El Supremo paraliza la aplicación de la sentencia sobre los impuestos derivados de las hipotecas

1

Tras anunciarse ayer la decisión del Tribunal Supremo que ponía en manos de los bancos el pago de los impuestos derivados de una hipoteca, el mismo tribunal ha decidido paralizar la aplicación de su decisión. Llevará a Pleno la propuesta y será donde se debatan finalmente los puntos clave y cuáles serán los efectos definitivos de su decisión.

La nueva decisión del Tribunal Supremo llega después de que los seis bancos del Ibex 35 llegaran a perder cerca de 5.000 millones de euros en Bolsa en una sola jornada tras conocerse la sentencia. El Tribunal Supremo convocará el Pleno formado por 31 miembros para confirmar o anular la jurisdisprudencia.

El Tribunal Supremo se reunirá en Pleno por tratarse de una decisión que supone "un giro radical" en la jurisprudencia y tras "su enorme repercusión económica y social", tal como ha declarado en una nota el presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal, Luis María Díez-Picazo.

Publicidad

1 Comment
  1. ninja45 says

    Como siempre se salvan bancos, se favorece a multinacionales y se masacra al ciudadano
    de a pie. Si Vd. monta una pequeña o mediana empresa y se equivoca en las previsiones
    de negocio, los clientes no llegan o lo que Vd. ofrece no tiene mercado, tendrá que
    asumir el error y las pérdidas e incluso responder ante las deudas con su patrimonio
    personal. Normal, verdad, en una sociedad de libre mercado?. Lo que es una anormalidad
    es que las grandes constructoras cobren del Estado cantidades astronómicas por hacer
    obra pública y autopistas de peaje basadas en previsiones tan equivocadas que resultan
    sospechosas y cuando llegan a la quiebra, papá Estado se queda con el pufo y se las
    pagamos entre todos. El truco se llama «Responsabilidad Patrimonial de la
    Administración», una claúsula milagrosa que cuando el negocio no sale como se esperaba
    permite a esas grandes empresas o a sus bancos acreedores cobrar del dinero público.
    Estos liberales a ultranza que no comparten ni un céntimo de su negocio cuando va bien,
    pero que pasan la factura al Estado cuando les sale mal, son los auténticos
    «antisistema». Gracias a esas clúsulas abusivas antes citadas, sabemos que nos vamos a
    comer con patatas 5.500 millones de euros, lo que costó construir seis autopistas de
    peaje en Madrid, una en Alicante y otra en Cartagena. Nadie pagará por los errores
    cometidos tanto en la previsión de uso de dichas autopistas, como lo que se pagó y a
    quién por las expropiaciones, ni nada de nada. Siete autopistas sin coches que nos
    cayeron del cielo como regalo de Navidad. La última: Las empresas del marido de «Espe»
    Aguirre recibieron un total de 6,8 millones de euros en subvenciones desde su fundación.
    Mientras los corruptos del Partido Podrido viven a «tutti pleni», cientos de empresas
    tienen que cerrar por falta de financiación. Se acuerdan de aquella maravillosa pelicula
    llamada «La cena de los idiotas». Pues lamento decirles que nosotros somos los idiotas y
    hasta que no nos libremos de los corruptos, lo seguiremos siendo. Intolerable !!!. Si me
    pegan y me roban, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.