Zapatero anuncia su retirada, aunque agotará la legislatura

4
Zapatero, en un momento de su intervención ante el Comité Federal del PSOE. / Inma Mesa (Efe)

No voy a ser candidato en las próximas elecciones generales”. Con este anuncio, el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE ha abierto la carrera sucesoria ante el Comité Federal del PSOE. José Luis Rodríguez Zapatero no quiere que ningún dirigente regional sufra el voto de castigo por la gestión del Gobierno de la nación en las autonómicas y municipales del 22 de mayo y, por otra parte, los socialistas estiman que el mejor modo de “tensar” y “movilizar al partido” será la convocatoria de elecciones primarias el próximo otoño. Eso sí, Zapatero seguirá gobernando “hasta el último día” y agotará la legislatura, tal como le pidieron hace una semana los cuarenta principales empresarios y banqueros del país.

Llevaba treinta minutos hablando de las perspectivas de mejora económica y de la situación general del país ante los principales cuadros y dirigentes del partido cuando introdujo su anunció de que no repetirá como candidato en las elecciones de 2012, algo que algunos pedían y otros esperaban. Unas horas antes había concedido una entrevista a cinco grandes periódicos internacionales, incluido El País, en la que utilizaba el símil futbolístico para anunciar su disposición a arrojar la toalla “porque no se puede ser siempre el mejor delantero”.

Publicidad

Para negar que se sintiera presionado dentro o fuera del partido, aseguró que “lo tenía pensado desde hace siete años; dos mandatos son suficientes”. Y mostró su disposición a seguir gobernando hasta el último día, pues será él quien culmine las reformas económicas que España necesita para salir de la crisis y quien se ocupe, además, de “hacer campaña” para explicar cómo en tiempos tan duros como los que le ha tocado gobernar ha conseguido salvar los elementos básicos del Estado del bienestar y las políticas sociales.

Con el esperado anuncio comienza la carrera sucesoria, si bien, la mayor parte de los dirigentes socialistas piden que se mantenga la calma y el partido centre su esfuerzo en conseguir los mejores resultados en las elecciones de mayo. Será después cuando un próximo Comité Federal, previsto para junio, decidirá activar el proceso de elecciones primarias para elegir al candidato.

A puerta cerrada Zapatero reconoció que desea que el primero de septiembre haya un candidato. La Ejecutiva propondrá a uno, supuestamente el vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, pero Zapatero quiso dejar claro que “el mecanismo del dedazo no es nuestro estilo ni el que desea la mayoría de la sociedad española”.

El presidente, que no ocultó su preferencia por la concurrencia de más de un candidato y pidió a los que concurran que se mantenga “leales” al partido y al principio de “sumar e integrar”. También aclaró que  nunca estuvo en su ánimo mantener la incógnita sobre su presentación hasta el último momento e insistió en que “dos legislaturas es lo razonable” y lo más conveniente para el país y para su familia. “Durante el último año, esa convicción no ha hecho más que crecer en mi animo”, dijo.

Todos los barones pidieron la palabra y, según fuentes de la reunión, se mostraron respetuosos con la decisión. El presidente del Congreso y contrincante de Zapatero en el congreso del año 2000, José Bono, manifestó su “lealtad y respeto” y dijo al salir de la sala que “ha hablado quien debía” y ahora lo que tiene que hacer el PSOE es “ganar las elecciones del 22 de mayo”. En el último mes, Bono, que dijo hace dos años que Zapatero no repetiría, se ha reunido en su despacho con el presidente y con el virtual sucesor, Pérez Rubalcaba. En las filas socialistas se abre paso, no obstante, la figura de Carme Chacón, como la “candidata de futuro” tanto si fallara Rubalcaba como si perdiera las elecciones de marzo de 2012.

En todo caso, tras el decisivo anuncio del presidente, la mayor parte de los que intervinieron en el Comité Federal apostaron por respetar los tiempos y centrarse en la recuperación económica y en obtener un resultado decoroso en los comicios municipales y autonómicos que, por otra parte, servirán para medir la fortaleza de las distintas federaciones y organizaciones territoriales que conforman el PSOE.

De inmediato surgieron los primeros balances sobre lo que algunos ya han comenzado a llamar “la década prodigiosa” del presidente Zapatero en materia de derechos civiles. Algunos dirigentes destacaron su trayectoria: el triunfo electoral de 2004 sobre un PP que contaba con mayoría absoluta, el nuevo estilo, los acuerdos con la izquierda para desarrollar leyes de derechos civiles (Ley de la Memoria Histórica, el matrimonio de personas del mismo sexo, Ley de Igualdad, Ley del Aborto), sociales (Ley de la Dependencia) y con los nacionalistas para intentar el fin de ETA.

El impacto de la crisis financiera y económica, con un saldo de cuatro millones y medio de parados, y el ajuste duro del déficit público, con decisiones impopulares, han lastrado sin embargo, el segundo mandato de Zapatero al frente del PSOE. Pero él confía en la salida paulatina de la crisis y en que se vuelva a crear empleo. Su deseo es retirarse en León, donde es profesor universitario y se está construyendo una casa, y ser recordado como “un buen presidente”.

4 Comments
  1. Alicia says

    Tan importante como saber llegar es saber marcharse, y Zapatero lo hace por muy mal que parezca a muchos que llevan toda la vida de mandibularios bajo las siglas del psoe

  2. Zaratustra says

    Terminan los ciclos políticos, corren las generaciones a su encuentro con la realización y unas tras otras querrán cambiarlo todo para que todo siga igual.

  3. Cayetano says

    No importa quien le sustituya, así como si gana o pierde el PP las elecciones, los dos partidos son caras de una misma moneda y los gobiernos son títeres en manos de banqueros, especuladores y demás gente, o sea que poco o nada va a cambiar en España.

  4. Ramon says

    Que tanta ventura lleve como descanso deja este hombre que fue a adorar al papa, se hizo obamista y nos explicó que la fiscalidad y la economía no es de derecha ni de izquierda; una lumbrera.

Leave A Reply

Your email address will not be published.