El harakiri del PP: los de Rajoy confirman que enmendarán sus propios PGE en el Senado

  • Era la amenaza del PP, una vez ha sido destronado del Gobierno tras la aprobación de la moción de censura
  • José Manuel Barreiro, portavoz del PP en el Senado, ha confirmado que pedirán una ampliación de plazos

2

Una ampliación de plazo para ejecutar el bloqueo a los PGE. Los presupuestos para 2018, unos de los más difíciles de tramitar, presentados sin apoyos políticos y que lograron el beneplácito del PNV a última hora, se modificarán en el Senado. Así lo ha confirmado José Manuel Barreiro, portavoz del PP en el Senado. Los populares manejan la mayoría absoluta en la Cámara Alta y piensan llevarla hasta sus últimas consecuencias.

La medida, un harakiri que sirve como castigo a PSOE, por motivar la moción, y a PNV, por apoyarla, precipitará que algunas medidas y cifras varíen, a partir de las enmiendas parciales. De este modo, quieren escenificar el fin de la concordia con los nacionalistas vascos, además de lanzar un aviso a los socialistas.

El PP ha solicitado ampliar los plazos para presentar enmiendas, que podrán ser debatidas también durante la celebración del Comité Ejecutivo Nacional de los populares, que se reúnen mañana martes. Ellos serán quienes decidan, según han confirmado fuentes populares a Europa Press, qué medidas se incluyen en estas enmiendas.

Publicidad

Estos cambios obligarán a que el documento de los presupuestos vuelva al Congreso, quienes tienen la última palabra en materia de leyes. Lo que sí está claro es que después de este movimiento del PP, el PSOE tendrá que renegociar con Unidos Podemos y las fuerzas independentistas a favor de los Presupuestos del Partido Popular que aprobó originalmente el Congreso.

2 Comments
  1. expresidente m. rajoy says

    cuanto peor mejor para el mio suyo beneficio…

  2. ninja45 says

    El Partido Podrido defenestrado y enrabietado, sigue disponiendo de mayoría absoluta
    en el Senado y 134 escaños en el Congreso, frente a 84 de sus Socioslistos, así que
    su dirección es partidaria de hacerlos valer desde el primer momento para plantear
    enmiendas a los presupuestos aprobados por ellos. Estas se centrarán en los más de
    500 millones de inversión en infraestructuras que pactaron con el PNV a cambio de
    su voto a las cuentas del Estado, y que iban sobre todo a la provincia de Guipúzcoa
    y afectaban especialmente a inversiones en playas, carreteras y vías férreas. Eso
    hará que el proyecto de presupuestos tenga que volver de nuevo al Congreso, que
    tendrá que ratificar la enmienda parcial introducida en el Senado o mantener el
    texto aprobado inicialmente. Y es ahí donde el Partido Podrido quiere llegar, porque
    sus Socioslistos tendrán que decidir y explicar si apoyan unas cuentas que
    rechazaron con su voto y si tienen que conformar una mayoría, la que obtuvieron en
    la moción de censura, para conseguir tumbar las enmiendas presentadas y aprobadas en
    la Cámara alta. En definitiva, los populares (es un decir), quieren evidenciar que
    Pedro Sanchez tendrá que contar con ellos para cada iniciativa que plantee, ya que
    hará valer su mayoría absoluta en el Senado e intentará a través de ella hacer la
    oposición que le permita demostrar a su electorado que todavía no han acabado con
    ellos y tienen muchas cosas que decir. Cosas de mal perdedor. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.