Zapatero no deja de darle a los pedales

5
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la rueda de prensa que ofreciió ayer en Lisboa tras finalizar el Consejo del Atlántico Norte. / Efe

El debate parlamentario sobre el empleo dejó clara una cosa. El Gobierno que mata el PP goza de buena salud. Otra cosa es que, con la que está cayendo, no sea de roble. Pero de lo que no hay duda es de que está vivo. Incluso por cómo le huele la mierda cuando la caga (léase Sáhara Occidental, por poner un lamentable ejemplo cercano).

La evidencia del nuevo impulso que José Luís Rodríguez Zapatero quiere darle a su proyecto de salvar los muebles del Estado de Bienestar –y de paso los del PSOE- después de asegurar el apoyo parlamentario de PNV y CIU ha sido el calendario que aprobó el viernes el Consejo de Ministros de acuerdo con lo expresado por el propio presidente el jueves pasado en el Congreso. Un calendario que va a pisar callos hasta hacer sangrar los pies de los sectores afectados de aquí a las elecciones generales que el líder del PSOE hará en otoño del 2011 o en marzo del 2012 dependiendo como vayan los Presupuestos del último año de la legislatura.

Es un calendario lleno de propuestas que vienen a cumplir el fin de satisfacer las exigencias de Bruselas sobre el ajuste de la economía española que, otra vez más, consiste en hacer pagar la crisis a quien menos culpa tienen: los trabajadores y las clases medias, incluidas las funcionariales. Porque, eso sí, se supone que hay que tener cuidado para no enfadar a esos fantasmagóricos pero demoledores mercados internacionales que manejan los inversores de la banca y las multinacionales, no sea que se vayan a ir a otros países. (Y digo con ironía “se supone” porque sabemos que lo hacen de todos modos si les conviene, porque el dinero siempre viaja donde más renta).

El Gobierno tiene marcha para rato. El paquete de leyes que quiere aprobar el Consejo de Ministros de aquí a junio es nada menos que de 25 normas. Y, dice, es sólo una parte de lo que pretende reformar.

En diciembre de este año, se propondrá la Ley Concursal que trata de reducir en términos de costes monetarios y de tiempo todas las operaciones ligadas a los concursos de acreedores. Es una ley que trata de reformar la Justicia, en el mencionado ámbito, para facilitar la actividad económica.

Además, está la Ley Integral de igualdad de trato que establecerá mecanismos para garantizar la no discriminación, cualquiera que sea su origen: por nacimiento, raza, sexo, opinión… El Gobierno da la máxima importancia a esta ley en la que lleva trabajando mucho tiempo y que estaba en el Programa Electoral.

Este año se elaborarán también la Ley de Nuevas Tecnologías en la Administración de Justicia que va en la dirección de agilizar la justicia para que permita, también, mejorar el funcionamiento de nuestra economía; y la Ley General de Telecomunicaciones.

Durante el primer trimestre de 2011, el Gobierno pretende llevar al Parlamento, una vez que el Pacto de Toledo haga el dictamen correspondiente a la propuesta que ha hecho el Ejecutivo, pero no se fija mes exacto porque dependerá del trabajo parlamentario.

En enero, irán la Ley de Reforma de las Políticas Activas de Empleo (sobre las que el viernes ya se mantuvo una reunión con las CCAA), la de Modificación del Código Civil en materia de patria potestad, tutela y sucesiones en relación con la violencia de género y la de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles. También irán la Ley de Regulación del Juego y la de Residuos y Suelos Contaminados

En febrero, se pretende presentar la Ley de Servicios Profesionales, la de Calidad y Sostenibilidad del Medio Urbano y la Reguladora de la Jurisdicción Social.

En marzo van las polémica Ley de Negociación Colectiva, que está integrada en la Reforma Laboral, y la Ley de Gobierno Local. Ese mes se enviarán al Congreso la Ley sobre Cuidados Paliativos y Muerte Digna, la de Reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil y la de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias.

En abril se remitirán la de Eficiencia Energética y Energías Renovables, la de Reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial sobre Consejos Territoriales y de Universalización de la Cobertura Sanitaria del Sistema Nacional de Salud, que beneficiará a unos 200.0000 ciudadanos que ahora están fuera del Sistema.

En Mayo irán la Ley por la que se regulan los parámetros mínimos de calidad de los servicios de atención al cliente y la del Mueso Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Y en junio, para concluir, van la Ley de Mecenazgo, la Reguladora del Fondo de Capitalización para los Trabajadores (la aplicación del “modelo austriaco” recogido en la Reforma Laboral) y la Ley sobre Utilización del catalán, el vasco y el gallego ante grandes instituciones del Estado como el Tribunal Constitucional o el Consejo de Estado.

Significativamente, la actividad parlamentaria no va a faltar de aquí a las elecciones del 22 de mayo. Otra cosa es que dé resultado contra la crisis. Porque aquí, ahora, el blá, blá, blá sólo se valora cuando se materializa en euros que llevarse al bolsillo.

5 Comments
  1. Zaratustra says

    Haz como yo, hijo mío: pon el fondo austriaco en Suiza

  2. Jose says

    Sigo cavilando, sin saber si un gobierno tiene que dedicarse a hacer leyes o a hacer programas ejecutalbes,en los que consten clara y operativamente definidos, objetidos, medios , presupuestos y tiempo de ejecución. si alguien los sabe, que me lo cuente, porfa.En mi empresa a los directivos,nos pagan por lanzar programas y controlar su ejecución, eficacia, y rentabilidad. ¿Es la política otra cosa?

  3. Chinto says

    Jose: «La política, decía Groucho Marx, es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar despues los remedios equivocados».

  4. Pensador says

    Bastante distinto a lo de «quédate en la cama»

  5. Jordi says

    En fin, si bien es cierto que hay otro mundo posible…
    http://video.google.com/videoplay?docid=2868241603642036763#
    … Lo inteligente y práctico es irse preparando para las dos próximas décadas. Cuando llegue el rescate que llegará, tendremos 3 años duros. Pasado el tiempo vendrá una quita del 50% y una reestructuración de la deuda a 10, 15 o 20 años y del Estado del Biennestar no quedará ni los cimientos. Tal vez la próxima generación pueda construir ese otro Mundo Posible, nosotros enterramos el nuestro en ladrillos, corrupción y mentiras. Lo lamento, game over.

Leave A Reply

Your email address will not be published.