Chávez no quiere al PP cerca de sus urnas

1

Chávez, durante un mitin de su partido, el pasado día 4, en Barquisimento. / Efe

Publicidad

Hugo Chávez y su entorno mantienen su rechazo absoluto a la derecha española y, en particular, al PP, partido al que el mandatario venezolano sigue responsabilizando de haber colaborado y apoyado el golpe de estado que consiguió derrocarlo y sustituirlo durante dos días por el industrial venezolano Pedro Carmona, en 2002. Por eso, las autoridades venezolanas han trasladado de forma extraoficial y con pretendida discreción a diversos responsables de la política exterior española que prefieren que no haya ningún diputado del PP en la delegación institucional que viajará a Venezuela con motivo de las elecciones legislativas que se celebrarán en este país el próximo 26 de septiembre.

Publicidad

En realidad, la delegación institucional que partirá de España contará con dos representantes de las Cortes Generales: los presidentes de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso y de la Comisión de Iberoamérica, en el Senado, respectivamente. La invitación irá dirigida, pues, a Josep Antoni Duràn i Lleida y a Iñaki Anasagasti, que ocupan sendas presidencias. Pero si alguno de ellos declina la invitación, ésta se traslada a otro miembro de la Mesa de la Comisión en cuestión, por orden de rango.

Se da la circunstancia de que, en esta ocasión, la agenda de Duràn i Lleida le impide trasladarse a Venezuela para asistir a la recta final de la campaña, así como a la jornada electoral. Y para sustituirle hay dos vicepresidentes: el primero, el socialista José María, “Txiqui”, Benegas, y segundo, el diputado popular y ex presidente de Aragón, Santiago Lanzuela.

La posibilidad de que un diputado del PP forme parte de la mini-delegación española que asistirá a las elecciones en calidad de invitado, ha inquietado profundamente a las autoridades venezolanas, que no quieren ver cerca de las urnas el próximo 26 de septiembre, ni tratar como a invitados a quienes, en realidad, no desean invitar. Pero, aunque sería tan sencillo como escandaloso añadir un “reservado el derecho de admisión” a sus invitaciones,  están mandando mensajes a diferentes responsables de Asuntos Exteriores, del Congreso y del Senado, para evitar que las “casualidades”  y los imprevistos arrojen finalmente una composición no deseada en la delegación española visitante.

Así pues, la “casualidad” será seguramente la que convierta a Txiqui Benegas, en su calidad de vicepresidente segundo de la Comisión de Asuntos Exteriores, y a Iñaki Anasagasti en compañeros de viaje, en representación institucional de España. Ambos hijos de emigrantes vascos, nacieron en Venezuela y mantienen una estrecha relación con este país latinoamericano. Pero no han sido sus relaciones con la República Bolivariana de Venezuela lo que ha desatado el morbo de sus señorías, ajenas a las maniobras del régimen chavista, para evitar a representantes del PP en su tierra, sino el hecho de que socialista y peneuvista que antaño muñeron acuerdos y entendimientos entre sus partidos tengan días y kilómetros por delante para rememorar viejos tiempos, ahora que el PSOE y José Luis Rodríguez Zapatero tanto necesitan del apoyo del PNV para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2011.

1 Comment
  1. aguila says

    Chavez es un megalomano como Fidel que tiene hundido a su pais y lo que diga no tiene mayor importancia. Espero que no tarde 50 anos en reconocer que el sistema no funciona, como acaba de decir su padre politico, Fidel

Leave A Reply

Your email address will not be published.