El día decisivo de #acampadasol

3

Detalle de algunas de las tiendas de campaña instaladas en la Puerta del Sol de Madrid. / Mondelo (Efe)

Hoy es un día importante en Sol. No se decide el futuro del Movimiento 15M, que está por escribir, sino el de la acampada. Tal vez hayamos magnificado el campamento, porque simboliza el momento en que todos los indignados se vieron las caras en Sol, supieron que se tenían unos a otros y que podían defenderse del poder. Nadie quiere dejarse arrebatar esa emoción, pero también hace mella el desgaste y la excepcionalidad.

El viernes por la tarde, uno de los portavoces me contaba que hasta el día antes predominaba en el ambiente la idea de levantar las tiendas. Sin embargo, el brutal desalojo de Barcelona había hecho reverdecer los ánimos y ya no sabía lo que iba a pasar. Un cartel lo expresaba con claridad: “La limpieza de los mossos ha sido un éxito. Se llevaron la apatía, el cansancio y las dudas”.

Todo está abierto, todo puede pasar hoy. El Movimiento intenta tener un documento final con reivindicaciones concretas y fijar el 15 de octubre como fecha límite para llevar a cabo nuevas acciones si no se atienden sus peticiones. Pero no es fácil, me cuenta el portavoz: “Nos exigís que elaboremos en 15 días un programa completo y eso es imposible”.

Tiene razón. La ciudadanía exige en proporción a las esperanzas que ha despertado el movimiento. Quieren que tenga alguna consecuencia concreta. Nada de un valor testimonial de lo mal que lo está pasando la gente con la crisis, nada de un toque de atención a los políticos para que comprendan la brecha abierta entre ellos y la ciudadanía. Hechos. Cambios. No puedo escribir la palabra “reformas”, porque hasta hace 20 años significaba “mejoras” pero ahora sabemos que cada una de sus reformas es una pérdida para nosotros. Hay que tener paciencia. Al fin y al cabo, los obsesos del déficit, los “fanáticos del dolor”, como los llama Paul Krugman, llevan tres años sin programa, dando palos de ciego sobre los lomos de la gente. Y hasta ahora nadie había protestado.

El viernes por la noche, miles de personas se congregaron en Sol para apoyar a Barcelona. Tuve uno de esos momentos de emoción que tanto he experimentado estos días cuando la gente gritó: “Cataluña no está sola” y “Barcelona no está sola”. Otro lo viví en una de las asambleas. Delante de mí había sentados tres chicos que no tendrían más de 20 años. Atienden a los intervinientes. De repente, uno de ellos les dice a los otros: “Cómo se aprende aquí de política, escuchando. Mola”. Sus amigos afirman con la cabeza. Acaban de descubrir la ciudadanía.

Sol es imprevisible. La mejor razón para levantar el campamento es que se puede volver a montar en cualquier momento. Creo que es mejor concentrarse en unas pocas reivindicaciones claras y articularse para conseguirlas, como escribí el otro día. La gente se ha reunido en las asambleas de los barrios y pueblos de Madrid ayer por la mañana. Mientras escribo esto, me llega un sms de una de mis informantes en la asamblea del sábado por la tarde: “20.000 personas en los barrios! Confirmado! Lo han dicho ahora mismo en la asamblea”. La convicción de que la democracia sólo mejorará con el empuje ciudadano se ha extendido. Sol no es el final, sino el principio.


loading...

3 Comments
  1. Jonatan says

    Bravo y así sea. Hay que aplicarse a ello entre todos.

  2. Maricarmen says

    Creo que es hora de empezar a preguntar a los políticos qué van a hacer con las propuestas consensuadas de tanta gente indignada. Creo que la ciudadanía lo hemos dejado más que claro, y se sigue preguntando qué más, cuál es el siguiente paso…Ya les toca a ellos responder. Hay que sustraerse de la inercia del sistema, y los periodistas les deben de preguntar por cuestiones concretas.

  3. inteligibilidad says

    Los políticos que están en el poder (ojo a la matización) no van a hacer NADA. Unos, porque aunque representen todo lo contrario de lo que pide el pueblo, ya tienen las elecciones (2012) ganadas. Otros, porque a estas alturas no van a abandonar su servilismo a los mercados/UE…

Leave A Reply

Your email address will not be published.