Miquel Iceta y Montserrat Tura, virtuales aspirantes al trono de Montilla en el PSC

1
Montserrat Tura (izqda.) y Miquel Iceta. / montserrattura.wordpress.com e iceta.org

Entretenidos con la sucesión de Zapatero, apenas se ha prestado atención a otro relevo anunciado en las filas socialistas, como es el de José Montilla al frente del PSC. Probablemente, el honorable debió de haber hecho mutis al perder con estrépito las elecciones autonómicas, pero entre el dichoso seny que, al parecer, le obligaba a no abandonar el timón del barco con las elecciones municipales a la vuelta de la esquina, y que nadie le puso pegas para que pilotara la transición, el de Iznájar llegará hasta el congreso de octubre como primer secretario del partido. Montilla pintaba poco antes de que promoviera a su consejera Montserrat Tura como alternativa al actual alcalde de Barcelona, Jordi Hereu. Pero tras perder Tura las primarias, el ex presidente de la Generalitat dejó de pintar un pimiento.

El relevo de Montilla hubiera pasado de manera natural y sin grandes debates a la ministra de Defensa, pero las ambiciones de Carme Chacón exceden a Cataluña. La protegida de Zapatero aspira a heredarle no ya como candidata a la presidencia del Gobierno en 2012, que es algo parecido a ir al matadero, sino como líder del PSOE, aunque antes debe resolver un pequeño problema de intendencia: para ocupar la secretaría general antes hay que ser militante, y Chacón está afiliada al PSC y no al PSOE. Pueden apostar a que, llegado el caso, resolverá este pequeño inconveniente, ya sea con el protocolo que vincula a ambas organizaciones o sin él.

Publicidad

Volviendo al PSC, a estas alturas dos son los virtuales aspirantes al trono que el rey Montilla dejará vacante. Una es la propia Montserrat Tura, quien, al menos antes de pactar con el viejo aparato del PSC, contaba con el respaldo del ala más catalanista del partido, en la que también se encuadra Ernest Maragall, el hermanísimo. Tura es mujer ambiciosa, y tras obtener el respaldo del 40% de la federación barcelonesa en las primarias contra Hereu, se ve con fuerzas para dar la batalla. La prueba de su disposición es el mantenimiento de algunas de las plataformas que le dieron apoyo en las primarias, que hubieran debido disolverse tras la victoria de Hereu y no lo han hecho.

El segundo candidato es Miquel Iceta, viceprimer secretario del PSC y miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE. Iceta cuenta con el apoyo de una parte del núcleo duro de la organización. Que el citado Maragall haya reclamado públicamente que tanto él como el secretario de Organización José Zaragoza acompañen a Montilla en su adiós no hace sino poner sus intenciones negro sobre blanco.

La quiniela definitiva de candidatos se conformará después de las elecciones municipales, y sobre ella tendrán mucho que decir varios alcaldes del PSC, que históricamente han ejercido en la sombra el poder de la organización. Algunos, como los actuales regidores de Tarragona y Tarrasa, Josep Félix Ballesteros, y Pere Navarro, respectivamente, han sonado incluso como alternativas a Montilla. Su influencia se apreciará mejor tras los comicios ya que, como todo el mundo sabe, un alcalde manda mucho más que un ex alcalde. Para la solución definitiva del crucigrama habrá que esperar a octubre.

1 Comment
  1. Roberto says

    Anda que no les queda travesía del desierto…

Leave A Reply

Your email address will not be published.