Podemos y Equo discrepan del plan de IU para defender la minería del carbón

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, durante el debate de las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos celebrado en el Congreso la semana pasada. / Efe

Izquierda Unida (IU) ha registrado en el Congreso, junto a su federación asturiana, una proposición no de ley (PNL) para exigir un plan de reindustrialización de la minería del carbón que garantice el futuro de las cuencas mineras. Equo y Podemos discrepan de la coalición en su propuesta de integración de las empresas mineras asturianas en la Sociedad Estatal de Participacioneue ps Industriales (SEPI), una medida que en la práctica supone la nacionalización de las minas privadas. El primero se niega a que “se mantenga con dinero público la producción de carbón que hasta ahora es privada y no es rentable”, mientras que la formación morada teme que el rescate a las explotaciones beneficie a “empresarios piratas” responsables de fraude, según han explicado fuentes de ambos partidos a este diario.

Publicidad

Anuncio

La iniciativa presentada por IU, además de reclamar la integración de las empresas mineras asturianas en el SEPI, exige el impulso de una industria sostenible que se atenga a los acuerdos de disminución de emisiones; la diversificación de la actividad de las cuencas; y una auditoría de los fondos mineros. El coordinador federal del partido, Alberto Garzón, señaló el martes que la formación es contraria a “cualquier tipo de idealización o voluntarismo” en cuanto al carbón, la fuente que más CO2 emite a la atmósfera, a pesar de que advierten la necesidad de “transitar a un modelo energético sostenible”. Se trata de “acabar con la hipocresía y, por tanto, tomar medidas para reducir absolutamente el carbón de importación y poder utilizar el nacional, que es el que genera puestos de trabajo y permite que las cuencas mineras puedan salir adelante en estos momentos”, explicó.

Podemos, IU y Equo mantienen el proceso de negociación abierto. Garzón indicó que buscaría los apoyos necesarios entre sus aliados electorales y también el de otras fuerzas políticas. Así llamó a “normalizar” las discrepancias en el grupo parlamentario de Unidos Podemos, caracterizado por su “heterogeneidad”. Por su parte, los morados han manifestado sus dudas respecto a la nacionalización de las minas privadas y esperan a conocer “cómo se concretaría y materializaría” la propuesta, ya que consideran que el objetivo debe ser “rescatar a las cuencas, las familias y los trabajadores, pero no a empresarios piratas como Victorino Alonso” que han defraudado a las comarcas.

ticketea

No obstante, Podemos ha remarcado que sí está de acuerdo en “las medidas de reactivación de las comarcas que propone IU”, que son similares, según defiende, a otras que la formación morada ha presentado con anterioridad. Asimismo, advierten que la clave del problema no sólo está en la titularidad de las minas, sino “en la especulación con el carbón de importación”.

Las reticencias de Podemos respecto al sector de la minería del carbón se remontan a las negociaciones fallidas con el PSOE para lograr un acuerdo de investidura que permitiese a Pedro Sánchez acceder a la Presidencia del Gobierno. En el primer documento que la formación morada dirigió al Partido Socialista, se incluía el final de las ayudas al uso del carbón nacional, lo que puso en pie de guerra a los socialistas en Asturias. Los morados, al igual que Equo, tienen un discurso ecologista que al mismo deben combinar con la defensa de los derechos de los trabajadores. Sin embargo, IU tiene una apuesta clara por la nacionalización de las minas de titularidad privada que acordó en su XI Asamblea Federal, en junio del año pasado.

Publicidad