El 'guerrismo" celebra los 70 años de Guerra

6

Más de un centenar de notables guerristas y algunos que nunca lo fueron, como José Blanco y Joaquín Leguina, se reunieron la noche del lunes en una sala del Círculo de Bellas Artes para rendir homenaje a Alfonso Guerra en su 70 cumpleaños. Fue un acto privado y a puerta cerrada, del que los organizadores no quisieron ceder ni una foto, pese a la notoriedad pública de los asistentes.

Sin duda el más notable fue el histórico dirigente del SPD alemán, Oskar Lafontaine,-hoy en las filas de Die Linke (La Izquierda)-, quien pese a padecer una grave enfermedad, no quiso perder la oportunidad de agasajar al compañero Alfonso. Por él se enteraron algunos asistentes de que en los años de la amenaza golpista –finales de los 70 y primeros de los 80 del siglo pasado—fijó con Guerra un plan secreto de acogida de exiliados. La amenaza se concretó el 23-F de 1981, pero el golpe no triunfó y no fue necesario aplicarlo. Tal vez por eso, Guerra olvidó referirlo en sus memorias Cuando el tiempo nos alcanza.

Eran tiempos tremendos en los que había que ganar la democracia día a día y resolver las dificultades con imaginación y esfuerzo. La memoria es selectiva, pero la historia ahí está. Y de la historia inmediata venían muchos compañeros que formaron parte de la Ejecutiva del PSOE o de los primeros gobiernos socialistas tras el triunfo electoral de 1982. Allí estaban Guillermo Galeote, el principal sacrificado del caso Filesa; Salvador Clotas, José Félix Tezanos, organizador del evento desde la Fundación Sistema que preside el propio Guerra, y otros.

De los que fueron ministros, acudió el más alto pagano del GAL, José Barrionuevo, en compañía del también condenado Rafael Vera y de su sucesor, acusado y exonerado del caso de los fondos reservados, José Luis Corcuera. También llegaron Enrique Múgica, quien cumple 15 años como Defensor del Pueblo; Javier Saénz de Cosculluela y el ex rector de la Universidad de Alcalá de Henares y actual vicepresidente de Caja Madrid, Virgilio Zapatero.

Sobre las 20:10 llegó el homenajeado en compañía de sus hijos Alma y Alfonso. Como en los viejos tiempos, le recibió en la puerta su antiguo secretario, Rafael Delgado, de rostro cobrizo. Subieron a la quinta planta y entraron en la sala Ramón Gómez de la Serna, decorada para la ocasión con una gran foto en blanco y negro de cuando Guerra tenía 30 años. Sonaron aplausos y se sucedieron los abrazos y palmetazos.

Puesto que la ristra de loas podía ser interminable y los amigos y compañeros de Guerra saben que le encanta la lectura tanto o más que a José María Benegas, Ramón Jáuregui, Francisco Fernández Marugán –encargado, un año más, de convencer al PNV de que les ayude a aprobar el Presupuesto del Estado para 2011-- , Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Juan Barranco, José Cepeda, Rafael Simancas y, sobre todo, a José Acosta, correspondió a este entregarle el Liber amicorum, un volumen encuadernado en piel en el que los citados y 140 compañeros más han vertido sus elogios.

Guerra, vivamente emocionado, prorrumpió en un sentido monólogo del que algunos asistentes retuvieron el “adanismo”, esa tendencia de los líderes a considerarse los primeros socialistas de la creación. ¿Criticaba, acaso, veladamente, al secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, o al vicesecretario José Blanco, allí presente, por no consultar y tener en cuenta a los veteranos? Algunos asistentes así lo creyeron.

6 Comments
  1. José Jaime says

    Mis respetos a Lafontaine y feliz cumpleaños a Guerra. Pero cuando cierran las puertas en un acto de homenaje significa que algo o mucho tienen que esconder. ¿Por qué y de quién?

  2. Lucas says

    El más alto pagano del Gal, Barrionuevo, al que Guerra no acompañó a la cárcel…El de Filsea, Galeote, al que llamó «cojo inutil». ¡Qué cosas! Cuánta solidaridad interna, ¿verdad?

  3. Caraduras says

    Lo que es una pena es ver a un tipo como guerra (PSOE), dando «guerra» y viviendo del bote más de 35 años (como franco) , haciendo de la política una profesión, lo que es patético es que Rajoy (PP) haya sido ministro de casi todo y aún esté dando la vara … y lleva otros veinte años chupando .. y lo que ya es la risa es que la regeneración democrática la vaya a traer Rosita Díez y su «sectita» de UPyD , una señora que lleva también sus 30 años de «profesión política» … y lo que rondaré morena

  4. Ramón says

    Me impresiona que Guerra y los de la ejecutiva del entonces 23-F se dispusieran a defender la democracia largándose al exilio. Vaya si me impresiona su valentía.

  5. Felicidades says

    Mi felicitación tardía a Alfonso Guerra por su cumpleaños y mi interés por escucharo leer qué análisis hace de la política del presidente ZP. Ya sabemos que Felipe González habla con acierto y con frecuencia. Pero desconocemos lo que dice usted.

Leave A Reply

Your email address will not be published.