Rosa Díez, de José María Fidalgo: "Está y se le espera"

9
Rosa Díez, en una reciente intervención en el Congreso. / upyd.es

La última vez que me topé con Rosa Díez en el Congreso fue en el pasillo, con un servidor acodado en el busto de Sagasta o de Celestino Martos, no recuerdo bien. Lo de ayer fue mucho más glamuroso porque el encuentro se produjo en el Salón de los Pasos Perdidos, que es donde sus señorías gastan la alfombra arriba y abajo con paseos cortos, susurran entre ellos como si lo que se dijesen fuera muy importante o, lo más normal, hablan por el móvil con la familia y se interesan por la merienda de los niños.

Pegar la hebra con un diputado es relativamente sencillo. Lo normal es iniciar la charla con el universal “contigo quería yo hablar”, aunque a veces no está de más hacerse el interesante . “¿No habrás visto a Llamazares?”, le pregunto. “Acabo de verle salir”, me dice. “Pues nada, aprovecho porque contigo quería yo hablar…”.

Publicidad

Y hablamos. Primero del estado general de una democracia tan incipiente como incomprensible, en la que un 80% de los ciudadanos se declaran hasta el gorro de los dos grandes partidos pero, al mismo tiempo, se muestran dispuestos a seguirles votando. “Habrá que empezar a hacer lo de Anguita: echar la bronca a los electores y decirles que tienen lo que se merecen”, bromea. No es mala idea.

Me vuelvo a interesar por José María Fidalgo, el ex secretario general de CCOO, y doy por hecho que será su pareja de baile en las próximas elecciones generales. No le arranco ni un sí ni un no. “Está y se le espera”, me confiesa. A los tipos tan altos debe costarles dar el paso definitivo, y Fidalgo es kilométrico, de ahí sus renuencias. El ex sindicalista se gana bien la vida entre fundaciones, conferencias y tertulias, aunque uno no se le imagina de ponente permanente de la FAES de Aznar. UPyD cuenta con él y le hará un sitio lo suficientemente cómodo para sus dimensiones, de eso no cabe duda.

Pasamos de puntillas por las autonómicas y municipales de mayo.  Confirmo que Toni Cantó, que el día 13 estrena Vida Loca en Telecinco, cerrará la lista a la Asamblea de Madrid que encabeza Luis de Velasco. A Rosa Díez se le ocurre de repente que unir las elecciones locales con las generales sería un gran ahorro, y de ahorro UPyD entiende bastante. Ha devuelto 130.000 euros a los simpatizantes que compraron bonos para contribuir al lanzamiento del partido y aspira a financiarse únicamente con las cuotas de los afiliados y las subvenciones por representación.  Salvo las cuatro líneas de crédito que mantiene abiertas, no tiene deuda con los bancos. Cada uno de los 7.000 afiliados paga 20 euros al mes.

La conversación termina cuando llaman a votar. Un día de estos si ando listo pillo a Llamazares y le pregunto por Rosa Díez.

9 Comments
  1. Jonatan says

    Bienvenido a su blog, Escudier. No se meta usted con Fidalgo, hombre; es uno de los escasos hombres públicos que parece honrado y sensato. En cuanto al tuteo de los chicos de la prensa con sus señorías, me recuerda lo que dijo aquél del Imperio británico: la decadencia empezó cuando los soldados de Su Majestad se exhibieron en pantalón corto, tan uniformaditos ellos. Pues, igual, aunque puede que exagere…

  2. Javi says

    Me alegro muchísimo de que José María Fidalgo, al igual que mucha otra gente se sumen a este interesante y experanzador proyecto.
    Mucha suerte a UPyD, sois muy pero que muy necesarios

  3. Mariana says

    Me parece un hombre honesto, muy honesto y esto es mucho decir en la política española.

  4. animal says

    Puede que Fidalgo se lo piense tanto porque UPyD pide mucho a los suyos y no les ofrece grandes recompensas. Pero creo que si es una persona realmente comprometida con sus ideas, terminará uniéndose al proyecto

  5. Sanse says

    Siempre me ha parecido Fidalgo una persona íntegra y muy razonable. Me alegro que apoye a UPyD

  6. Julia velasco de la Fuente says

    Yo cuando voto a las personas no suelo equivocarme.Acecto por mi sera bienvenido.SUERTE.

  7. Ciudadano demócrata says

    Mi voto para UPyD , … por el cambio

Leave A Reply

Your email address will not be published.