El PP duda entre suprimir Educación para la Ciudadanía o sustituirla por otra asignatura: Europa

Sandra Moneo, en una imagen del pasado día 2. / pp.es

Han sido tantas las veces que el PP se ha dirigido al Gobierno tildando de simples ocurrencias las propuestas de los socialistas que cabría esperar mayor enjundia de las suyas, sobre todo en temas que vienen de antiguo y del que los populares han hecho caballo de batalla.

Uno de ellos es el destino que el PP daría a la asignatura Educación para la Ciudadanía en el caso de llegar al Gobierno. El PP empezó abogando por la supresión, aunque en las conversaciones del pacto educativo del pasado año defendió eliminarla en Primaria y repartir sus contenidos por el resto de asignaturas y mantenerla en la ESO pero centrada en el conocimiento de la Constitución.

Publicidad

Malogrado el pacto, los populares volvieron a la casilla de salida. Este pasado sábado la secretaria nacional de Educación del PP, Sandra Moneo, aseguraba en Murcia que de llegar al Ejecutivo su partido acabaría con Educación para la Ciudadanía porque “ha nacido el enfrentamiento, no se ajustan sus contenidos a su nomenclatura y resta horas a otras materias más importantes para la formación de los alumnos”.

Sin embargo, no es la única opción que baraja el PP, según ha podido saber este diario de labios de un cualificado dirigente popular.  ¿La alternativa? Sustituirla por otra asignatura, Europa, “ya que ahí está una parte de nuestra historia como nación”.  Se ignora si el contenido se limitaría a la historia del continente, al estudio de las instituciones europeas, o a un compendio de ambas materias, aunque bastaría con dejar el asunto en manos de FAES para que los chicos de Aznar editaran hasta el libro de texto en el tiempo en el que Rajoy se fuma un habano. Da gusto que la oposición tenga así de claras las cosas.