Los socialistas sacan las cuentas y los colores a Rajoy

2

En plena batalla provocada por los recortes que, a marchas forzadas, quiere impulsar el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero al gasto público, el Grupo Socialista ha querido poner su granito de arena. Si hasta hace apenas un mes el reproche mayoritario del PSOE al PP y a Mariano Rajoy era que “no dicen cuáles son sus propuestas, porque no las tienen o porque les da miedo desvelar su programa oculto”, el Grupo Socialista ha cambiado el paso y está elaborando un estudio de las propuestas que ha presentado o bien ha apoyado el PP en el Congreso de los Diputados. Según ese estudio, mientras el PP exigía austeridad, recortes y decisiones “duras” a Zapatero, suscribía, en paralelo, una serie de propuestas que supondrían 44.450 millones de euros al erario público o, lo que es lo mismo, un 4,22% del PIB.

El documento al que ha tenido acceso cuartopoder pretende exhibir las contradicciones del PP y sacarle los colores poniendo de manifiesto que, mientras clamaban por la aplicación de recortes, votaban a favor de inversiones y gastos multimillonarios. En apenas dos folios, el área económica del Grupo Socialista, recopila iniciativas y votaciones realizadas desde el inicio de la legislatura hasta el mes de febrero de 2010 y estima el coste de su aplicación o, directamente, aplica el cálculo económico que el Ministerio de Economía hizo en su día al respecto.

Así, entre las medidas recogidas en el mencionado estudio se encuentran  iniciativas como las  que solicitaban la reposición de las partidas presupuestarias recortadas en los acuerdos de disponibilidad de 2009 y 2010, cuya suma supondría para las cuentas públicas un coste total de 7.500 millones de euros, o la petición de reducir al 25% con carácter general el Impuesto de Sociedades (en la actualidad, sólo se benefician de esa reducción las Pymes), una rebaja que supondría una merma de 8.000 millones en la recaudación, según este estudio. También recoge la petición de crear una línea de crédito del ICO para facilitar el pago de las Corporaciones Locales a sus proveedores, cuya repercusión en el gasto se estima en más de 5.000 millones de euros; la anulación de la subida del IVA prevista para julio de 2010, que el Ejecutivo estima que supondrá una recaudación de 5.150 millones de euros, o la rebaja de dos puntos en las aportaciones del empresario a la Seguridad Social por contingencias comunes, que se estimó en su día en una merma en la recaudación de 5.200 millones de euros.

En total, el estudio, que llega hasta febrero del presente año, ha recopilado 14 iniciativas fiscales que supondrían una merma de 38.850 millones de euros en los ingresos, con el consiguiente debilitamiento de las cuentas públicas y unos gastos de 12.600 millones. Pero esos son los cálculos efectuados, bien por el Gobierno, bien por el área económica del Grupo Socialista, porque ninguna de las iniciativas suscritas por el PP llevaba adjunta una memoria económica.

Sin embargo, la difusión del documento en estos días supone un problema para los populares ya que, lejos de apoyar los recortes planteados por el Gobierno, se oponen a ellos. Es más, algunos de los dirigentes del partido han llegado a comprometerse a deshacerlos en cuanto lleguen a La Moncloa. Como ejemplo, el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, prometía hace unos días ante las cámaras de un programa televisivo, retornar la merma que suponga para los funcionarios la congelación de sus pensiones el año próximo, lo que supondría unos 1530 millones de euros, según estimó la propia vicepresidenta segunda y titular de economía, Elena Salgado, en su día. Así, si Zapatero ha dado un giro de 180 grados a su política económica, el PP lo ha dado a su argumentario y sus propuestas económicas. Pero en el Grupo socialista siguen lamentándose, documento en mano, de que una cosa es predicar y otra dar trigo y que el PP sólo utiliza la economía para dar leña al Ejecutivo y ahondar más si cabe en esa brecha electoral que se ha abierto a favor de los de Rajoy.

2 Comments
  1. Jose says

    Rajoy exigiendo más gasto social, actúa como un gran Marrullero. (Marrullero es todo el que intenta engañar a los demás en beneficio propio). Exige más gasto social para conseguir el voto de trabajadores y pensionistas. Y lo exige quien dijo que de llegar al poder aplicaría el mismo programa de Aznar en la crisis del período 1996-2004, ocultando que durante dicho período España pasó de gastar 1.904 euros, por habitante, menos que la media de la EU de los 15 a gastar 2.243 euros por habitante, menos al final del mandato de Aznar. Que diga Rato, ministro entonces de economía, a dónde fueron a parar los fondos de las áreas sociales: al presupuesto general del estado paraa reducir su déficit.

Leave A Reply

Your email address will not be published.