Zapatero mete a Chacón en la carrera para disgusto de Rubalcaba y Blanco

2
Rubalcaba y Chacón, sonrientes, en la reunión del Comité Federal del PSOE, celebrada ayer sábado. / E. Naranjo (Efe)

Zapatero frenó ayer en seco la operación puesta  en marcha desde hace meses por el tándem que aspira a repartirse en el poder en el PSOE tras su marcha, el formado por Alfredo Pérez Rubalcaba y José Blanco, y metió deliberadamente en la carrera de la sucesión a la ministra de Defensa, Carme Chacón, contra la voluntad de ambos, según han informado a cuartopoder.es destacados dirigentes socialistas que han hablado con el presidente a lo largo de esta semana.

Lo que hizo el todavía líder socialista en la histórica sesión del Comité Federal del PSOE, al anunciar la convocatoria de primarias para después de las elecciones del 22 de mayo, es un revés moral para el vicepresidente primero y su principal abanderado, que han presionado hasta la extenuación para forzar un proceso acelerado de proclamación del primero como aspirante único a la sucesión.

Publicidad

Rubalcaba considera que, con Zapatero fuera de la escena, el liderazgo natural del partido recae sobre su persona, una convicción que ha alimentado Blanco presentándole el aval de la mayoría de las federaciones, en las que sus hombres llevan trabajando sin descanso desde hace cuatro meses a favor del vicepresidente.

El enorme esfuerzo desplegado por el ministro de Fomento no es consecuencia de un espíritu altruista. Alberga la esperanza de que el tándem pueda consolidarse tras las elecciones generales del próximo año en el caso de que el resultado no sea tan desastroso como auguran las encuestas. Si el PSOE consigue salvar la cara, Blanco se ve como secretario general del partido, con Rubalcaba de portavoz parlamentario y legítimo aspirante una segunda oportunidad electoral.

Con esta perspectiva y la firme convicción de que un liderazgo natural no necesita pasar por el filtro de la militancia, se hizo llegar a Zapatero la idea de que la mejor solución sería un “dedazo” encubierto; esto es: abrir un proceso de primarias acelerado, incluso antes de las elecciones del 22 de mayo, con la advertencia de que cualquier alternativa a Rubalcaba sería considerada poco menos que una traición al partido.

La filtración a dos periódicos, el pasado día 24, de que Zapatero anunciaría su renuncia este fin de semana y Rubalcaba sería investido candidato de facto fue el último acto de la operación urdida por el vicepresidente y el ministro de Fomento. Acto fallido, porque Zapatero, molesto con la política de hechos consumados que se le pretendía imponer, obligó a hacer un desmentido al secretario de Organización, Marcelino Iglesias, y decidió que en el discurso al Comité Federal dejaría clara su neutralidad ante la previsible “concurrencia” de dos candidaturas.

Para entonces, el entorno de la candidata alternativa, Carme Chacón, le había hecho llegar la disposición de esta a medir el nivel de aceptación que tiene entre la militancia, siempre que se garantizara  un proceso de primarias no condicionado de antemano.

Los próximos a la ministra de Defensa son plenamente conscientes de que sus posibilidades de ganar a Rubalcaba las elecciones internas son, en este momento, nulas. Pero creen que la dirigente socialista no puede esperar a un desastre electoral para dar el paso al frente, a riesgo de ser tachada de desleal y oportunista, sino que debe comenzar a establecer diferencias, construir discursos alternativos y marcar territorio cuanto antes, y las primarias son una excelente ocasión para comenzar a hacerlo.

Un 30% de apoyo de la militancia socialista sería –estiman– una buena rampa de lanzamiento para dar la batalla definitiva en el Congreso Federal ordinario que se convocará tras las generales de marzo de 2012. Porque ese, y no las primarias del próximo mes de junio, será el momento crucial de la nueva etapa del socialismo español abierta por un líder en retirada que, tal como ayer anunció su renuncia a ser candidato, pronto adelantará su decisión de dejar también la secretaría general.

2 Comments
  1. el andaluz says

    Felicito al fotógrafo por estas fantásticas instantáneas.En la primera foto y 1ª fila se ve al señor Chaves agarrando a ZP con cariño y agradeciéndole su gesto y diciéndole al oido, «Que poquito nos queda» Y Zarrias resoplando fuuuu…esto se acaba ,tendré que irme a andalucia a ver si pillo… A Blanco se le nota mas seguro y tranquilo de que algo pillara si al final no me engañan…Y Marcelino pensando en marcharse a su tierra a hacer lo que le gusta.
    En la ultima fila casi imperceptible Rubalcaba, pensando…ahora es la mia jejeje.
    En la segunda foto y magnifico primer plano, Rubalcaba partiéndose el culo y mirando a la Chacón de reojo pensando …la llevas clara cara de beata.Pillaras lo que yo quiera que pilles…y finalmente la Chacón con risa forzada pero preocupada pensando…..lo tengo difícil pero tengo una carta guardada so listo!
    Por favor lean el articulo que merece la pena.

Leave A Reply

Your email address will not be published.