El duelo por meter o sacar a Zapatero de la campaña electoral

2
Rubalcaba ha comenzado a sustituir a Zapatero en los mítines de presentación de candidatos. En la foto del pasado día 12, con el valenciano Jorge Alarte. / Manuel Bruque (Efe)

Este fin de semana ha quedado clara la estrategia electoral que unos y otros, PSOE y PP, han venido dando a entender desde hace meses. Los socialistas quieren sacar a José Luis Rodríguez Zapatero del debate que va a generar la campaña electoral en las municipales y autonómicas del 22 de mayo y los conservadores harán todo lo posible para que vaya en el paquete junto a sus candidatos de cada autonomía o ayuntamiento en liza.

El evidente desgaste de la figura del presidente que demuestran las encuestas, empezando por la del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), consecuencia sin duda de la crisis económica, es el referente de las estrategias encontradas de los dos grandes partidos.

El PP pretende hacer reflexionar a los electores colocándoles sin cesar la foto fija de, pongamos por caso, de Zapatero y el presidente castellano-manchego, José María Barreda, o el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch. Y bien juntitos. El objetivo es que, de aquí a mayo, los electores juzguen tanto o más la gestión de España que la de cada alcaldía o comunidad autónoma, que ambas no se desliguen. Es decir, que los buenos gestores socialistas de una ciudad o territorio, siempre tan decisivos en estos comicios, lleven de golilla la rueda de molino que a su juicio supone Zapatero.

Dolores de Cospedal dio buen ejemplo de ello el pasado sábado con unas declaraciones que hizo en Albacete. La presidenta del PP de Castilla-La Mancha y secretaria general de esta formación a nivel nacional pidió a los ciudadanos “un cambio político para crear empleo frente al agotamiento de ZP y Barreda”. Y no dejó de citarlos al unísono tanto para decir que no tienen plan económico como que ambos apoyan una reforma laboral que no ha creado empleo y que el líder autonómico ha respaldado “enviando como flamante número dos del Ministerio de Trabajo a la consejera de Castilla-La Mancha, que ha batido todos los récords históricos con 200.000 hombres y mujeres de nuestra tierra que quieren trabajar y no pueden”.

La buena prueba de que los socialistas andan en lo contrario la dio el mismo día 11 Elena Valenciano, la vice-coordinadora y portavoz del Comité Electoral del PSOE, cuando salió a informar a los medios de comunicación de la reunión con la que el Comité Federal del PSOE, reunido con todos los comités regionales, efectuó el pistoletazo de salida de la campaña para las próximas elecciones. “Nuestra campaña se dirigirá –explicó– a responder la pregunta para la que han sido convocados los españoles el próximo 22 de mayo: ¿Quién considera que es mejor como alcalde o alcaldesa para su pueblo o ciudad? y ¿quién considera que es mejor presidente o presidenta para su comunidad autónoma?”. Es evidente que se trata de separar, desligar cuanto más mejor, las municipales de unas generales que deben celebrarse, en el más limitado de los casos, nueve meses después. Y, al tiempo, de no mezclar a Zapatero en la campaña en la medida que sea posible.

Es algo que, por otro lado, han reclamado más de uno y más de dos alcaldes y presidentes autonómicos socialistas, que consideran que pueden vencer a su adversario si es un duelo territorial pero pierden si se mezclan el duelo nacional y la desgastada figura de Zapatero. Un desgaste del que es muy consciente hasta el propio presidente, según manifiestan en privado algunos destacados miembros del Gobierno que, no obstante, confían en que su prestigio remonte el vuelo como les ha ocurrido, por ejemplo, a Barack Obama, Ángela Merkel o Nicolás Sarkozy una vez superado lo peor de la crisis que les desprestigió.


loading...

2 Comments
  1. Zaratustra says

    Si ZP no les funciona, que busquen otra marca de automovil

  2. Pensador says

    Se está siendo muy injusto con Zapatero. Sobre todo la izquierda, porque de la derecha no espero nada bueno.

Leave A Reply

Your email address will not be published.