Una izquierda contra el miedo

JESÚS CUADRADO | Publicado:

izquierda contra el miedo
Vivimos en un mundo convertido en una “fábrica de temores”, en una “sociedad del miedo” como la califica en un libro reciente el sociólogo alemán Heinz Bude. / ambermb (Flickr)

Estamos instalados en la sociedad del miedo. En lo que Tony Judt llamó en 2010, poco antes de morir, “una nueva era del temor”. Antes, en los años treinta del pasado siglo, se vivió una etapa similar que llegó a las puertas del abismo y en la que brilló sin rivales la alternativa socialdemócrata. Tanto que, cuando hoy se balbucean posibles respuestas, todas llevan esta marca. Pero también sabemos que aquellas recetas no sirven hoy, que nuevos idiomas exigen nuevas sintaxis. Que las ideas zombi son eso, ideas muertas.

Nada es estable. Vivimos en un mundo convertido en una “fábrica de temores”, en una “sociedad del miedo” como la califica en un libro reciente el sociólogo alemán Heinz Bude, que con razón apunta que la pista a seguir es el miedo porque “nos enseña qué es lo que nos está sucediendo”.  Si no nos dejamos confundir con ensoñaciones, sabemos que los empleos son cada vez menos estables, que los sistemas públicos al servicio de la igualdad de oportunidades, como la sanidad o la educación, están en situación de riesgo, que los revolucionarios cambios tecnológicos de lo que algunos llaman la “cuarta revolución industrial” navegan sin control social.

Frente al miedo en los años 30, Roosevelt respondió con medidas nuevas propias de la socialdemocracia, como seguros ante el desempleo o la jubilación

Frente al miedo que estalló en los años 30, Franklin D. Roosevelt respondió con su “lo único de lo que debemos tener miedo es del propio miedo”, y con medidas nuevas propias de un Estado socialdemócrata, como seguros ante el desempleo o la jubilación, y medidas para una sanidad pública. Después de la Segunda Guerra Mundial, en parte de Europa se creó un Estado de bienestar, democrático y constitucionalmente fuerte, con una fiscalidad alta y con resultados indiscutibles. Como dice Judt, “seríamos unos insensatos si renunciáramos alegremente a este legado”.

¿Tiene futuro la socialdemocracia actual? Si no responde a los temores que intimidan hoy a la gente, ningún futuro. Los viejos partidos socialdemócratas europeos llevan años de conversaciones agotadas o, peor, de desesperadas imitaciones de sus adversarios. No existe hoy una respuesta socialdemócrata a esta nueva “era del temor”. Cuando Felipe González regresó de su viaje como presidente del gobierno a China, exhibió su emoción por lo que vio con su célebre “gato blanco, gato negro, lo que importa es que cace ratones”. Hace pues mucho tiempo que a los líderes socialistas europeos se les olvidó qué importante es para la gente el color del gato. Olvidaron que para la socialdemocracia, más que las leyes de la economía, lo prioritario son las consecuencias de la economía, que, como nos enseñó Karl Polanyi, no se trata de poner la sociedad al servicio del mercado, sino al revés. Luego vimos cómo esos líderes socialdemócratas transitaban sin complejo de los sillones del gobierno a los de los Consejos de Administración de las grandes empresas y entendimos qué quería decir Judt con eso de “a estos tipos les gusta el dinero”.

El dilema no es entre capitalismo y comunismo, sino entre la política de la cohesión social y la erosión de la sociedad mediante la política del miedo

Sí, alta traición. Corrompieron el fin para el que nació la socialdemocracia, el de enfrentarse a los temores de la gente.  Hoy, cuando crecen nuevos miedos, y más incontrolables que nunca, conviene resaltar que el dilema no es entre capitalismo y comunismo, sino entre la política de la cohesión social y la erosión de la sociedad mediante la utilización de la política del miedo, entre una nueva alternativa socialdemócrata y la opción de los fundamentalistas del mercado. Urge un giro discursivo en la “izquierda de gobierno” ante la velocidad a la que se multiplican las nuevas fuentes del temor en las sociedades de las nuevas revoluciones tecnológicas.

Hasta la gente del Foro Económico Mundial, como su fundador Klaus Schwab en La cuarta revolución industrial, se alarma ante las tendencias destructoras del empleo y señalan que, para detener esa deriva, habría que “reescribir nuestros manuales de economía”. Frente a la demagogia de los “neoliberales con boina”, los que voluntariosamente dicen que, como siempre, los cambios tecnológicos dejarán un balance de empleos positivo, los poco sospechosos líderes de Davos apuntan que hasta ahora, en contraste con revoluciones tecnológicas anteriores, las evidencias demuestran lo contrario. El resultado: en los países más desarrollados está aumentando la riqueza a la vez que aumenta sin parar la pobreza.

El ecosistema laboral tal y como lo hemos conocido se está desmoronando: puede crecer el PIB al tiempo que se reducen las condiciones de bienestar de la mayoría de la población

El ecosistema laboral tal y como lo hemos conocido se está desmoronando. Por eso puede crecer el PIB y el número de ocupados, como exhiben cada día los partidarios de Mariana Rajoy, al tiempo que se reducen las condiciones de bienestar de la mayoría de la población. La cuarta revolución industrial está provocando la generalización del miedo a no conseguir trabajo o a perderlo. Se trata de una revolución con la que “los algoritmos están en mejores condiciones de reemplazar a los seres humanos” en todos los campos. Como para no “regular”.

Los resultados de un sondeo del Foro Económico Mundial a ochocientos ejecutivos de las grandes compañías tecnológicas ponen los pelos de punta. Con millones de sensores conectados en el “internet de las cosas” se destruirán multitud de empleos poco cualificados. El fenómeno de Uber palidece al lado de las consecuencias para el empleo de los vehículos sin conductor, que espera a la vuelta de la esquina. Los encuestados creen que en 2025 un 10 por ciento de todos los vehículos en las carreteras de los EEUU serán de este tipo. Inteligencia artificial, robótica, impresión 3D, tienen repercusiones similares sobre los puestos de trabajo. Un ejemplo: el estudio prevé que a mediados de los años veinte el 90 por ciento de las noticias “podrían ser generadas por un algoritmo, la mayor parte de ellas sin ningún tipo de intervención humana”. ¡Algoritmos asesinos!

Caminamos hacia un mundo en el que la llamada economía colaborativa, bajo demanda, modifica la naturaleza del trabajo y crea no-empleados y futuros no-pensionistas

En síntesis, caminamos a velocidad de crucero hacia un mundo en el que cada vez más gente compite por cada vez menos puestos por los que se pagan precios cada vez más elevados. “El ganador se lo lleva todo”. Ya no es solo cosa de los Messi y Ronaldo en el fútbol, el modelo se extiende a los mercados de abogados, médicos (“Los cincuenta mejores”), profesores (“el mejor profesor de España”), periodistas y etcétera. Un mundo en el que la llamada economía colaborativa, bajo demanda (un conductor de Uber, un comprador de Instacart, un anfitrión de Airbnb, un Taskrabbit), modifica la naturaleza del trabajo y crea no-empleados y futuros no-pensionistas. Es decir: fragmentación laboral, aislamiento, exclusión, deslocalización invisible.

De manera inapelable, como si no hubiera nada que hacer, asistimos a la destrucción de las bases de la vieja socialdemocracia, la que creó una amplia clase media que se convirtió en la muralla de protección del Estado de bienestar. Parece que esa clase media está en proceso de disolución y, al menos en España, quienes deberían estar dedicados a crear una nueva respuesta socialdemócrata contra los nuevos temores parecen incapaces de abandonar la “política del cuplé”. Inoperantes ante la urgencia de inventar un nuevo Estado regulador frente a los nuevos miedos. Tony Judt, que veía esa inoperancia, dejó escrito: “Tenemos que comenzar en otro sitio”. No veo aún dónde, pero soy optimista: la epifanía llegará.

Tu futuro empieza aquí

AGUSTÍN MORENO | Publicado:

Tu futuro empieza aquí
Cuando los ‘ninis’ se niegan a que les roben su dignidad y sus sueños, no tienen más remedio que volver a inventar la lucha, con métodos nuevos y viejos al servicio de un proyecto colectivo y de su futuro.

La última novela gráfica de Isaac Rosa y de Mikko va sobre jóvenes que quieren estudiar y trabajar y no pueden, que intentan recuperar su dignidad y sus sueños de los escombros de la crisis y del nuevo modelo social. Aborda temas como el fracaso escolar, la quiebra de expectativas, el paro y la precariedad, el exilio laboral… En suma, nos habla de la desmoralización de una juventud que, en teoría, está llamada a ser la responsable del futuro del país. Y si la juventud no tiene futuro, el país tampoco. Leer más …

La desconexión digital es una utopía para el trabajador español

MANUEL MORENO | Publicado:

trabajar en vacaciones
El 58% de los españoles ha contestado correos del trabajo desde su lugar de vacaciones este verano. / Pexels

Vuelta al cole, a la oficina, a los atascos o a coger el transporte público para llegar al trabajo. El mes de septiembre suele suponer el regreso a las obligaciones cotidianas y a la rutina diaria después de unos días de descanso, aunque cada vez la desconexión durante las vacaciones es menor. Leer más …

Derecho a la huelga

ATXE | Publicado:

Derecho a la huelga_conflictos laborales
ATXE

 

El maltratador

JORGE MORUNO | Publicado:

tiempo de trabajo
Trabajadores saliendo de una fábrica en China. / Pixabay

Si no trabajas no comes, si no comes no vives, así pues, para poder vivir necesitas trabajar y no de cualquier forma. Esto es un hecho social que no entra en discusión y “ya viene dado” a modo de “a priori” kantiano. Pero, ¿qué sucede cuando no se puede trabajar, o no se puede trabajar lo suficiente para poder vivir? Entonces nos inventamos nuevos sectores que de algún modo acaben absorbiendo a todo ese excedente de población, pero, ¿y si esa expansión de la producción en nuevos sectores ya no es suficiente? Entonces nos vemos abocados a una situación cuya solución nos es imposible encontrar dentro de los márgenes del propio concepto que da lugar a la situación. Dicho de otro modo, la incapacidad de la sociedad de trabajadores para seguir reproduciéndose como sociedad de trabajadores, nos obliga a pensar respuestas desde una perspectiva distinta a la que establece la propia sociedad de trabajadores. Alguien puede estar pensando que este diagnóstico coincide con aquel que plantea el “fin del trabajo”, esto es, una sociedad en la que ya no es necesario trabajar, una especie de “comunismo de lujo”, o una modalidad de vida Wall-E, donde no hace falta moverse. No es así. Leer más …

Las muertes por accidentes laborales ascienden un 9% en solo un año

ANA ISABEL CORDOBÉS | Publicado:

accidentes laborales
Un trabajador herido grave en un accidente laboral en Pozuelo de Alarcón en 2015. / YouTube

Muerte por ola de calor. Esa fue la causa del último fallecimiento de un trabajador en España, en Morón de la Frontera, Sevilla, mientras asfaltaba una calle bajo temperaturas de 40 grados. Fue un caso polémico, pero no es un hecho aislado. Durante los primeros cinco meses de 2017 han fallecido 203 personas en su puesto de trabajo, un 9% más que en el mismo periodo del año anterior, según datos del Ministerio de Empleo. Leer más …

El Gobierno, acusado de “trampear” las cifras de agresiones a funcionarios de prisiones

SARA MONTERO | Publicado:

agresiones a funcionarios
Trabajadores de centros penitenciarios de varios sindicatos protestan por sus derechos laborales. / CCOO

Hay un trabajo en el que los insultos, las amenazas o las agresiones se consideran una parte más de la actividad laboral: el funcionariado de prisiones. Los sindicatos llevan meses luchando para que estos incidentes salgan de la normalidad, se traten como accidente laboral y se les preste la misma atención que cuando les suceden al resto de empleados de la Administración. Lo primero es exigir un registro de agresiones  que evite el caos de cifras que se emiten desde el Gobierno e Instituciones Penitenciarias: “Están edulcoradas”, afirman fuentes sindicalistas. Leer más …

El PSOE quiere obligar por ley a las empresas a pagar todas las horas trabajadas

SARA MONTERO | Publicado:

Una antigua máquina de fichado de entrada y salida del trabajo, para control de los empleados, con sus casilleros para las tarjetas
Una antigua máquina de fichado de entrada y salida del trabajo, para control de los empleados, con sus casilleros para las tarjetas. / Wikipedia

Pagar por las horas exactas que se trabajan. Aunque parece un planteamiento básico de las relaciones laborales, lo cierto es que para muchos empleados es una quimera. Muchos de los trabajadores que han conseguido sortear los despidos en los años de crisis han visto multiplicado su tiempo de trabajo o las horas extras en su horario, y algunas veces sin ningún tipo de remuneración. Por eso, el PSOE presentó la semana pasada una proposición de ley ante la mesa del Congreso de los Diputados para modificar el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores para incluir “la obligación de registrar diariamente e incluyendo el horario concreto de entrada y salida respecto de cada trabajador”.  Es decir, imponer por ley lo que hace unos meses se presuponía.  Leer más …

Macron aprovecha su toma de posesión para anunciar la liberalización del empleo

CUARTOPODER | Publicado:

Euronews en español (YouTube)

Emmanuelle Macron ha sido proclamado hoy vigésimo quinto presidente de la República Francesa en una solemne ceremonia, celebrada en el Salón de Festejos del Palacio del Elíseo. tras la que ha pronunciado un discurso en el que ha reivindicado una de sus promesas electorales más controvertidas: la flexibilización del mercado de trabajo. Leer más …

Desempleados mayores de 55 años: una futura bolsa de jubilados pobres

SARA MONTERO | Publicado:

pensiones dignas
Marcha por las pensiones dignas celebrada el pasado octubre. / UGT (Facebook)

Casi 800.000 personas mayores de 55 años buscan empleo en España sin éxito. Atesoran una gran experiencia en su sector, pero eso no fue suficiente para conservar su trabajo durante la crisis. También suelen tener cargas familiares o una hipoteca que pagar, pero menos casi la mitad no recibe prestación por desempleo. Esta situación desesperante lleva a muchas personas al desasosiego y a una falta de esperanza en el futuro: saben que, pese a estar años trabajando, sus pensiones se verán perjudicadas.

En una respuesta parlamentaria, el Gobierno cuenta, a fecha de agosto de 2017, 3.382.324 parados registrados de los que 783.531 son mayores de 55 años. “Para esas personas es una auténtica tragedia. Nunca en la historia de nuestra democracia se había producido una situación así. Son trabajadores que se fueron a la calle por los ERE tras la reforma laboral de 2012. Trabajadores con muchos años de antigüedad, derechos y buenos empleos fueron sustituidos por mano de obra más barata. Además, se hizo otra reforma por la que se recortaba la protección por desempleo y los dejaba sin prestación en los años previos a su jubilación”, explica Mari Carmen Barrera, secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT.

En los últimos años también ha disminuido la protección a estas personas que un día la empresa consideró demasiado caras. Mientras en 2011, la tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo tenía una media de 70,7%, en 2016 ya había bajado hasta 55,1%. Hasta agosto de 2017, se situaba en 56%, lo que deja a un número muy amplio de personas sin ingresos. Barrera recuerda un dato importante: “Muchos de ellos son parados de larga duración”.

UGT elaboró un informe titulado ‘Mayores de 55 años en el mercado de trabajo español’, donde advertía de otro de los factores que más preocupa a este sector de población: las pensiones. “Los efectos que una situación de desempleo de larga duración en trabajadores mayores de 55 años pueden producir sobre la cuantía de su pensión de jubilación son muy perjudiciales, pudiendo llegar a ser su pensión de jubilación 768 euros inferior (un -40%). Lo que significa que recibiría sólo el 60% de la que le correspondería de haber seguido su carrera laboral hasta la edad de jubilación ordinaria”, reza el documento. Por eso, el sindicato apuesta por recuperar derechos. Piden volver a la situación anterior al real decreto de estabilidad presupuestaria de 2012, en relación a la edad de acceso al subsidio, a la supresión del condicionante de rentas familiares para el acceso y mantenimiento de la prestación, a la duración del mismo y a la base por la que se cotiza durante la percepción del subsidio (125% de la mínima), tal y como informan desde el sindicato.

Los hombres y mujeres con una edad avanzada tienen algunas desventajas con respecto a otra bolsa de desempleo preocupante: la de los jóvenes. Ellos aún tienen ilusión, energía y la sensación de tener un futuro por delante. En cambio, entre el sector más veterano a veces cunde el desánimo. No tienen padres que puedan ayudarles en caso de urgencia económica. Por el contrario, si tienen hijos que mantener o dependientes a su cargo. “Hay que hacer campañas de sensibilización y recuperar a esas personas. En España no existe la formación para el empleo”, explica Barrera. UGT exige al Gobierno un plan de choque por el empleo, que incluya una oferta de servicios públicos de orientación, formación, recualificación e inserción.

En un mercado con muchos mayores en paro que verán sus pensiones encogidas, la sindicalista hace los peores presagios tan años de reformas conservadoras en el mercado laboral: : “Se está creando una bolsa de pobreza”.

Así ha afectado la sangría del empleo postveraniega a tu municipio

ANA ISABEL CORDOBÉS | Publicado:

empleo
Imagen de archivo de un grupo de parados delante de una oficina de los Servicios Públicos de Empleo. / Efe

Agosto de 2017 ostentó el dudoso honor de ser el final de verano con una caída mayor en el número de afiliados a la Seguridad Social desde el año 2008. En cada final de temporada estival se repite la misma estampa: fin del trabajo para miles de españoles que aprovechan la temporalidad del turismo y, en algunos casos, de las cosechas, para poder tener un trabajo en los meses de verano. Los datos negativos que se registraron al finalizar el verano devuelven a la realidad las cifras de empleo de los últimos meses, que mostraban ligeras mejoras en algunos aspectos. Leer más …

La falacia de la “primavera del empleo” de Fátima Bañez

AGUSTÍN MORENO | Publicado:

Fátima Báñez, ministra de Trabajo y Seguridad Social, responde a las preguntas de los periodistas durante la rueda posterior al Consejo de Ministros del 29 de junio de este año
Fátima Báñez, ministra de Trabajo y Seguridad Social, responde a las preguntas de los periodistas durante la rueda posterior al Consejo de Ministros del 29 de junio de este año. / La Moncloa (Flickr)

Sostiene Fátima Báñez que “La recuperación de España es sólida, sana y social” y que “el empleo que llega con la recuperación es de mayor calidad que el que se fue con la crisis”. Es evidente que confunde la calidad del empleo con que dependientes, camareros o teleoperadores tengan carreras universitarias. Pero lo de la ministra de Trabajo no es simple demagogia, es un insulto a millones de parados y de trabajadores pobres en esta economía de chiringuito en la que han convertido a España. Y, sobre todo, es una gran mentira porque el empleo creado es insuficiente, de baja calidad, mal pagado, más vulnerable y con menos derechos. Leer más …

Cinco años después, no más becas por trabajo

SEGUNDO GONZÁLEZ | Publicado:

Muchos jóvenes, en precariedad laboral permanente, parecen destinados a formar parte de las bolsas de pobreza.
Muchos jóvenes parecen condenados a ser parte de las bolsas de pobreza, al no generar los derechos necesarios para cobrar en un futuro indemnizaciones de despido o pensiones. / Dave Meyer (Picography)

1 de mayo de 2012, había pasado casi un año del 15-M y el movimiento había cristalizado en cientos de iniciativas temáticas y asambleas locales, como una constelación del cambio social. En ese contexto un puñado de activistas lanzamos la Oficina Precaria, una plataforma para combatir todas las formas de precariedad laboral, especialmente aquellas a las que por su elevada dispersión y atomización no estaban llegando los sindicatos, el llamado empleo atípico. Leer más …

Las redes sociales buscan más de 1.200 nuevos empleados

MANUEL MORENO | Publicado:

empleo redes sociales
Sólo el 15% de las ofertas de empleo de las principales redes sociales requiere trabajadores para sus oficinas en Europa. / Pixabay

Muchos usuarios utilizan las redes sociales como trampolín para trabajar su marca personal en Internet y buscar nuevas oportunidades de empleo. Sin embargo, estas plataformas, tremendamente útiles a la hora de entrar en contacto con reclutadores y lograr oportunidades laborales, son a su vez compañías que reclutan el mejor talento y en las que se generan numerosas oportunidades de contratación. Leer más …

Interior se forra con el trabajo de los presos

LUIS DÍEZ | Publicado:

trabajo de los presos
El rendimiento del trabajo de los presos para Interior es extraordinario: facturan 156 millones de euros con unos gastos en nóminas de 54,5 millones al año. / Pixabay

La multinacional Delphi Packard que preside el señor Zhongchi Yu emplea presos de la cárcel de Daroca (Zaragoza) en la fabricación de componentes para los automóviles; Industrias Huerta, de la familia Huerta García, utiliza reclusos de Valdemoro (Madrid) en la producción de apliques, piezas y tornillería; Cándido Martínez encarga sus cajas para el pescado a los presos de Huelva; Calzados Robusta, de Adelardo Arechacaleta, en Arnedo (La Rioja), saca parte de su producción con el trabajo de los presos de Logroño. Y así, hasta 133 empresas se benefician del subempleo de personas condenadas en otros tantos talleres penitenciarios repartidos en 53 prisiones de toda España, menos Cataluña, donde la Generalitat se encarga del trabajo de los presos. El rendimiento económico para la Administración central (Ministerio del Interior) es extraordinario: una facturación neta de 156 millones de euros, tras deducir gastos como los de las nóminas de monitores y funcionarios, que ascienden a 54,5 millones anuales. Leer más …

La Garantía Juvenil deja atrás a los jóvenes más vulnerables

MARÍA V. PAÚL | Publicado:

Garantía Juvenil
Un joven operario manipula una máquina en una fábrica de tornillos. / Raúl Caro (Efe)

Los jóvenes que más necesitan acceder a un empleo, aquellos que ni estudian ni trabajan y además se encuentran en riesgo de exclusión social, son los que más barreras han encontrado para acceder al plan estrella contra el desempleo joven en España, la Garantía Juvenil, según ha mostrado un estudio presentado el jueves por la red española EAPN-ES. Leer más …

La huelga de estibadores paraliza los principales puertos españoles

CUARTOPODER | Publicado:

Concentración de los estibadores del turno de mañana en el Puerto de Bilbao, que han secundado la primera joranada huelga convocada por los sindicatos. / Miguel Toña (Efe)

La primera de las ocho jornadas de huelga de estibadores, que se prolongarán hasta el 23 de junio, ha paralizado los principales puertos de España, entre ellos, los de Vigo, Bilbao, Algeciras,  Santander o Valencia, donde los servicios mínmos se están cumpliendo con normalidad. En Barcelona, se espera que el impacto sea mínimo al ser día festivo en la capital catalana. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asegurado esta mañana que la primera jornada de paro de los estibadores se desarrolla con “normalidad” y que está afectando “casi al 100%” de los trabajadores.

Leer más …

Los trabajadores de Metro de Barcelona vuelven a la huelga

SATO DÍAZ | Publicado:

Metro de Barcelona
Imagen de archivo de los andenes llenos en el Metro de Barcelona durante una jornada de huelga. / Efe

BARCELONA.- El pasado 24 de abril un 95 por ciento de la plantilla de Metro de Barcelona secundó los paros de dos horas por turno laboral. La huelga convocada es indefinida y se repetirán los paros todos los lunes no festivos hasta que haya acuerdo. Por ello, el pasado 1 de mayo, festivo, no se llevó a cabo la protesta y el 8 de mayo, sí. Este lunes, día 15, volverán los paros, ya que desde la semana pasada no ha habido reuniones entre el Comité de Empresa y la empresa Transportes Municipales de Barcelona (TMB). La mediadora, la Conselleria de Treball, no ha citado a las partes. Leer más …

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend