Reina (SAT), detenido por injurias a la Corona: “Los fascistas sí tienen libertad de expresión”

2

Unos tuits contra la monarquía le están ocasionando problemas con la Justicia al portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Óscar Reina. La semana pasada fue detenido por segunda vez ya que está acusado de un delito de odio e injurias a la Corona. El año pasado tuiteó que el rey Felipe VI era "un miserable" por heredar un puesto que se mantuvo "a raíz de un golpe de estado franquista y terrorista". Tanto Reina como el resto de la dirección del SAT son insumisos ante la ley y se niegan a acudir voluntariamente a declarar. El sindicalista nos cuenta los detalles de su detención y reflexiona sobre la libertad de expresión.


-- ¿En qué circunstancias le detiene la Policía?

Publicidad

-- Estaban buscándome desde el martes. Estuvieron en mi casa, pero no coincidieron conmigo porque estaba pegando carteles. Salgo siempre de casa muy temprano, sobre las 06.00 de la mañana. El jueves me localizaron en Granada, donde acudí precisamente a dar una charla sobre libertad de expresión en la Universidad.

Unos compañeros y yo veníamos de una rueda de prensa. Nos identificaron a todos y yo ya sabía que me buscaban a mí. Me detuvieron, me metieron en el coche policial y me llevaron a la comisaría de Granada. Allí estuve unas horas y luego me trasladaron a los Juzgados. Me pusieron delante del juez y yo me acogí a mi derecho a no declarar. Más allá de esto no me rebelé más, porque soy pacifista.

-- ¿Por qué le requiere la Policía?

-- Se trata de una persecución continua y una vulneración a mi libertad de expresión. Se me está juzgando por una serie de tuits de hace ya un más de un año. Es verdad que yo cuestiono a la Corona, así como a otros agentes potenciales del régimen del 78. Me quieren achacar delitos de odio y de injurias. En este sentido, yo me he rebelado y he ratificado esas opinones que dije en ese momento. Deberían ser juzgados ellos y no el pueblo. Por eso, no me presento a las citaciones judiciales. Muchas de estas detenciones –de otros miembros del SAT-- tienen que ver con que se nos requiere para declarar.

-- ¿Observa un aumento de persecución en los delitos de injuria a la Corona?

-- No solo van a por mí. El sistema está cimentado claramente sobre las cloacas del Estado. Vienen a por todas las personas que somos disidentes de ese sistema. El caso del periodista Boro, finalmente absuelto al no encontrar pruebas contra él. También es el caso de Luis Gonzalo Segura, expulsado del Ejército, o los perseguidos por la Operación Araña.

-- ¿Cuál cree que es el estado de la libertad de expresión en España?

-- La libertad de expresión está amenazada para los disidentes por la izquierda, los republicanos, las republicanas... Sin embargo, en otros casos como el de la Virgen de Zaragoza, a la que han vestido con un manto de la Falange, la libertad de expresión está garantizada. Se trata de una doble respuesta. Mucha gente me dice que, aunque sea el portavoz general de un sindicato, me tengo que atener a la Justicia. Y yo pregunto: ¿a qué Justicia? ¿a la de los ricos o a la de las pobres? La libertad de expresión está coartada profundamente para algunos, mientras los fascistas se la pueden permitir.

-- ¿Cuál es la situación judicial del SAT? ¿Cuántos hay imputados, encarcelados?

-- El juicio de Mercadona –por una acción en la que el SAT 'expropió' productos de primera necesidad-- sale pronto. Me están pidiendo 3 años. Actualmente tenemos 700.000 euros en multas, más de 400 años de petición de cárcel y más de 600 sindicalistas procesados en el sindicato.

-- El SAT prepara un festival en Marinaleda (Sevilla) contra la represión el próximo 8 de diciembre. ¿Cual es el lema o el motivo principal de la convocatoria?

-- Organizamos este festival gracias a solidaridad de grupos como SKA-P, que van a presentar disco nuevo allí, Gritando en Silencio o Lagartija Nick. Gracias a esa solidaridad, conseguimos seguir luchando. Es un festival al que invitamos a seguir en pie frente a la represión del sistema capitalista y el régimen del 78. También reivindicaremos la libertad de expresión.

2 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Cuando lo politicamente correcto deja de serlo y más estando en unos niveles en Derechos Humanos demasiados alejados de otros Estados sean monarquías o Repúblicas. Oscar, tú defiendes a los más débiles, pobres, desahuciados, peones libertarios de las tiranías…
    Un horror para el que vive de puta madre, con puertas giratórias, sus leyes Mordazas, esos sueldos, sus SICAV; con unas banderas enormes, nos recuerdan que los Parlamentos no sirven al Púeblo ( ese que llaman soberano ); son unos cados laberínticos donde se halla la hipocresia, convertida en arma de destrucción de clases sociales, compadreo entre antiguos rojos de mierda y las derechas últras, recicladas para engañabobos serviles, en un nuevo colonialísmo del siglo XX I…
    El invento lo tienen patentado, como neoliberalísmo; vuelven los sindicatos verticales y en el circo Parlamentario ya no se pueden decir ciertas cosas, pues la Gañana Mayor del Regimen las prohíbe… Limpiando la imagen de ciertos ofendidos: Hoolingan, verguenza de politico, fascísmo y fascista… ¡ Ya no existen en la camara !. Pero, amigo existen en la sociedad, no habiendo jurisdiprudencia, hacen de su capa un sayo y chulean su idiologia por saberse protegidos. Lo llaman democrácia, aunque se asemeja mucho a la ruleta rusa… ¡ Te puede tocar de juez del regimen, colocad@ por los servicios secretos del pequeño Nicolas !. ¡ La verdad, siempre es revolucionaria Oscar; buscar la coherencia tambien su dignidad y más la libertad !. Un abrazo solidario, lleno de humanidad.

  2. ninja45 says

    Todo el mundo no es igual ante la ley. Y sino que se lo digan a Alejandro
    Fernandez, ese joven de Granada sin antecedentes que en Junio de 2016 fué
    condenado a seis años de prisión por estafar ochenta euros con una tarjeta
    falsa. O a la señora Isabel Pantoja, culpable de delitos vinculados al
    erario y que a diferencia de otras damas ilustres de maridos con cola de
    paja judicial, que nunca sabían lo que hacian los susodichos, ni de donde
    salían los caserones donde vivían, los confetis de las fiestas de
    aniversario o los cochazos aparcados en la puerta, ella fué considerada
    colaboradora necesaria y sin tener antecedentes penales le cayeron dos
    años de prisión y una multa de más de un millón de euros. O a Diego Torres,
    el exsocio del yerno real que vió como a pesar de tener una petición
    de prisión menor de la que el fiscal pedía para Urdangarín, acabó
    siendo condenado a una sentencia mayor. Esto es un escándalo vinculado al
    tráfico de influencias y cuando los Borbones andan por medio, apaga y
    vámonos. Intolerable y vergonzoso. Si me pegan, me divorcio.
    Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.