Rajoy confía en la izquierda catalana para ser presidente muchos años

3
El presidente catalán, Artur Mas, y la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, conversan en el 'Parlament', el pasado miércoles, día 20. / A. Dalmau (Efe)

¿Hay o habrá un segundo pacto del Majestic entre PP y CiU para garantizar que Mariano Rajoy sea presidente del gobierno? En Cataluña esta preguntita levanta ampollas pero en Madrid, lo que se dice en Madrid…sonrisa de oreja a oreja. De los populares, se entiende. Ellos ya ven a su líder cómodamente aposentado en la Moncloa para ocho años como poco. Y eso sin necesidad ni de encargar encuestas propias o de pasar apuros hamletianos como los que caracterizaron la primera etapa del gobierno Aznar, cuando los pactos de la derecha española con los nacionalistas catalanes eran de un transgresor y de un exótico que echaba para atrás. Al electorado de ambos, para empezar a hablar.

El PP tiene claro que Cataluña sigue siendo su triángulo de las Bermudas electoral. Todos contra ellos. Es un sentimiento y es una política oficial, pero de unos más que de otros. Si el pacto del Majestic fue para desbloquear la presidencia Aznar y normalizar la alternancia, el llamado pacto del Tinell, por el que se constituía el antiguo gobierno tripartito catalán, fue en gran medida para todo lo contrario. Prometía garantizar que ningún popular llegara a gobernar ni una comunidad de vecinos en Cataluña. Jamás.

¿Porqué el PP trata peor a los catalanes que el PSOE? Bueno, es una opinión, una opinión sólidamente avalada por las actitudes del sector pepero más mambero, pero con los papeles en la mano no siempre se sostiene. Mucho nacionalista admite por lo bajini que a la hora de pactar cosas delicadas el PP es "duro" pero "serio", mientras que los socialistas, amparándose en la bula que les da el pánico catalán ancestral a la derechona, a la hora de la verdad se pasan muchos compromisos por el arco de triunfo. Y oye, yo en su lugar también lo haría, si la alternativa es tragar conmigo o pactar con el diablo...¿a eso no le llaman los expertos voto cautivo?

Resumiendo, que aunque ni el PSC ni el PSOE ni ninguno de sus aliados han logrado nunca alcanzar la centralidad política catalana, sí han tenido un notable éxito fumigando la finca y haciéndola irrespirable para el enemigo. Desde que la mayoría casi mitológica de CiU en Cataluña se resquebrajara por primera vez, en gran medida por el rechazo del electorado al dichoso pacto del Majestic (que fue para estos lo que para otros la guerra de Irak), la izquierda catalana vio el cielo abierto: su estrategia sería proclamar que el dinero del PP no vale en Cataluña, que allí este partido no tiene otro espacio a ocupar que una especie de Guantánamo político de los freaks... y a la vez procurar que CiU no tenga más remedio que pactar con ellos. Por el sencillo sistema de no darles ni agua para pactar con nadie más.

Sólo en Cataluña pasan estas cosas: que por un lado el PP sea fuerza política non grata para ciertas élites político-mediáticas que cortan la sardina (a bacalao no siempre llega), y a la vez se haga todo lo posible para que esa fuerza non grata condicione el gobierno de Artur Mas. Que otro antídoto no se conoce, de momento, para las mayorías absolutas a la Pujol.

¿Da resultados esta política? Sí, a veces. Cataluña se ha pasado años presumiendo de ser zona PP-free, como en el 37 se presumió de que Barcelona iba a ser "la tumba del fascismo". Luego pasa lo que pasa y hay que reescribir el guión a toda leche. En las últimas elecciones municipales el PP subió, su poder de influencia en la política catalana objetivamente aumentó con los indignados acampados por doquier, cuestionando con su mera existencia que la izquierda pertenezca al PSOE, a PSC o a nadie. Ojo.

Que pase eso y que Artur Mas necesite al PP para pactar los presupuestos y hasta la chapa de los semáforos del Passeig de Gràcia significará algo, digo yo. Pero el fondo de esa cuestión ya lo analizaremos otro día. Hoy centrémos en que estamos ante un escenario buenísimo justo en este momento para Génova, que con razón se frota las manos. Con razón las fuentes del PP sonríen de oreja a oreja cuando te dicen que están no seguros, segurísimos, de contar con el apoyo de CiU para gobernar si les hace falta. Y además cuentan con obtenerlo sin necesidad de grandes alharacas o ni siquiera de poner un pie en el Majestic. Gentilmente irónicos, subrayan que Mas y Rajoy son "amigos" y que, aunque no lo fueran, tampoco importaría mucho porque "el mapa político catalán cada vez es más parecido al vasco, sólo que sin ETA”.

Vamos, que tal y como ellos lo ven, por un lado está la happy pandi tripartita, por el otro CiU y PP, PP y CiU, tanto monta, monta tanto, con pactos formales o con guiños, pero sin dudas y sobre todo sin alternativas. Para un izquierdista catalán es casi buen negocio siempre y cuando no vea más allá de sus narices ni del Ebro. Por ejemplo si es de ERC puede pensar, yupi, yupi, voy a ser el único nacionalista catalán guay, el único al que se puede votar con gustirrinín antisistema (sólo la puntita) y sin mirar mucho la cuenta de resultados. ¿Qué me importa a mí que Rajoy tenga presidencia española para rato y cada vez más poder en Cataluña? Eso será el problema del PSOE, a mí plim...y además todos sabemos que no hay para tanto. Y que el Estatut era broma.

3 Comments
  1. claudio says

    Hay a menudo un doble juego aquí en Cataluña por parte de los nacionalistas. Viene a ser: como los de Madrid me consideran español, deben tratarme como tal (y un poco más) y yo se lo puedo exigir. Como yo no me considero español, no tengo ninguna obligación de corresponder y los uso sólo en función de la política local. Lo de siempre, vamos: sociología para ellos, ética para mí. Así no hay quien pierda.

  2. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    A mis 71 años, poco o casi nada me queda que aguantar a unos dirigentes con los que no comulgo.
    Sí, estos indignos meapilas que, a lo más que aspiran es a ser -como lo son la aguirre, el camps y tantos otros-, ciegamente elegidos y reelegidos, vez tras vez, sin ni siquiera plantearse sus votantes si lo hacen bien, regular o mal.
    El señor Rajoy está en lo cierto, visto lo de la Extrema y dura, (con perdón para los extremeños sufrientes que, seguro estoy que los habrá), sí, esos de IU (¿uisqui?), que, sin ética ni pudor, se abstienen, con lo que sus amiguetes de la ‘extremadurecha’ (nuevamente pido perdón), de Extremadura sacan o entran en el Gobierno, con la deshonra (esto, sin perdón), para no pocos extremeños que, por error u omisión votaron a ese error ¿cáncer? llamado IU.
    Nada peor que un error llamado IU para un arrepentimiento eterno.
    Si yo, como mis familiares me instaron, con buena intención descontada, hubiese votado a Izquerda Unida, me estaría lamentando hasta el final de mis días.
    Los viejos debemos estar con ojo avizor…, no hay que fiarse ni de tu padre. El mío fue asesinado por los asqueros nazis… in illo témpotere. Bueno, pues, en este caso, no hay que fiarse ni de tus hijos, si los tienes, porque estos, en su ingenuidad, te equivocarán.

  3. Curro says

    Por favor; a ver si somos (soy) capaz de abandonar nuestras (mis) ideas políticas para tener la libertad de ser objetivos.
    Vamos a olvidar, de por siempre, lo que llaman el voto cautivo, vamos a ser libres de opinar y votar lo que mas nos apetezca.
    Vamos a utilizar la parte del cerebro que analiza el presente.
    Por favor: ¡…Dios seamos libres !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.