escolar de hogares vulnerables pasa frío en su casa. “Muchos no tienen de dónde ahorrar y aunque sea un apoyo puntual te lo agradecen. Nos agarran las manos como si fuéramos su familia”, cuenta al otro lado del teléfono. “Hay vidas en juego”, sentencia Campuzano.

(*) Susana Ye es periodista.