No golpees a un fantasma

5

Se ha postergado tanto tiempo a las víctimas, que es de justicia hacer oír su lamento. Además, el drama cotiza al alza en el mercado de valores televisivo. Los medios no hablan del hambre, sino de los hambrientos. Lo abstracto deja paso a lo concreto: la desnutrición es un abdomen hinchado; la pobreza, un cuerpo raquítico. Del mismo modo, los daños infligidos a la tierra y sus consecuencias protagonizan documentales acerca de cómo se malvivirá en el planeta dentro de veinte años. Incluso de algo tan difuso como el futuro se elimina la abstracción. Se imagina el porvenir y se rueda.

Esa concreción que no entiende de tiempos verbales, se muestra, sin embargo, escrupulosa con la voz gramatical. Y se conjuga siempre en pasiva, no en activa. Como todas las imágenes no caben en un minuto y medio de televisión, cada vez que se nos muestra una víctima, se nos oculta a su victimario: tengámoslo en la cabeza. El fotógrafo Gervasio Sánchez lo experimentó en carne propia cuando expuso sus “Vidas minadas” en la ONU, en abril del año pasado. El benévolo organismo acogió las fotografías con los rostros de los cojos, mancos y ciegos que las minas antipersona van dejando por el mundo, aunque le rogaron que omitiera los nombres de los países donde se habían fabricado esas minas. La desgracia de las víctimas quedó convertida en un accidente de la naturaleza, como si las minas fueran amapolas silvestres, nacidas de la lluvia y el sol alegre.

El lenguaje colabora en la ocultación. Los gobiernos, tan compasivos, siempre están combatiendo el mal. Hacen campañas de lucha contra el hambre, lucha contra la pobreza, lucha contra el cambio climático, lucha contra la explotación infantil. Golpean, como boxeadores sonados, una abstracción, una fantasmagoría. Si mencionaran a los especuladores de materias primas, estarían más cerca de acabar con el hambre. Si señalaran a las industrias contaminantes, evitarían el cambio climático. Si mencionaran a las empresas explotadoras de niños, acabarían con el trabajo infantil. Si nos dieran los nombres y los apellidos de los gobernantes corruptos, los jefes del FMI y la Organización Mundial de Comercio, y los ideólogos de la desigualdad, se erradicaría la pobreza.

Publicidad

Lo omiten, aunque sufren tremendo dolor por los desdichados del mundo. Salimos a jeremiada diaria. Y con esa hipocresía mantienen a salvo a los responsables. Cuando de ellos se trata, la abstracción trabaja a pleno rendimiento y encuentra en los modos de expresión el zulo donde ocultar a los malhechores.

5 Comments
  1. Octavio Alberola says

    ¡Bravo Irene! Ojalà vuestro nuevo medio pueda hacer esa labor de información y denuncia. Es más que un deber ético hacerlo. Es la supervivencia de la humanidad la que está amenazada.

  2. Pathros says

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones en el articulo. Bravo por tu labor de informacion y denuncia. es un deber, moral y ético (como dice Octavio Alberola)el hacerlo. Y tú con tus articulos nos animas a muchos a hacerlo. No cejes nunca en el empeño.

    Por otra parte, para ti, Irene, quiero decirte, que tú, ….eres Un soplo de aire fresco que entra en nuestras vidas en cada una de tus palabras y articulos.

    Gracias por todo lo que nos das. Un saludo Irene.

  3. cartero says

    Es que hay que ir a lo concreto, personas, fechas, acciones, empresas…
    Todo se va haciendo mierda en momentos concretos, fechas concretas, personas concretas, leyes concretas…
    Concreto,todo es concreto.Todo tiene nombre y apellido. Y al menos para mi es imprescindible conocerlo.

  4. soponcio says

    No quiero ser malo, porque el artículo me parece muy bueno, pero me pregunto como quedará el gremio periodístico si el director de Egunkaria que denució torturas tras ser detenido hace siete años por la Guardia Civil sale absuelto de los cargos que han pesado sebre él todo este tiempo. ¿Habrá algún acto de solidaridad en todo el estado por parte de los «compañeros» periodistas por haberse dado tan inquisiotorial proceso contra un medio de comunicación en nuestro Imperfecta democracia actual?.
    La supervivencia de la humanidad se ve amenazada en cada caso de torturas denunciado y no investigado en los regímenes que se dicen democráticos o en cada medio de comunicación que se cierra con acusaciones políticas de dudoso encaje jurídico. !Caso concreto aquí ahora y aún no cerrado!

  5. Treparriscos says

    Hola Irene, siempre es un placer leerte, ahora casi desnuda. Respecto a las minas,actualmente, sólo 15 países siguen fabricando (o no han renunciado a fabricar) minas antipersonales: China, Corea del Norte, Corea del Sur, Cuba,Egipto, Estados Unidos, India, Irán, Irak, Birmania, Nepal, Pakistán, Rusia, Singapur y Vietnam.(fuente http://es.wikipedia.org/wiki/Tratado_de_Ottawa ). Yo particularmente pienso que ese ejercicio que se hace periódicamente en los países desarrollados, algunos del G, consistente en votar democráticamente no sabemos qué, nos convierte a todos en sicarios. Con nuestro voto podemos licenciar a nuestros gobiernos para invadir países fuera de la legalidad internacional (Palestina, Iraq, Sáhara, ) apoyar las violaciones de derechos humanos (China, Venezuela, Marruecos, tantos otros). No se si por suerte o por desgracia vamos menos a votar (véase el caso de Francia 53,56% de abstención), bien por desinterés o por conciencia cada vez son (somos) mas. No quiero abstraerme y te diré que todos somos culpables, yo el primero.
    A otra cosa mariposa, desgraciadamente falleció Delibes y dejó una vacante en la academia, siendo tú una compositora de letras de primera fila creo que Miguel estaría orgulloso de que ocuparas su sillón, yo si lo estaría. Siempre y cuando no tenga Espe alguien preparado para quitárselo «al hp». Un saludo de tu admirador.

Leave A Reply

Your email address will not be published.