Rubalcaba marca distancias con Zapatero en el ajuste y el trato al capital

3

Rubalcaba, junto a su esposa, Pilar Goya (primera por la dcha.), Zapatero y la esposa de éste, Sonsoles Espinosa, saluda tras el acto de su proclamación de candidato, celebrado hoy en el Palacio de Congresos de Madrid. / Flickr de conRubalcaba

(Actualización de las 18:00 con el resumen del discurso de Rubalcaba)

("Los que no han sufrido la crisis, tendrán que aportar más para salir de ella". Con estas palabras, Alfredo Pérez Rubalcaba anunció en su discurso de proclamación como candidato del PSOE a la jefatura del Gobierno en las próximas elecciones, la voluntad de equilibrar la política de sacrificios para superar la carga sobre los desfavorecidos. Rubalcaba afirmó que ajustará las cuentas a los beneficios de la banca para crear empleo y concretó sus objetivos como candidato en cuatro elementos: "crear empleo desde ahora, conseguir una economía sana y competitiva, garantizar la igualdad de oportunidades y mejorar el sistema democrático".

Rubalcaba realizó un anuncio insólito: "Los beneficios de la banca han de ir a crear empleo". Prometió una reforma de la ley electoral y se comprometió a no tolerar la sanidad de pago mediante la cuota de asistencia que pretende implantar el PP y a defender la enseñanza pública, universal y calidad. En materia social dijo que la concertación será la fórmula para crear empleo con el control de los beneficios. Su discurso supone un giro a la izquierda que conectó plenamente con los cientos de cuadros socialistas que acudieron a su proclamación)

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, expondrá hoy su idea de España y trazará las grandes líneas de su política para dirigir el país. Quiere que su discurso sea una referencia para el conjunto del partido y para la sociedad. Aunque ya ha dicho que él no es Zapatero, dará un paso más para desmarcarse de la política de ajuste del último año y medio y ofrecerá medidas fuertes con los poderosos y más centradas en el beneficio social que en los dividendos del capital.

Los colaboradores del candidato en la dirección del PSOE desconocen el discurso de proclamación, aunque aseguran que además de marcar distancias con la política de ajuste, contendrá una defensa cerrada del Estado social y democrático y algunos compromisos de gran calado. Uno de ellos, ya apuntado en sus últimas manifestaciones públicas de Rubalcaba, se relaciona con la conveniencia de reducir las retribuciones de los banqueros y los gestores de las grandes compañías privatizadas.

¿Propondrá Rubalcaba equiparar el tratamiento fiscal del capital al que hoy soportan los salarios, cinco puntos más elevado? La vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha repetido en los últimos días que el Gobierno no tiene previsto tocar los impuestos. Sin embargo, ese es un punto fundamental en el que un Rubalcaba puede desmarcarse del Ejecutivo. Frente a la leyenda repetida por Zapatero y sus mentores de que “la política fiscal no es de derechas ni de izquierdas”, habrá que prestar atención al anuncio del candidato.

Otro punto sobre el que algunos colaboradores del nuevo dirigente llaman la atención se refiere a los salarios. Rubalcaba quiere anunciar que el ajuste ha terminado y que no bajará los sueldos a los empleados públicos aunque lo diga el gobernador del Banco de España. La contención salarial aparece, sin embargo, en todas las recetas como una forma de fomentar la competitividad. Es más, el pacto por el euro exige que no rebasen el crecimiento del PIB. Sin embargo, ¿cuál es el aporte de los beneficios no reinvertidos?

Sin descartar la “autocrítica” sobre una política de ajuste del gasto público que ha recaído íntegramente sobre los más débiles sin que se hayan tocado los impuestos de los poderosos, y que ha producido un desempleo insoportable, con un ejército de reserva de 4,9 millones de parados, se espera que Rubalcaba ofrezca un pacto sólido para generar empleo y un proyecto de ingeniería social equilibrado y capaz de ilusionar a los socialistas y al conjunto de la sociedad.

El escenario que le han preparado, en el magnífico Palacio de Congresos del madrileño Campo de las Naciones, con miles de militantes llegados de los cuatro puntos cardinales, también será propicio para proclamar que “ninguna causa es perfecta, pero los socialistas tienen hoy más que nunca una causa: la profundización de la democracia, el avance del empleo y de la justicia social y la preservación y defensa del  Estado del Bienestar”, según palabras de una fuente solvente.

Unos meses antes de que estallara el movimiento de indignación del 15 de mayo proponía Alfonso Guerra someter a referendo si la sanidad y la enseñanza han de seguir siendo públicas y universales. Ya barruntaba la amenaza de los mercados financieros contra los pilares básicos del Estado social, conquistado con lucha, sudor y lágrimas por los españoles. Ni Guerra ni el movimiento del 15M son sospechosos de nacionalismo antieuropeísta, precisamente.

Aunque el “candidato” no es el hombre en blanco que se deriva de la etimología del término, pues posee fama de político experimentado, inteligente y hábil, desea aparecer libre del lastre del pasado, razón por la cual debemos suponer que Felipe González y otros “viejos roqueros” no asistirán a su proclamación ni Zapatero hará su presentación. Del lema que lo adorna vale suponer que si promete “escuchar” es porque está dispuesto a llenar una página en blanco, si dice que va a “hacer” es porque está dispuesto a avanzar en vez de maniobrar y si anuncia que va a “explicar” debe de ser porque quiere convencer para vencer.


loading...

3 Comments
  1. Caperucita Rosa says

    Pues para tener la receta para crear empleo, que ni sus palmeros se creen, podría habérsela dicho al Sr. Zapatero, en vez de actuar como un traidor contra quien le puso ahí. Por cierto, vaya una renovación de partido ilusionante con el Sr. Rubalcaba como candidato. Y si hablamos de carisma, menudo el que tiene el susodicho con su calva y barba, claro que el Sr. Rajoy que, además aburre hasta a las ovejas, tampoco se queda atrás. Tal para cual. Ay, que me entra la risa.

  2. Caperucita Rosa says

    SEVILLANA A ZAPATERO.

    Algo se alegra en el alma, si Zapatero se va/
    Si Zapatero se va, algo se alegra en el alma, si Zapatero se va/
    Sobre todo los bolsillos, desde el RIP a Alí Babá/
    Desde el RIP a Alí Babá, bien nos ha hecho la puñeta/
    Desde el RIP a Alí Babá/
    Vete ya con viento fresco/
    Y no vuelvas nunca más/
    Y no vuelvas nunca más/
    Con el paro que has dejao/
    Y el desastre que has armao/
    Y con Rubalcaba al frente/
    El remate. Qué dolor.

  3. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    «No es esto.
    No es esto».
    (Así, dicen que, gritó Ortega cuando vió que, calle Arenal arriba, unos hombres arrastraban el busto de Isabel II).
    Quienes se imaginan que las cosas son tan fáciles, se equivocan de pe a pa.
    El señor Rubalcaba es, o puede parecer así de ingénuo, pero las cosas no son lo que, a primera vista, nos pueden parecer.
    ¡La experiencia es un grado, amigos!
    A todos los señores que, desde hace años andan en estas briegas de la política activa, muy mal, por mucho y malo que se les presenten las cosas, van a titubear en sus cometidos.
    Hay que ser excesivamente lerdo en la materia (un Rajoy, por ejemplo), para tropezar en lo más llano.

Leave A Reply

Your email address will not be published.