¿Casas colmena? Cubículos de 3 metros cuadrados a 250 euros “para personas con bajos ingresos”

El problema del alquiler de la vivienda es una realidad. En el último año, según los portales Idealista y Fotocasa, el precio medio de los arrendamientos en España subió entre un 8,9% y el 18,4%, un supuesto inasumible para inquilinos que se ven obligados a abandonar sus viviendas. Según los últimos datos de desahucios, el 80% de ellos ya se realizan a personas que viven de alquiler y no a propietarios, como era la estampa habitual al inicio de la crisis.Ahora llega a Barcelona una idea, dicen, pensada para “personas con bajos ingresos”. La solución al mercado del alquiler de una firma que acaba de implantarse en la Ciudad Condal es lo que han denominado “casas colmena”: habitáculos de 3 metros cuadrados por los que cada inquilino deberá pagar 250 euros al mes. Es decir, casi 84 euros el metro cuadrado. Según las últimas estadísticas manejadas por portales inmobiliarios, el precio del metro cuadrado en alquiler en el barrio de Sants, donde se instalará la primera vivienda colmena, está estipulado en 13 euros el metro cuadrado.

La propuesta ya es una realidad en Barcelona y las primeras viviendas, afirman, estarán disponibles en los próximos quince días. La empresa impulsora, Haibu 4.0, tilda su idea de “iniciativa social, preocupados por la falta de habitabilidad para la gente más modesta”. Entre los impulsores se encuentran “empresarios, diseñadores, inventores y escritores”, afirman.

Quienes accedan a estas viviendas deben, además, cumplir con una serie de requisitos. Su salario debe ser superior a 450 euros y las mascotas no están admitidas. La empresa afirma haber recibido ya más de 600 solicitudes de inquilinos futuros.

En su página web afirman que esta iniciativa pretende unir a la gente para conseguir sus objetivos. “Actualmente el sistema capitalista separa a las personas, en los Haibu hacemos lo contrario, juntamos a la gente para conseguir sus metas”, se puede leer.

El Ayuntamiento de Barcelona se ha apresurado a afirmar que estas viviendas “no tienen cabida en Barcelona” y que, además, no han recibido ninguna solicitud para la construcción. Las normas de Barcelona, recogidas en el Decreto 141/2012 de la Generalitat establece como condiciones mínimas de habitabilidad de las viviendas y la cédula de habitabilidad un mínimo de 5 metros cuadrados para un persona, 8 para dos y 12 m para tres.

Publicidad