Niñas maltratadas, 'putas' y bebés robados

63
La escritora Consuelo García del Cid muestra la fotocopia del Nuevo Diario que el 1 de mayo de 1975 ya denunciaba las malas prácticas en la Maternidad de La Almudena-Peñagrande. / L. D.

Algunas querían convencerse de que no fue un sueño, otras deseaban quitarse la pesadilla de encima y no faltaban las que siguiendo las teorías freudianas se esforzaban en rebobinar para librarse de complejos y obsesiones. Aunque el cronista no puede precisar si el encuentro sirvió como terapia de grupo, lo cierto es que se citaron por Facebook y cuando iban llegando al lugar de la cita –una sala cultural en el distrito madrileño de La Latina– gritaban, se abrazaban, se besaban y algunas lloraban.

Publicidad

Una veintena de mujeres que sufrieron de niñas los rigores de los preventorios franquistas y otras a las que les quitaron sus hijos a la fuerza se citaron el sábado en Madrid para dar rienda suelta a sus recuerdos y contarse sus penas. Del preventorio de Guadarrama (Madrid) acudieron varias que, a juzgar por sus relatos, creen que habrían sido objeto de experimentos médicos y farmacológicos. “Nos pinchaban todos los días y nos pusieron no sé cuantas vacunas”, coinciden. Ninguna recuerda los nombres de los médicos, sólo el de uno que se llamaba don Antonio. Otros testimonios aluden a que algunas habrían estado en contacto con familiares tuberculosos o padecían la enfermedad.

Publicidad

Eran niñas de 6 a 10 y lo pasaron muy mal en aquel preventorio de la sierra madrileña a cargo de señoritas de la Sección Femenina del Movimiento Nacional en el que, aparte del Cara al Sol, no les enseñaron nada y las trataron de forma abusiva. Simepre según sus testimonios, las obligaban a desnudarse y mientras se duchaban colectivamente bajo un tubo agujereado de agua fría, alguien les hacía fotografías. Algunas creen que era el guardés. También dicen que las más desarrolladas eran apartadas para ser tratadas, según sus borrosos recuerdos,  con mayor detalle.

Leen una carta a las señoritas regidoras y cuidadoras: “¿Por qué nos maltratabais, por qué nos pegabais, por qué rompíais las cartas a nuestros padres? Tenéis que pedir perdón a todas las niñas del preventorio”. Contrastan sus recuerdos y algunas se los cuentan a la escritora Consuelo García del Cid Guerra, que sigue investigando los casos de “niños robados” y de “adopciones forzosas” y ha venido desde Salzburgo (Austria) para asistir al encuentro. Es una mujer correosa y batalladora que acumula decenas de testimonios y documentos sobre la infamia.

¿Experimentaban los mengueles franquistas de turno con aquellas niñas a las que sus padres enviaban al preventorio durante unos meses porque en casa había problemas, desavenencias y, en muchos casos, no había para comer y allí las alimentaban, aunque fuera con legumbres perforadas por los gusanos y con leche en polvo? ¿Las utilizaban con fines pornográficos para satisfacción y desfogue de algunos degenerados con posibles? “El cura me pegó una hostia y me tiró por la escalera”, dice Julia. Tenía poco más de seis años. Tiempo después, un especialista le informó del origen de su sordera: el golpe de aquel cura le rompió el tímpano derecho.

Con gritos de alegría, abrazos, besos y gestos de admiración reciben a Lola y a sus tres hijos, Nerea, Gabriel y David. A Nerea se la quitaron cuando dio a luz, la llevaron a un centro situado en la madrileña calle de Arturo Soria y después unas monjas la entregaron en adopción a una familia catalana. La madre se casó y tuvo después dos hijos más. Nerea ha venido este sábado, 12 de noviembre, desde Barcelona para conocer a su madre, y ésta y sus dos hijos más jóvenes han llegado desde Palencia para verla por primera vez y pasar juntos el fin de semana.

Nerea, de espaldas, con el pelo rubio, junto a su madre, de pelo oscuro, sus dos hermanos y una amiga ante la antigua maternidad de La Almudena-Peñagrande en la que forzaban las adopciones. / L. D.

Nerea cuenta al cronista que descubrió unos papeles y supo que era adoptada. Eso ocurrió cuando tenía 14 años. Entonces comenzó a buscar a su madre biológica. Viajó a Madrid sin que sus padres adoptivos se enteraran, pero en la residencia donde fue entregada la mandaron a la mierda, según sus palabras. No desesperó, consultó guías telefónicas y a través de una amiga se enteró de que su madre era de Palencia. Viajó a la ciudad castellana, pero su madre se había trasladado a Canarias. Consultó las guías telefónicas de las islas, pero sus apellidos no aparecían en ninguna. Entonces no existía Internet. Fechas atrás la localizó en Facebook, donde Lola decidió colgar su perfil con nombre y apellidos. Ahora, al fin, se han conocido y ambas se sienten felices.

A las 11 de la mañana del domingo, 13 de noviembre, Nerea, su madre y sus hermanos llegan a la antigua residencia y maternidad de Peñagrande donde ella nació. Las acompañan Consuelo y otras amigas. Los edificios han sido rehabilitados --aunque la maternidad sigue en ruinas-- y ahora albergan un colegio y un instituto de segunda enseñanza. El conserje tiene permiso del director para abrirles la cancela, y, aunque no hay escolares, pues es festivo, les advierte que no pueden filmar. De nuevo los recuerdos salen al encuentro. Aquí llegaban las jóvenes solteras que quedaban embarazadas y se acogían al patronato franquista de la mujer. Las fichaban y las recluían bajo la autoridad de las monjas hasta que daban a luz.

En muchísimos expedientes las obligaban a reconocer que "presumiblemente" ejercian "la prostitución" y las trataban como viciosas degeneradas y escoria del fuego de un amor pecaminoso. “Hasta en el parto se reían de nuestro dolor y nos decían: ¡Eso por lo que has disfrutado!”, recuerda Carmen. Luego las forzaban a dar a los bebés en adopción. Una se desesperó y se arrojó por la ventana. Cayó sobre la escalera de granito que da acceso al edificio y murió. Otras se resignaban y firmaban la entrega. Las que se negaban, quedaban recluidas y eran obligadas a trabajar para las monjas sin poder ver a sus hijos más de una vez al día.

Según algún testimonios, no faltaron casos de “niños muertos”. Pero ni de esta maternidad ni de otras, especialmente la de Santa Cristina, situada en la madrileña calle de O’Donnell, donde nacían tantos niños sin vida como demandas de bebés se recibían a cambio de suculentas sumas y "propinas", hay información accesible y veraz.

Ficha de unas de las mujeres. Muchas fueron obligadas a decir que ejercían la prostitución antes de ser acogidas y frozadas a entregar a sus hijos en adoción. / L. D.

La presidenta de la asociación SOS Niños Robados de Madrid, Soledad Monzón, denunció el miércoles durante una concentración de madres en la plaza de Jacinto Benavente el carpetazo judicial a la mitad del centenar de denuncias que hasta el momento han presentado sólo en Madrid. Monzón estima que entre 1950 y 1980 se habrían producido “más de 200.000 robos y desapariciones de bebés” en las maternidades de toda España.

Al parecer, no basta con acreditar que estas mujeres alumbraron a sus hijos, que nunca vieron a sus bebés, que les notificaron verbalmente que habían muerto y que no figuran registrados en cementerio alguno, pues aunque no hayan sido dados de alta en el registro civil, en los libros de defunción y en los registros de los cementerios han de figurar, al menos, como hijos de las gestantes. La asociación exige a la Fiscalía que “deje de archivar las demandas” y estimule con su investigación la acción de la justicia.

Mientras los poderes públicos prefieren minimizar el problema, el goteo de encuentros como los del último fin de semana y de concentraciones como las del pasado miércoles sigue creciendo y formando un piélago de indignación social contra las tropelías e injusticias de un pasado que miles de madres ignoradas no han olvidado ni podrán olvidar mientras vivan.

63 Comments
  1. tete says

    En parte será verdad, y en parte se ve la manipulación de la información

  2. Maite says

    ¿En qué parte de este magnifico artículo, veraz y documentado, ve usted, tete, la manipulación?

  3. Zaratutra says

    La historia no se borra, pero se puede perpuar si los pueblos votan a quienes históricamente más los han perjudicado, como se disponen a hacer ahora.

    1. Isa Guerrera de la Luz says

      Totalmente es como dices. Conservar Nuestra Memoria Personal, y La Memoria Colectiva de Los Pueblos, es imprescindible para poder Conquistar El Futuro.

  4. celia says

    Ruego retiren la foto de su publicacion,la cual no estamos de acuerdo con la publicacion,sobre el preventorio,no estamos de acuerdo,dos de las persona k aparecemos,

  5. Eva says

    La que se atreve a decir que está bien documentado tendría previamente que documentarse antes de opinar.

  6. Elena says

    Una cosa era el Preventorio y otra la Maternidad de Peñagrande. Son dos centros distintos.

  7. Blanca says

    Fuí una de esas «niñas de preventorio», pasé allí 3 meses de mi vida que creo merecen, como poco, un artículo como este. Gracias.

  8. Blanca says

    Efectivamente, una cosa eran los Preventorios antituberculosos, que tambien fueron «colonias infantiles de verano» y otra cosa la maternidad de Peña Grande.

  9. Blanca says

    Creo que no hay intento de manipulación, sino un error en la información al tratar la maternidad como un preventorio.

  10. Malaita says

    Nunca nada es a gusto de todos,tanto tiempo pidiendo que se hablen de estos centros para luego ir renegando cuando se hace,y con motivo.Efectivamente el articulo está lleno de errores y no solo por la confusión en cuanto a los centros.
    Hay que puntualizar que Peñagrande no era un preventorio y que la maternidad a la que se refiere el articulo es la Provincial,con trato similar a la de Nst.Señora de la Almudena.Este tipo de fallos restan credibilidad y seriedad al articulo cuyo titulo sensacionalista queda injustificado entre tanto error.

    1. Isa Guerrera de la Luz says

      Un error de apariencia, no borra para nada la realidad del contenido. Que lo es.

    2. Isa Guerrera de la Luz says

      No veo tal confusión ni fallos del artículo. Jamás dice que Los Centros sean iguales. Habla de Todos ellos, porque pertenecían al mismo Organismo Público «Patronato de Protección a La Mujer», se regían por normas similares, tenían los mismos fines -diseñados cuidadosamente por El Régimen Dictatorial Franquista-. y compartían muchas formas y hechos. Por ejemplo, para poder entrar en La Maternidad de La Almudena a partir de 1980, a causa de los dos incendios que se produjeron, se nos obligaba a pasar por El COC, Centro de Arturo Soria, que pertenecía al Patronato de Protección a La Mujer, donde te hacían Un Informe Psicológico y Psiquiátrico, que después te daban con un sobre, si ibas por tu propio pié como fuí yo, si no, pues se lo daban a quien te llevase. Es decir, El COC, era lugar común para todas las personas que tuviesen relación con El Patronato. Lo de los Preventorios, fue una «especie de estafa-engaño-manipulación», a los padres de los niños y sus familias, algo también muy común y propio de La Dictadura. Y no es cierto que tuvieran un Fin Saludable con respecto a La Tuberculosis. Esa fue la disculpa, para controlar, e incluso medicar y experimentar con niños de La Clase Obrera, algo que no era nuevo ni único durante La Dictadura.

  11. Administrador says

    Ha sido retirada la fotografía a petición de dos personas que aparecían en la misma. La información se basa en los testimonios directos. El autor pide disculpa por la imprecisión que le llevó a suponer que el edificio de la maternidad de Peñagrande fue tabién un preventorio de las mujeres que iban a dar a luz.

  12. Fallos says

    Los preventorios eran centros infantiles de colonias para prevenir la tuberculosis, y la maternidad de Peña Grande un centro del Patronato para menores solteras embarazadas.

    1. Isa Guerrera de la Luz says

      Creo que eso lo tenemos claro Tod@s, aunque tenían cosas en común. Ambos estaban bajo los auspicios del fatídico «Patronato de Protección a La Mujer». Ambos se nutrían de la Visión Franquista Nacionalcatólica de lo que debíamos ser Las Mujeres. En ambos se cometieron muchos abusos de todo tipo, contra mujeres y niñas indefensas.
      Una puntualización, en El Caso de «La Almudena-Peñagrande- no solo era para Mujeres Embarazadas-Madres menores de edad. Se podía estar hasta que tu hijo/hija tuviese 5 años. Había mujeres con hasta 25 años, y más. Yo ya entré siendo mayor de edad, con 21 años. Pero como bien dices, también había menores, incluso niñas. Es decir en Peñagrande, había niñas de 11 y 13 años, que habían sido violadas ya, y cuyos derechos, eran violados sistemáticamente.
      En ambos tipos de Centros, se violaban los Derechos Humanos, y Los Derechos de Niñ@s

  13. lola says

    el redactor tiene todo mi apoyo,le doy las gracias por el articulo,por preocuparse por nosotras,mil gracias a todos los que han echo posible que mi hija haya vuelto,Gracias

  14. celia says

    Error?por parte de quien?yo en ningun momento hable con nadie para que esto se publicara,no se sabia que estaria un periodista,no se nos comunico nada,al menos ni a mi ni algunas mas de la quedada,no es cuestion de retroceder en nada,yo soy del preventorio,celia

  15. Maternidad de Peñagrande says

    A veces es necesario aparcar nuestras opiniones personales si el hacerlo beneficia a un grupo que necesita apoyo,hay que olvidarnos del YO pienso,creo,opino,digo..y apoyar una visión global por mucho que difiera de la nuestra particular,eso se llama respeto y solidaridad.Por eso, independientemente de lo que piense,doy mi apoyo y las gracias a Luis,por rectificar,por divulgar,por interesarse y por respetar.

    1. Isa Guerrera de la Luz says

      Muy buena tu respuesta ¡Compañera! Coincido con ella. En mi caso concreto, casi era una privilegiada en el Centro, por muchas circunstancias. Podría haber vivido muy bien allí, incluso medrar cerca de Las Cruzadas -me respetaban-,para obtener beneficios para mi y mi hija. Me la jugué, con algunas otras, para ayudar, proteger y defender Los Derechos de las más débiles y vulnerables. Pagué mi precio por ello, pero creo que hice lo que tenía que hacer. Lo que cualquier persona que creé en La Justicia y en El Respeto a Los Derechos Humanos, debe hacer en todo momento.

  16. karina sagarra says

    Bien Consuelo….!

  17. carmen says

    doy las gracias a consuelo y a luis por hacer que esto( nuestros casos) de madres maltratadas, estoy muy orgullosa del dia de la quedad que proximamente seguro que volvemos a reencontrarnos en el mismo sitio segurisima estoy que seremos mas , espero y deseo que se vuelva hacer publico nuestros testimonios estuvimos en peñagrande el dia 1 de febrero y tenemos documentacion (fotos) y videos de lo que fue y por suete ya no existe el centro de nuestra señora de la almdena . gracias mil gracias

  18. Marivi says

    Mi nombre es Víctoria y yo fuí una de esas madres solteras que estuvierón en Nuestra Señora de la Almudena en 1981-2. Solo tengo vuenos recuerdos de las Cruzadas, de compañeras y en general del centro.
    Hoy en día tengo a mi hijo que tiene 30 años, un hombre con profesión y realizado, yo no tengo ningún trauma y si les digo la verdad, para mí estar con chicas de mi edad en mi misma situación fué lo mejor en esos momentos. Quisiera mandar un saludio a las Cruzadas Mari Feli, y a la matrona Rosario, que fuerón para mí unos encantos de personas y a mis compis de entonces: Merceditas, Reme, María, Isabel, Toñi, Patricia, Pepi y muchas más.
    No para todas fué malo, y respeto la opinión de todo el mundo. Para mí en ese momento fué lo mejor.

    1. Isa Guerrera de la Luz says

      A parte de lo que dices, ya he contestado arriba. Pero quiero contestarte a algo. Allí, solo había dos Matronas Externas, Genara -mayor y con moño y pelo blanco-, y Carmina -algo más joven, pelo rizado y rojizo-. Rosario, era Una Cruzada, hacía de todo,de Comadrona, Enfermera, hasta de Cirujana y Asistente de Quirófano. Llevaba el «Botiquín» La Maternidad -infectada por todas partes-, y también la adopción de niños del Centro -fuese legal o ilegal-. Fue curiosamente, una de las peores Cruzadas que conocí. A veces podría aparecer como amable, pero era fría como un témpano, dura, y cruel hasta decir basta. Rosario Martín Bejarano, era «La Sor María» de «La Almudena». La que presionaba a las chicas para que dejaran a sus bebés, la que buscaba a los padres de los bebés, y la que hacía «Los negocios» de los bebés. Seguramente no era ella sola, y l as demás lo sabían también ¡Probablemente! Pero era ella quien gestionaba todo eso. Por todo eso, yo la detestaba. Me daba igual las sonrisitas o palmaditas que de diese en la espalda. A mi, me tocó poco, en el sentido de que dejase a mi bebé en adopción. Tenía 21 años, y conocían como pensaba. Aún así, llegó a decirme, cuando di a luz, que casi me matan a mi y a mi hija «que lo mejor es que mi hija estuviese con alguien que tuviese dinero. Porque si no, con diez años,ya estaría allí pariendo como yo». Un Grupo de Mujeres, la mayoría de «La Residencia de Isabel Lequerica», cuando sabíamos que una madre iba a dejar a su hijo en adopción -los dejaban 8 días en el botiquín-, se los bajábamos a las madres para que los viesen, porque no les dejaban verlos y tocarlos, para que no establecieran lazos afectivos con los niños-. Así, conseguíamos que algunas madres, reconsideraran una decisión, muy mediatizada por la presión de Rosario y Las Cruzadas, que siempre iban en esa dirección.
      La pregunta es: Si no ganaban nada adoptando a nuestros hijos ¿Porqué tanto empeño y tanta campaña para que se los dejáramos a ellas, y no nos quedáramos con ellos? Ser madre o padre, no es un problema solo de dinero, es de muchas más cosas ¿Porqué un padre o una madre rica, tienen que querer a tu hijo más que tu? O ¿Porqué las Mujeres Pobres tenemos que parir para las Mujeres Ricas? ¿Porqué en vez de regalarles a nuestros hijos, no nos dan ellas su dinero para que podamos cuídarlos? ¿No harán eso verdad?
      La Maternidad NTRA SRA de La Almudena, fue una Fábrica de Niños, para las Clases Pudientes y del Régimen Franquista primero, y para aquellas Familias que estaban dispuestas a pagar por un bebé, después.
      Ya solo con eso, es bastante penoso y triste, que unas Religiosas -con hábitos o no-, conciban que ser Testigos de Dios en la Tierra, supone joder, explotar, extorsionar y vivir de Los más pobres, para beneficiar a los más ricos. Es curioso, que ninguna de vosotras,las que defendéis a ultranza la conducta y comportamiento de «Las Cruzadas Evangélicas», hayáis obviado, muchas de las cosas que ocurrieron en El Centro por aquellos años. YO las viví, y eso que me pasaba la mayor parte del tiempo en la calle. Pero cuando llegaba, las chicas me contaban todo lo que había ocurrido en el día. Habláis de vosotras mismas, un grupo de 4 o 5 chicas. En aquel tiempo, en El Centro, llegó a haber entre 250-300 madres y 200 niños -la diferencia eran las mujeres gestantes-. Lo sé, porque fui la cocinera de los niños un tiempo, y era yo la que preparaba los menús de bebés -desde los 3-6 meses, papillas, purés de inicio y demás, y la comida de los demás niños. Es decir, conocía muchas cosas del Centro. Trabajé en Talleres, y era la que más ganaba trabajando-. Y trabajé en la calle, cuando mi hija cumplió 6 meses.
      A mi «La Almudena-Peñagrande», no me traumatizó ¡Claro está! No ha habido en esta vida, mal capaz de traumatizarme a mi. Soy Una Mujer, muy fuerte, indomable, e insometible. Hoy día, ya con 57 años, tengo dos hijas -después tuve otra-, de 36 y 37 años, y tengo 4 nietos. Además de eso, ya con más de 30 años, trabajando y sacando a mi familia adelante, me puse a estudiar en La Universidad. Soy Licenciada en G. e Historia, y en Antropología Social y Cultural. Máster en Historia de América. Pueblos Indígenas. Hice dos Doctorados a falta de La Tesis. Y para defender a personas con necesidad de apoyo y a mi misma, me he puesto a Estudiar Derecho. Además de hacer mil cosas más en la vida. Participar en la vida política y social, ser Cooperante Internacional, etc.
      Pero que a mi no lograran traumatizarme «Las Cruzadas Evangélicas», ni otras como ellas, no supone que su accionar fuese Justo, Ético, Moral, ni tan siquiera Cristiano. Eso es algo de lo que yo tengo serias dudas.
      E igual que ya lo hice en 1982, no dejaré de denunciar Todas Las Injusticias Vividas, por mi o por otras personas, sobre todo por Mujeres en grave situación de vulnerabilidad. No les tenía miedo entonces, y no se lo tengo ahora, a pesar del Déficit Democrático que vivíamos en España en 1982, y del que vivimos ahora mismo, que no es tan diferente al de entonces.

  19. Marivi says

    Mi nombre es Víctoria y yo fuí una de esas madres solteras que estuvierón en Nuestra Señora de la Almudena en 1981-2. Solo tengo buenos recuerdos de las Cruzadas, de compañeras y en general del centro.
    Hoy en día tengo a mi hijo que tiene 30 años, un hombre con profesión y realizado, yo no tengo ningún trauma y si les digo la verdad, para mí estar con chicas de mi edad en mi misma situación fué lo mejor en esos momentos. Quisiera mandar un saludodonde quieran que se encuentren a las Cruzadas Mari Feli, y a la matrona Rosario, que fuerón para mí unos encantos de personas y a mis compis de entonces: Merceditas, Reme, María, Isabel, Toñi, Patricia, Pepi y muchas más.
    No para todas fué malo, y respeto la opinión de todo el mundo. Para mí en ese momento fué lo mejor.

    1. Isa Guerrera de la Luz says

      Mi nombre es Isabel, y estuve en NTRA SRA DE LA ALMUDENA, más o menos cuando tu dices. Entre 1981-1983. Mi hija nación en Mayo de 1981. Aunque no digo estar «traumatizada», llegué al Centro ya con 21 años, y una vida de sufrimiento anterior a cuestas, tampoco es como dices.Las Cruzadas no eran «Santas», ni mucho menos. Violaban los Derechos de las chicas de muchas formas. Mi caso es muy especial, porque por mi edad, mi situación y demás, casi era una privilegiada. Tuve habitación privada con baño. Salía a trabajar, etc. Yo era de las pocas, que salía y entraba del Centro sin ningún problema. Estudiaba. Pagaba Una Academia de Mecanografía en el Barrio del Pilar, y hacía Oposiciones de Agentes Judiciales. Es decir, no era de las que estaba peor en El Centro. Sin embargo, me impliqué, y mucho, por defender Los Derechos de Todas Las Demás, que eran pisoteados, y no propios, del año en que estábamos viviendo -1981-83. Fuí de las que denunció a La Dirección del Centro, por esas Violaciones de Derechos, en el lugar correspondiente. Fui amenazada, mandaron gente a que me golpeara. Tuve un Juicio en El Barrio del Pilar con La Dirección del Centro, y algunas de las matonas -pelotas-, que tenían. Y ocurrieron muchas cosas. Es cierto que hubo suicidios. Es cierto que echaban a la calle en pleno invierno a chicas que no les querían dejar a ellas los niños en adopción. Muchas cosas son ciertas, y no son nuevas. Fueron constatadas por la propia administración socialista en aquellos años. Por eso mismo, se cerró el centro. No por el gusto de nadie. La Maternidad NTRA SRA DE LA ALMUDENA-PEÑAGRANDE, era Un Reducto Abominable de La Dictadura Franquista, que tenía una visión, retrógrada y fascista, de lo que somos las mujeres, y de lo que es la maternidad. Y de todo lo demás. Que ya no era tan terrible como en los años 50 y 60. Obviamente. Soy una persona muy seria, como para inventar historias, algo que por demás no necesito yo, y menos aún las mujeres, al as que nos ha tocado vivir situaciones, más o menos terribles. No todas las vivimos igual, evidentemente. No todas somos iguales, lógicamente. No todo fue horrible ¡Claro que no! Las cosas siempre tienen luces y sombras. Tuve buenas compañeras, algunas con las que luché por mejorar la situación de muchas mujeres del centro. Allí, había menores desprotegidas, de las que se abusaba mucho. Niñas violadas, que eran obligadas a ver e irse con su violador -Loli-, por ejemplo, yo me tiraba de los pelos por ello -ya era bastante mayor, como para ser consciente de las cosas-. La asistencia médica de los niños era deplorable. Yo tuve que salir algún día corriendo, a buscar un médico privado para que atendiera a mi hija porque se me moría.

  20. dama says

    Hola Marivi, yo esuve dese el 82 hasta finales del 83, seguro que nos conocemos, Estuve con Mari Feli, Merceditas, Reme, y otras. Comparto tu opinion sobre el centro, yo no tuve ningun mal trato ni nada parecido. Tuve una hija que ahora tiene 29 años y es una maravilla.

    1. Isa Guerrera de la Luz says

      Estuve en El Centro de Peñagrande en el mismo tiempo que tu, desde el inicio de 1981 hasta finales del 83. Era de las que mejor estaba, entré voluntariamente con 21 años, porque me quedé sin trabajo y no podía sobrevivir sin ayuda. Viví en la Residencia de Isabel Lequerica. Trabajé en la cocina de los niños durante el embarazo. Salí a trabajar muy pronto. En cierta forma, a mi, se me respetaba. Pero todo eso, no es óbice, para decir la verdad. El Centro estaba concebido como una prisión para mujeres, que en la mayoría de los casos, no habían cometido más delito que quedarse embarazadas. Para salir por la puerta, aunque fuesen las 5 de la tarde, te tenían que firmar un papel. Había mucha represión de todo tipo. Prohibidos los anticonceptivos. Una mujer a la que le cogieran uno, podría estar encerrada más de un mes, además de ser humillada y maltratada. La Maternidad, era una carnicería. La atención de los partos una salvajada. Entre 1982-83, una Inspección de los Quirófanos, demostró que estaban completamente infectados,todos los aparatos quirúrgicos y demás. Fue cerrada, y se prohibió que parieran más mujeres allí.
      La comida de los niños era decente -la estuve haciendo yo un tiempo-, la de las madres, dejaba bastante que desear.
      Se explotaba económicamente a las mujeres, ya que además de que Las Cruzadas recibían 50.000 ptas mensuales por madre y niño -este dato me lo dió a mi personalmente La Directora del Centro -Cruzada-, las madres trabajábamos en diversas formas -Talleres, Cocinas, Servicios-, cobrando muy poco. De los Talleres, Las Cruzadas sacaban bastante dinero.
      Y lo peor de todo, es que intentantaban que las chicas dejaran a los niños en adpción, presionando sobre todo a las más jóvenes e indefensas. Los niños se adoptaban no seguían las listas de espera reglamentarias, sino que se les daban con prioridad a quienes pagaban por ello. Algunos padres adoptivos, llegaron a afirmarnos, que tenían ya 4 niños del centro, y que estaban pagando 500.000 pesetas por niño. Toda esta información, que no es nueva, ya se le dió al entonces Presidente del Tribunal Tutelar de Menores: Enrique Miret Magdalena. Fue por eso, que se empezó a cambiar todo en El Centro. Eso ocurrio, entre finales de 1982-llegada al Gobierno del PSOE-, y Noviembre de 1983.
      Las «Santas Cruzadas Evangélicas», sacaron mucho dinero de La Maternidad de Peñagrande, tanto, como para ir montándose una Red de Centros Privados -sobre todo el de Salamanca -Santa Marta de Tormes-, que ya estaban poniendo en marcha cuando se marcharon de «La Almudena».

  21. clemen says

    yo tuve a mi hija en pañagrande y tenia 16 años y gracias a mis hermanos y mis tios que iban a
    verme pero todo lo que es cuchado es verdad yo di la teta a un niño durante un tiempo y se llamaba alberto y cuando nacio mi hijo le puse alberto como se llamaba el otro niño
    tengo un recuerdo de ese ñiño muy bonito tenian talleres pa trabajar y yo amarraba a mi hija a mi por que para mi era una muñeca cosa que no abia tenido nunca tengo 55 años y eso que las esponian a los hobres es verdad tengo conocidos que lo icieron y estan allas muy bien y ellos

    1. Isa Guerrera de la Luz says

      Lo que dices Clemen, es terrible. Que te parezca que unos hombres desconocidos, escojan mujeres como se pueden escoger pollos o cerdos en una granja, y obligarla a irse con ellos, porque van a estar muy bien…solo de pensarlo, me pone los pelos de punta. Estuve en La Martenidad de Peñagrande, pero ya en 1981-1983. Eso ya no ocurría entonces ¡Horror!

  22. ana latorre says

    mi hijo nacio en peñagrande en 1979 y bautizado en enero del 80. ahora necesito la partida de bautizo y no aparece,m porque la seño carmen plo me dijo que me la enviaria a colombia luego y nunca me la mando la abusiva. ahora la necesito y no se aquien recurrir. No se que hacer. alli fueron momentos duros porqueestanba lejos de mi pais y porque la isabel lequerica a las de residencia nos trantaba muy mal especialmente a maria jose y a su bebe.Recuerdo a begoña de pamplona, a isa y su niño abraham, a ana mate y a su nenita. exitos

    1. Isa Guerrera de la Luz says

      Hola Ana Latorre. Se que ha pasado mucho tiempo desde que escribistes, pero acabo de leer tu mensaje. Estuve en Peñagrande desde Enero de 1981, hasta Noviembre-Diciembre de 1983, en que me marché, justo antes de que cerraran. No te recuerdo a ti. Si a dos chicas dominicanas, una ecuatoriana, de guayaquil y dos africanas -una guineana al menos-. Viví «En La Residencia» que Llevaba Isabel Lequerica. Recuerdo a Begoña -no era de Pamplona, si no de un Pueblo de Santander, Mataporquera-, También a Isabel de Málaga, la madre de Abrahan, ambas, con otra chica que se llamaba Elena, fuímos las que denunciamos a Las Cruzadas, que supuso el cierre del Centro ya en 1984. Un abrazo para ti desde España.

  23. Nicolas Cobo Martínez says

    He leído, estudiado y meditado, el terrorista, difamatorio, calumniador y canallesco libro «Las Desterradas Hijas de Eva», de Consuelo García del Cid. Estoy preparando un comentario exhaustivo, sobre tan desafortunado libro. La autora, una resentida, terrorista socialista, envenenadora de conciencias, revolucionaria, es una pésima escritora. Todo, o casi todo, de lo que garrapatea, sobre el centro reformatorio de Baeza, es injurioso, no sólo contra las monjas, sino un ataque directo y rabioso a la Iglesia Católica. Si el pueblo de Baeza me apoya con sus testimonios reales, la llevaría a esta indocumentada, apóstol de Satanás, a los tribunales, para que se justificada, o para que pidiera perdón, por todas las atrocidades que ha escrito, o para que la justicia le aplicara, en el caso de no retractase, las penas correspondientes. Nicolás Cobo.

  24. Elena says

    NICOLAS COBO MARTINEZ ¿eres consciente de las palabras que utilizas? solo te preocupa el reformatorio de Baeza, verdad …tienes el discurso tipico de los fascistas, satanás, terroristA…el terrorista eres tu ! tomate la pastilla vejete

  25. NIKOLASA says

    ERES UN FASCISTA SOLO TE FALTA AMENAZAR DE MUERTE EL DELINCUENTE ERES TU QUETE DUELE LA VERDAD ESTAS TARADO TODO BAEZA SABE QUIEN ERES PEDAZO DE INPRESENTABLE

  26. Chus Gil says

    Para «Martínez el Facha». Testimonios reales son los que aparecen en el libro de Consuelo García del Cid, «Las desterradas hijas de Eva», y si a alguien se le ocurre intentar llevarla a cualquier tipo de tribunal, más vale que esté en un edificio bien grande, porque no va a caber la cantidad de mujeres que nos personaremos en él, para dar fe de la realidad de dichos testimonios.

  27. lucia muñoz valdepeñas says

    yo estoy con chus

  28. Marián says

    Nicolás, para tu desgracia, hace mucho que no vivimos en esa dictadura tan añorada por ti y por lo tanto somos libres de denunciar las vivencias en las que se nos obligó a sufrir malísimos tratos. Somos muchas, muchísimas, y creo que sería más conveniente para ti que te retractases y en lugar de amenazar y ofender a personas que sólo hablan de una realidad, te estés calladito.

  29. PARA NICOLAS COBO says

    se te ve tanto el plumero ultra derechista negacionista que tu obsesion clama medicacion. Te conoce todo el pueblo y chorreas opus dei ¿DE QUE TIENES MIEDO, DE QUE SE SEPA LO QUE PASO EN EL CORRECCIONAL DE BAEZA?

  30. Blanca says

    » Don Nicolás», seguro que así le llaman algunos. Sus palabras no merecen ser leidas ni su voz escuchada. Lo que si merecería la pena es que hubiese pasado usted una temporadita entre esas monjitas tan amorosas, recibiendo el mismo trato que aquellas chicas. Pero no pierda la esperanza, igual un dia de estos termina usted en alguna residencia atendido por ellas y se le quitan las ganas de amenazar e insultar a una escritora que por contar las verdades que a algunos de su calaña les escuecen, ahora tienen que soportar a personas como usted. Si pretende algo contra ella, sepa que tendrá que enfrentarse a muuuuchas mujeres y sinceramente…. no le veo a usted capaz de soportarlo.

  31. Marga says

    NICOLAS COBO CAXO FASCISTA TE RETRATAS SOLITO COMO TIREMOS DE LA MANTA QUERRAS QUE TE TRAGUE LA TIERRA REFORMATORIO DE BAEZA SE ACABO EL SILENCIO SE VA A SABER TODO

  32. AL PAPA NICOLAS COBO MARTINEZ says

    no tienes futuro bastante para soportar la cantidad de mujeres que saldremmos contando la verdad de lo que pasó con nombres fechas y monjas vestidas de marrón ¿te suena? BEBÉS ROBADOS NIÑAS MALTRATADAS MANO DE OBRA ESCLAVA BAEZA SI BAEZA

  33. marieta says

    Nicolas Cobo, mas valia que en lugar de estudiar y meditar tanto, te echaras a dormir.Siento decirte que el que estas mal documentado eres tu, ya te hubiera gustado a ti tener tanta informacion como tiene Consuelo, y haber escrito un libro con tanto lujo de detalles le pese a quien le pese es la realidad de lo que se vivia en esos centros. El unico canalla y terrorista que hay que aqui eres tu, como te atreves a juzgar asi a una persona??? tu eres el que tiene tendria que tener una pena ejemplar por pensar como piensas, la dictadura ya paso, y espero que aquellos recuerdos de estas niñas y adolescentes no caigan en el olvido, por eso yo SI agradezco a Consuelo de todo corazon que haya tenido las agallas de publicar este libro «LAS DESTERRADAS HIJAS DE EVA» para que todo el mundo se entere de lo que sucedia en esos centros y nunca mas nadie tenga que volver a pasar por un horror igual ni parecido.

  34. Villa G says

    Nicolas debe dolerte tanto la verdad como el miedo que tienes a que se sepa PALACIO DE LOS OBISPOS 1946 PATRONATO DE PROTECCION A LA MUJER saldremos todas y somos tantas que tus insultos se quedaran en nada, quien debe enfrentarse a la justicia por injurias y calumnias eres tu

  35. Alicia García Romera says

    Pero Nicolás. ¿Tanto te cuesta comprar Orfidal para tus nervios? Claro, será lo del copago de la Sanidad impuesto por tus “presuntos” colegas del PP. Pero hombre, acude a la Conferencia Episcopal que te pondrá, gratuitamente, en manos de algún exorcizador prestigioso y te dejará como nuevo. Tu mente quedará libre de demonios con faldas, de fantasmas con bombas entre la sábana, te limpiará a fondo la única neurona que posees y dormirás con ese sueño reparador del que disfrutan los limpios de corazón porque verás a tu creador y tendrás un gran orgasmo celestial. Nicolás, hombre, no te lo pierdas.

  36. mari jose says

    no puedo expresarme,,,,,, me ha dejado boquiqabierta……. este señor»»»’ no merece que hablemos de el, como tampoco sus dioses, que nos han jodido tanto,,,,

  37. Patricia says

    Para Nicolas Cobo Martinez. No comparto para nada tu opinión, no tiene fundamento. Creo que con la amenaza tan grave que has dejado caer en tu comentario  dejas entrever tu calidad humana y tus aires de «grandeza», en mi opinión creo que no eres buena persona y muy poco respetuoso. Conozco a cientos,si, he dicho bien, cientos de personas que se sienten identificadas con el libro de Consuelo (yo no la conozco personalmente). Mi opinión sobre ella por supuesto que es totalmente contraria a la tuya, me parece una gran mujer, valiente y respetuosa con la gente que lo merece. 
    Consuelo, tienes toda mi admiración y respeto y pienso que desarrollas con gran eficacia  tu trabajo y por ello levantas ampollas. Esto es como el refrán, el que se pica ajos come.
    Patricia Aguilar Soto

  38. charo says

    Hola Niko! mira, veras, es que me parece que tienes que hacer que un buen especialista te mire eso que te pasa a ti, veras, no tienes idea de lo que dices, es que, para entender tendrías que haber vivido algo similar a lo que en el libro se narra y claro ese no es tu caso, no empatizas, eso es penoso, no sientes…no tienes corazón. Consuelo somos muchas, piensa lo que haces, no hay tribunal lo suficientemente grande.

  39. reyes says

    Nicolás guapo, lo tuyo es para que te lo hagan ver como a todos los de tu calaña. Como se nota que tienes todo el tiempo del mundo para hacer y meditar y joder a la gente. Dime, cuando estuvistes tú en el Preventorio o en la Maternidad de Peña Grande para asegurar lo que dices, porque yo no te recuerdo. Anda que llegas tarde a misa de 10 y de paso confiesate y lávate esa boca.

  40. MarianoL says

    Nicolas Cobo Martinez, calumnias injustamente a Carmen García del Cid, por denunciar unos mas de los innumertables crimenes que realizaron tus amigos fascistas en este pais. El Régimen siniestro de Franco practicó el terrorismo de Estado y crimenes de lesa humanidad, execrables e imprescriptibles.

  41. carmen says

    Nicolás. Estaría bien que también leyeras, estudiaras y meditaras lo que has escrito, porque tus palabras son el mejor ejemplo de difamación, calumnia envenenadora, resentimiento y, desde luego, de terrorismo fascista. Quien tiene que pedir perdón y a quien hay que aplicar la justicia es a quien comete las atrocidades y las permite, no a quien las denuncia.

  42. irene says

    Pobre Nicolas,¿añoras la dictadura?,quizás te gustaría señalar y delatar a los falangistas que se llevaban a la gente al amanecer para ser torturada y fusilada sin miramientos,¿eso te gustaría?,¿te molesta que ahora las personas se puedan expresar libremente y contar sin miedo las atrocidades cometidas por tus amiguitos?,pues querido Nicolas ajo y agua,no te que da más remedio que verlo,sentirlo,y,si en este caso tienes miedo,tu sabrás `porqué,recuerda «por sus actos los reconoceréis»,y a ti se te ve el plumero a kilómetros de distancia

  43. Ángela says

    Claro que sí San Nicolás¡¡¡. Este es un mundo de perversión, insufrible para
    «elementos» como tú, pero no sufras, dada la edad que tienes pronto estarás
    en compañía del otro santo, Paca «la culona». Mi consejo, es que solicites ser enterrado junto a tu gran amor, y
    así poder compartir la eternidad junto a él. Mientras llega el gran día, recurre a las pastillas, duerme, quema libros y personas en sueños,
    !!goza¡¡ y evita que el magma purulento de tu cerebro nos salpique.
    Sin nada de afecto, una que no es
    sierva de nadie. !!Ni de dios¡¡

  44. María says

    Buenas noches, mi nombre es María. Llevo años buscando a mi madre biológica, y recientemente he podido saber que ella pasó su embarazo en una residencia en la zona de arturo soria, llamada Residencia Norte. No tengo más datos de mi madre que esto y su edad, me tuvo a los 16 años. Porfavor, si alguien pasó por este centro y me puede ayudar, cualquier dato para mi sería mucho. mi correo es mariafernav@gmail.com un saludo

  45. conchi nieto candelas says

    ola maria yo tuve a mi hijo en arturo soria en 1985 me gustaria ayudarte en la residencia norte.

  46. EL ANTIPAKALACULONA says

    Nicolás Cobo Martínez, nacido y casado en Úbeda con doña María Alcántara
    Izquierdo y Toral estas mas zumbao que la paka y el blas, que bien muertos estan.

  47. conchinietocandelas says

    Hola yo estuve en la residencia norte en 1985.

  48. conchinietocandelas says

    Yo también estuve en la residencia norte en el 85

  49. conchinietocandelas says

    Me gustaría contactar con alguna compañera de la residencia norte del año 85-86

  50. Isa Guerrera de la Luz says

    No veo donde se dice que Preventorios y Maternidad de La Almudena sean iguales. Aunque si compartían muchas cosas, como he explicado más abajo.
    La Violencia, como ya sabemos, no solo se ejerce de forma Física, cuando alguien te golplea -aunque a los niños durante La Dictadura, se nos pegaba y maltrataba muy mucho-. Existe la Violencia Psicológica -vejaciones, insultos, humillaciones, abusos, explotación laboral, etc-, y sobre todo, en El Caso de Las Mujeres, existe «La Violencia Simbólica», que es aquella que se ejerce casi por costumbre, como algo natural. Como si fue «normal». Pensar que Las Mujeres somos Inferiores, que debemos de tener comportamientos de acuerdo con «La Moral Catalólica», que debemos «agradecer» que nos sometan, disciplinen, busquen o elijan un marido, nos digan que tenemos que hacer con nuestros hijos, nos presionen, chantajeen, etc…. Son formas de Violencia Simbólica, muy común en el caso de las mujeres. Estos Centros, en la mayoría de los casos, ejercían los tres tipos de violencia mencionados. Y lo peor de todo, Las ejercían «Comunidades Religiosas», que se erigían en Salvadoras nuestras, y en Representantes de La Voluntad de Dios en La Tierra ¡Penoso!

  51. Isa Guerrera de la Luz says

    Recordar a algunas Compañeras, que Las Cruzadas Evangélicas, llevaban también hasta el año 1983, «El Colegio del Pilar de San Fernando de Henares». Justo cuando las estábamos denunciando públicamente por lo que hacían en La Almudena, murió de forma trágica -y nunca muy aclarada-, una chica en el Colegio de San Fernando. Y que aquello también supuso que las sacaran de allí.
    Anteriormente, «Las Cruzadas Evangélicas», habían comenzado su andadura «Apostolar», en Las Prisiones de Mujeres del La Dictadura Franquista. Que nada más terminar «La Guerra Civil», se dedicó a Reprimir, Asesinar, y Torturar a La Población Civil, que consideraba que no era afecta al Nuevo Régimen Autoritario e Ilegítimo que ellos Representaban. En el caso de Las Mujeres, bastaba que tuviesen alguna relación con algún varón republicano -esposo, padre, hijo, novio, etc-, para que fuesen detenidas, asesinadas, rapadas, vejadas, humilladas, y hasta violadas. En esas cáceles de mujeres del Régimen -trabajar y salvar a Las Rojas-, es donde comenzaron su andadura «salvadora de mujeres pobres», Las Santas Cruzadas Evangélicas, de las que algunas comentáis. A día de hoy, se pueden encontrar algunos artículos, muy jugosos, de lo que pensaban ellas, algunas en «Proceso de Canonización», sobre lo difícil del Apostolado y La Conversión de aquellas Mujeres «Rojas», tan desafectas de Dios y del Régimen. Ponerlos resultaría pesado de leer, pero si alguna,o alguno tienen interés, se los puedo proporcionar.
    Me niego a acceptar, como Mujer Libre, Autónoma, Independiente, Pensante y Demócrata, que alguien que tiene el encargo de Una Dictadura Genocida y Criminal para cambiar mi cerebro, ideas, dignidad, gustos, cultura, etc…para someterme a la ignomia, indignidad, violencia etc, puedan ser «tan simpatiquísimas y tan santas». Hace muchoooooooooo tiempo que dejé de comulgar con piedras de molino, y no voy a hacerlo ahora,en este momento ¡A la vejez, viruelas!

  52. Isa Guerrera de la Luz says

    No veo donde se dice que Preventorios y Maternidad de La Almudena sean iguales. Aunque si compartían muchas cosas, como he explicado más abajo.
    La Violencia, como ya sabemos, no solo se ejerce de forma Física, cuando alguien te golpea -aunque a los niños durante La Dictadura, se nos pegaba y maltrataba muy mucho-. Existe la Violencia Psicológica -vejaciones, insultos, humillaciones, abusos, explotación laboral, etc.-, y sobre todo, en El Caso de Las Mujeres, existe «La Violencia Simbólica», que es aquella que se ejerce casi por costumbre, como algo natural. Como si fue «normal». Pensar que Las Mujeres somos Inferiores, que debemos de tener comportamientos de acuerdo con «La Moral Católica», que debemos «agradecer» que nos sometan, disciplinen, busquen o elijan un marido, nos digan que tenemos que hacer con nuestros hijos, nos presionen, chantajeen, etc…. Son formas de Violencia Simbólica, muy común en el caso de las mujeres. Estos Centros, en la mayoría de los casos, ejercían los tres tipos de violencia mencionados. Y lo peor de todo, Las ejercían «Comunidades Religiosas», que se erigían en Salvadoras nuestras, y en Representantes de La Voluntad de Dios en La Tierra ¡Penoso!

  53. Isa Guerrera de la Luz says

    Recordar a algunas Compañeras, que Las Cruzadas Evangélicas, llevaban también hasta el año 1983, «El Colegio del Pilar de San Fernando de Henares». Justo cuando las estábamos denunciando públicamente por lo que hacían en La Almudena, murió de forma trágica -y nunca muy aclarada-, una chica en el Colegio de San Fernando. Y que aquello también supuso que las sacaran de allí.
    Anteriormente, «Las Cruzadas Evangélicas», habían comenzado su andadura «Apostolar», en Las Prisiones de Mujeres del La Dictadura Franquista. Que nada más terminar «La Guerra Civil», se dedicó a Reprimir, Asesinar, y Torturar a La Población Civil, que consideraba que no era afecta al Nuevo Régimen Autoritario e Ilegítimo que ellos Representaban. En el caso de Las Mujeres, bastaba que tuviesen alguna relación con algún varón republicano -esposo, padre, hijo, novio, etc.-, para que fuesen detenidas, asesinadas, rapadas, vejadas, humilladas, y hasta violadas. En esas cáceles de mujeres del Régimen -trabajar y salvar a Las Rojas-, es donde comenzaron su andadura «salvadora de mujeres pobres», Las Santas Cruzadas Evangélicas, de las que algunas comentáis. A día de hoy, se pueden encontrar algunos artículos, muy jugosos, de lo que pensaban ellas, algunas en «Proceso de Canonización», sobre lo difícil del Apostolado y La Conversión de aquellas Mujeres «Rojas», tan desafectas de Dios y del Régimen. Ponerlos resultaría pesado de leer, pero si alguna, o alguno tienen interés, se los puedo proporcionar.
    Me niego a aceptar, como Mujer Libre, Autónoma, Independiente, Pensante y Demócrata, que alguien que tiene el encargo de Una Dictadura Genocida y Criminal para cambiar mi cerebro, ideas, dignidad, gustos, cultura, etc…para someterme a la ignominia, indignidad, violencia etc., puedan ser «tan simpatiquísimas y tan santas». Hace muchoooooooooo tiempo que dejé de comulgar con piedras de molino, y no voy a hacerlo ahora, en este momento ¡A la vejez, viruelas!

Leave A Reply

Your email address will not be published.