El futuro Museo de la Monarquía queda al margen de la crisis

6
Maqueta de la fachada del Museo de Colecciones Reales, de los arquitectos Emilio Tuñón y Luis Moreno Mansilla.

Los españoles contaremos con un Museo de la Monarquía en 2013. Según el ministro de la Presidencia, Ramon Jáuregui, para que podamos disfrutar del Museo de las Colecciones Reales, el “proyecto estrella” del Patrimonio Nacional-Real Casa, el Gobierno apenas ha reducido el presupuesto de ese organismo encargado de administrar y conservar los palacios y bienes adscritos a la Corona. Frente al 15%  de rebaja en el conjunto de la Administración General del Estado, el Patrimonio Nacional sólo experimenta una mengua del 1,3%. La administración y conservación del inmenso patrimonio cultural y arquitectónico de uso real nos costará 121 millones de euros el año que viene.

El Museo de la Monarquía se comenzó a construir hace cuatro años bajo el patio del Palacio Real de Madrid, con vistas al Campo del Moro. En la obra se han invertido unos 40 millones de euros hasta el momento. Si se mantiene el ritmo inversor, a razón de 15,5 millones anuales hasta 2013, el coste final frisará 80 millones de euros. Fuentes del Patrimonio Nacional reconocen que les hubiese gustado que el Museo de Colecciones Reales hubiese sido inaugurado coincidiendo con el trigésimo quinto aniversario de la coronación del rey Juan Carlos, es decir, ayer mismo. Pero de las obras sólo se sabe cuando empiezan, no cuando terminarán.

Publicidad

¿Qué interés tendrá el Museo de la Monarquía? Las fuentes consultadas aseguran que será alto y que en él se expondrán numerosos objetos de valor artístico y decorativo que ahora yacen en los sótanos palatinos. Podremos disfrutar visualmente de las colecciones de cuadros, tapices, estatuas, muebles, relojes, armas, carruajes, trajes e instrumentos musicales de los soberanos absolutos y relativos o constitucionales que en España han sido desde el siglo XVI hasta nuestros días.

Aunque las fuentes consultadas no lo aseguran, es muy probable que los jubilados puedan acceder al museo con tarifa reducida o gratis en los días señalados. Será una compensación por la congelación de las pensiones el año que viene y el siguiente si se prorroga el Presupuesto del Estado y no media oferta electoral. Si uno fuera jubilado y tuviera tiempo y curiosidad no dejaría de consultar el Libro de caza de Alfonso XII hasta encontrar la prueba de que además de liberal era un descreído del carajo.

Cuentan que el desdichado Borbón estaba tan enamorado de la bella Merceditas, María de las Mercedes de Orleáns, que cuando ella murió (de tifus), a los tres meses de haberse casado (1878), él buscó refugio a su desconsuelo en El Escorial y que allí, sin otro papel a mano que el Libro de caza, escribió que ni siquiera tenía el consuelo religioso del emperador Felipe II, pues él no creía en Dios. Claro que tampoco está confirmado que un material tan personal como los libros de caza y de cuernos vayan a ser expuestos y puedan ser consultados.

6 Comments
  1. Zaratustra says

    La historia real os cuesta mucho dinero y nunca la conocereis, amigos.

  2. Yoyoba says

    Republicana es la luna
    republicano es el sol
    republicano es el aire
    republicano soy yo
    Miguel Hernández

Leave A Reply

Your email address will not be published.