Sortu se equivocó de preposición

9
Los promotores de Sortu, el pasado 9 de febrero, a las puertas del Ministerio del Interior, a donde acudieron para inscribir la nueva formación política de la izquierda 'abertzale'. / Ballesteros (Efe)

El rechazo de la inscripción de Sortu en el registro de partidos políticos resuelve el primer paso jurídico, pero el dilema político persiste. No lo perdamos de vista porque seguirá planteado en los próximos meses, quizá años. ¿Nos creemos el distanciamiento de la izquierda abertzale de ETA o no?

Las alegaciones presentadas por los abogados de Sortu han resultado bastante endebles. Han explicado el proceso asambleario que desembocó en el rechazo a la violencia de los abertzales. Pero siguen sin aclarar por qué ese debate interno no culminó pidiéndole a ETA el abandono definitivo de las armas, tal como figura en los principios Mitchell tan del agrado de los abertzales. Ya sé que esa petición no es un requisito legal. En cambio, sí era el requisito necesario para hacer verosímil su cambio de opinión. Y el dilema político trata de la verosimilitud que tiene la nueva postura de la izquierda abertzale. Si después de tan trascendente debate interno, sólo son capaces de pedir a ETA un alto el fuego, algo sencillo de cumplir, y no el cese definitivo de la violencia, esto sólo puede significar que la banda terrorista aún tiene mucho más poder sobre la izquierda abertzale del que nos quieren hacer creer. Aun cuando su intención fuera sincera, lo menos que se puede decir de Sortu es que equivoca la preposición: rechazar la violencia no es algo que pueda hacer sin ETA, debe hacerlo contra ETA.

Publicidad

En cuanto a los que creen que legalizando Sortu habríamos reforzado a los “pacíficos” y habríamos acelerado el fin de ETA, la historia de los últimos 30 años demuestra lo contrario: a nuestra condescendencia han respondido con más violencia. Hemos pasado décadas tratando de integrarlos, intentando convencerlos de las bondades de la democracia y las ventajas de discutir con los que no piensan como uno, en vez de matarlos. Nuestra comprensión no resultó tan persuasiva como el acoso policial. Y casualmente, cuando se han visto ilegalizados con las bendiciones de todos los tribunales, incluso el de Estrasburgo, sólo entonces, han sentido unos deseos irreprimibles de ser demócratas. Hay motivos para pensar que el fallo desfavorable del Supremo no los desalentará, sino que fortalecerá su conversión. Los hechos recientes indican que la ilegalización no les hará menos demócratas, sino más. Al tiempo.

9 Comments
  1. Ricardo says

    Sortu dice que quiere ser como “nosotros” y poder ser votados en unas elecciones democráticas. Para ello ha escrito unas palabras en un papel diciendo que “ellos” son como “nosotros” y así poder ser autorizados a presentarse a unas elecciones.

    “Nosotros” no solo decimos que condenamos la violencia futura, también la pasada, sino que también lo pensamos y lo sentimos de verdad, con SINCERIDAD, con el corazón. “Ellos” han puesto unas letras en un papel que dice más o menos lo mismo, pero la diferencia es que no lo piensan, no lo sienten de verdad, sinceramente.

    Ya sé que eso no vale, que hay unos señores de negro muy serios y doctos que tienen que decidir sobre papeles y escritos y no sobre mentes y almas. Pero a mí me importa un huevo de pato. Estos pájaros no son trigo limpio. Como dijo el jefe Sioux Toro Sentado “Sortu hablar con lengua de serpiente”.

  2. anick says

    SORTU no es muy diferente al PSOE de ZP que «rechazaba» la invasión de Irak y nos embarca en la de Libia.
    ¿podemos creernos el falso pacifismo de determinados periodistas y políticos de nuestro estado?. Evidentemente no y los hay que su claro compromiso con la guerra no se queda solo para los conflictos de oriente o áfrica, parecen encantados con que en el País Vasco siga la violencia de unos y la impunidad de las torturas de los otros.

    Llegarán instancias internacionales y sacarán los colores a la nunca depurada justicia postfranquista (en libia también es un ministro de gadaffi firmante de sentencias de muerte el abanderado de la oposición) como últimamente con el derecho a la libertad de expresión de Arnaldo Otegui o los casos de torturas que nuestro régimen se niega a investigar. Eso sí como todos los regímenes tiene a su periodistas palmeros que criticar estas resoluciones de organismos de justicia internacional en estos casos, al contrario cuanto estos mismo organismos acusan por los mismo motivos y justas causas a Gadaffi, Castro o Chavez.
    ¿democria ilegalizando partidos que rechazan la violencia? Como Cuba, Libia o China, nos vamos homologando.

  3. mara jade says

    «la historia de los últimos 30 años demuestra lo contrario: a nuestra condescendencia han respondido con más violencia. Hemos pasado décadas tratando de integrarlos, intentando convencerlos de las bondades de la democracia y las ventajas de discutir con los que no piensan como uno, en vez de matarlos. Nuestra comprensión no resultó tan persuasiva como el acoso policial. Y casualmente, cuando se han visto ilegalizados con las bendiciones de todos los tribunales, incluso el de Estrasburgo, sólo entonces, han sentido unos deseos irreprimibles de ser demócratas.»

    Tal vez lleváis 30 años intentando auto-convenceros de las bondades de una democracia que no existe.
    Tener derecho al voto una vez cada 4 años y se acabó. Esa es la democracia que afirmas llena de bondades. Dar un cheque en blanco al partido de turno para que haga y deshaga a su antojo, sin ningún tipo de freno, ni voz de la población, ni lugar al pensamiento independiente, puesto que el partido actúa en bloque, no cabe la opinión particular y la obra en consecuencia.

    Discutir con los que no piensan como uno está lleno de ventajas, estoy de acuerdo, pero lo que el estado español viene haciendo es silenciar, esconder y negar la existencia de quienes le contestan y discrepan. Eso sí, todos fichados, todos controlados, todos comodines de la baraja para arrojarlos a la opinión pública cuando las cosas se tuercen en España y hay que despistar al electorado.

    «Décadas intentando integrarlos», esa es la cuestión, tratar de integrar a quien no sólo no quiere ser integrado, sino que precisamente quiere todo lo contrario. Y con mucho empeño además, reprimiendo, encarcelando, castigando, acosando y torturando. Y por supuesto ignorando la cuestión y poniendo en primera linea de la opinión pública, únicamente los efectos del conflicto vasco contra los intereses españoles, y ninguneando al mismo tiempo los efectos del conflicto español contra los intereses de los vascos. Esto es manipulación de manual.

    ¿De qué comprensión hablas?

    Y por último, casualmente cuando entran en el juego que ha establecido España, se distorsionan, se transforman, se cambian las reglas in extremis. Todo lo que sea necesario, con tal de que parezca, que una vez más, el estado democrático de derecho y de las JONS sale victorioso frente al insurrecto=separatista=terrorista=vasco.

    Pues no cuela. Esta vez el PPSOE se han pasado de listos y no les va a salir barato.

  4. Andres says

    ¿El PP condena la violencia pasada? Pero si está lleno de militantes de Fuerza Nueva, camaradas de los asesinos de Atocha o del atentado a «El PAPUS»o a la sede del CAUM o el de Montejurra.
    ¿el PSOE condena la violencia pasada ? ¿cómo haciendo homenajes a Barrionuevo, Vera y Galindo día sí día también y negando los hechos recogidos en la sentencia que les condena?
    ¿El PPSOE condena la violencia presente? Negando investigar las torturas que se producen diariamente y mirando para otro lado con las recomendaciones de AI para que dejen de producirse.

    Es el PPSOE el que habla con lengua de serpiente como cantara KRahe y hoy más que nunca se evidencia la hipocresía de los mal llamados constitucionalista «no violentos», atacando paises con bombas y mentiras. Pero ya sabemos de la buena conciencia de los votantes del corrupto PPSOE «los del ERE y el GURTEL» que ven la paja en el ojo ajeno.

  5. Ricardo says

    Me pregunto cuanto tiempo tiene que transcurrir para que el ser humano modifique sus convicciones políticas, religiosas, supersticiones, tabúes, etc. Por ejemplo a mí me ha llevado décadas cambiar algunos de mis postulados mas sencillos. Estoy hablando de matices, no de convicciones profundas.

    Por ejemplo imagino que a Tolstoi, Gandhi, o Luter Kings, les llevaría toda una vida cambiar sus postulados de no violencia, hacia la agresión, el asesinato o la guerra, si es que tal supuesto fuera posible. Del mismo modo alguien que ha sido partidario de la violencia y del asesinato le llevaría casi toda una vida o al menos muchos años, quizás al menos una década cambiar sus posiciones violentas hacia el pacifismo.

    Este preámbulo viene a colación porque el último asesinato planificado, premeditado fue perpetrado por ETA en julio de 2009. Me pregunto si alguien que no condenó aquel atentado puede hoy solo 20 meses después, haber cambiado tanto como para condenar el asesinato y la violencia con sinceridad, o si por el contrario su cambio de postura o discurso solo es una mascara de conveniencia. Un burdo y pueril engaño. Una burla.

  6. El mundo estaría mejor sin militares y sin polìtcos corruptos de aquí y de allá says

    Tal como se verá, la guerra no sólo logra la destrucción necesaria, sino que lo hace de una forma aceptable psicológicamente. En principio, resultaría bastante sencillo malgastar la mano de obra excedente en la construcción de templos y pirámides, en abrir zanjas y volverlas a rellenar, o incluso en producir enormes cantidades de mercancías que posteriormente se quemarían. Pero así únicamente la base económica, y no la emocional, en la que se asienta una sociedad jerarquizada. Lo que aquí nos interesa no es la moral de las masas, cuya actitud es irrelevante siempre que se mantengan firmes en el trabajo, sino la moral del Partido. Se espera que hasta el miembro más humilde del Partido sea competente, trabajador e incluso inteligente –siempre dentro de unos límites reducidos–, pero también es necesario que sea un fanático crédulo e ignorante dominado por el miedo, el odio, la adulación y el triunfalismo orgiástico. En otras palabras, es necesario que tenga una mentalidad apropiada al estado de guerra. No importa si hay guerra o no; y como no es posible una victoria decisiva, tampoco importa si la guerra va bien o mal. Lo único necesario es que exista una sensación de guerra.

  7. Magistrados discrepantes ¿Serán acusados de probatasunos por el PPSOE y la AVT? says

    Tres de los siete magistrados que manifestaron su discrepancia con la decisión de la mayoría de la Sala del 61 de prohibir la inscripción de Sortu en el Registro de Partidos Políticos son presidentes de Sala del Tribunal Supremo. Se trata de los magistrados Juan Antonio Xiol Ríos (presidente de lo Civil del Supremo), José Manuel Sieira (de lo Contencioso-Administrativo) y Gonzalo Moliner (de lo Social), han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la deliberacion.

    Estos tres magistrados manifestaron su oposición a los argumentos defendidos por el magistrado ponente, Carlos Lesmes, si bien ninguno de ellos anunció su intención de emitir un voto particular al auto, cosa que sí hicieron Rafael Gimeno-Bayón, Manuel Ramón Alarcón y José Luis Calvo Cabello, según las mismas fuentes.

    El séptimo discrepante sería el magistrado de lo Penal Alberto Jorge Barreiro, que también habría dado a conocer sus «peros» a lo señalado en la ponencia frente a los nueve magistrados que mostraron su conformidad con la decisión de considerar a Sortu sucesora de la ilegalizada Batasuna. Todos los discrepantes se incardinarían en el «ala progresista» de la Sala del 61.

    De momento se sabe que los votos particulares serán los de Gimeno-Bayón, Alarcón y Calvo Cabello, si bien este número podría aumentar si deciden presentar el suyo propio otros magistrados discrepantes una vez tenga acceso al contenido exacto del auto redactado por Lesmes. Otra posibilidad es que estos magistrados se adhieran a alguno de los votos de los tres primeros.

  8. Blas says

    «Pero siguen sin aclarar por qué ese debate interno no culminó pidiéndole a ETA el abandono definitivo de las armas, tal como figura en los principios Mitchell tan del agrado de los abertzales.»
    Visto que las intenciones (de los otros) cada uno las juzga como le viene al pairo, y es muy libre de opinar como le venga en gana…Al menos, habremos de abordar los hechos de forma no incontrovertible. Echa un vistazo a esto, querida Irene: http://www.rtve.es/noticias/20110327/nuevo-comunicado-eta-ell-apuesta-verificacion-internacional/419958.shtml
    Ya ves , es una fuente oficial: en ella se informa también del precedente alto el fuego de ETA hecha en enero. Pues bien, Batasuna ya en ese momento les pidió el abandono de las armas. ¿A qué viene entonces esa machacona insistencia en que el mundo abertzale sigue sin condenar la violencia, sin pedir a ETA el abandono definitivo de las armas, y ya no sé qué más, etcétera?

  9. yo says

    para IRENE LOZANO:
    siento una inmensa alegria cuando alguien te mira a los ojos y te da una inmensa sorpresa . Ala te otorgara del paraiso y te dara una inmensa alegria . un beso .
    salam

Leave A Reply

Your email address will not be published.