Pa chulo yo que soy del PSOE, y pa pegarte mi hermano

12
Gesto de contrariedad de una simpatizante del PSOE que acudió a la sede del partido el 20-N. / Manuel H. de León (Efe)

Al PSOE le ha hundido, sin duda, la crisis. Y le ha hundido el paro. Pero no sólo. También le ha hundido el desdén. No el de los votantes, sino el de ellos. El ir tan insultantemente y peregrinamente de sobrados durante décadas de monopolio de las únicas ideas aceptables. O yo, o el caos. Socialismo o muerte.

Vamos a decirlo de una vez: esto ha sido, es aún para algunos, una teocracia. Una casta de ayatollahs de autoproclamada izquierda suprema y pensamiento único (se da por hecho que la derecha ni a pensamiento llega, ¿no es así?). Si les llevabas la contraria, eras facha o subnormal, o las dos cosas. Sectarios hasta lo indecible, el enemigo podía ser todo el mundo que tuviera una duda o una objeción razonable. No hacía falta ser del PP, bastaba con no estar ciegamente de acuerdo.

Publicidad

Por ejemplo si les decías que a lo mejor a los trabajadores del futuro no hay que defenderles como a los del pasado, si de verdad se les quiere defender bien. O que no es más progresista quien más ayudas y subsidios reparte linealmente, sin mirar quién de verdad los necesita, y no donde se necesitan los votos. O que ninguna madre de familia se atrevería a hacer lo que estos han hecho con sus hijos sociales: jugarse al bingo el dinero de la compra. Y, después de perderlo, encima dar lecciones de moral.

Si hubiese sido sólo la crisis, o sólo el paro, la gente se habría abstenido como una bestia. Se habría quedado media Humanidad en casa. Era lo que algunos nos temíamos, una especie de autoexilio interior de mesa camilla, una jugada como la del avestruz que antes de reconocer que lo que ha votado siempre simplemente ya no sirve, pues va y esconde la urna debajo de la arena. No es fácil dejar de ser del PSOE, ni queriendo. No es fácil superar la fase anal de la política.

Pero como no fue sólo la crisis, ni sólo el paro, la participación fue más alta de lo que cabía esperar. Y hubo quien se abstuvo, pero también hubo muchos que votaron, sólo que votaron a otros. Al PP, por supuesto. Pero también a IU, y a UPyD, y a los nacionalistas, etc, etc. La gente ha dicho que está hasta el moño del Gran Hermano socialista. De la doctrina y del rebaño único.

De todo lo antedicho se podría deducir que yo odio al PSOE. Pues miren, con franqueza: no. De verdad que les deseo lo mejor, entendiendo por lo mejor que tomen nota de lo que el cuerpo electoral les pide, que es, en primer lugar y sobre todo, una inmensa cura de humildad. Y de pluralidad. Que cuando no tengan la solución de algo, que lo reconozcan. Y que pregunten. Y que dejen de señalar con el dedo o de decir que las urnas se equivocan cuando no les eligen a ellos. O que las únicas mayorías absolutas no peligrosas para la democracia son las suyas. Qué gran error si tratan de salir de esta echándose más aún al monte, diciendo más barbaridades y simplezas. ¿De verdad alguien juzga creíble pasar como si tal cosa del coche oficial al maquis?

Menos despreciar al personal y más arrimar el hombro, que aquí y ahora, con la que está cayendo, hacemos falta todos y no sobra ni dios.

12 Comments
  1. santosvv says

    Está bien pensado, aunque demasiado moderado. Si en el Psoe piensan que es solo por la crisis económica van aviados.

    Por ejemplo, el caso Pepiño solo ha sido la culminación de tanta tropelía antigua y reciente, que da la vuelta por el saqueo generalizado y las cuentas insostenibles de todas las CC.AA donde han gobernado. Es como en el 2004: no fue solo el 11M: la boda de El Escorial, el affaire del garañón Cascos y los nuevos usos autorizarios que llegaron con la mayoría absoluta hicieron mucho, mucho más de lo que se ha reconocido. Así le fue al Pp entonces, con 11M y sin 11M. Y así les ha ido a estos ahora, con crisis y sin ella, pues el terreno ya estaba suficientemente abonado desde su resistencia en admitirla.

  2. celine says

    Eres grande, Grau. Es justo lo que siento y pienso esto que has dicho. En efecto, me parece humanamente más fácil pasar del «maquis al coche blindado de 600.000€ Barreda Edition». Está en la naturaleza humana y por eso hay que vigilar. No castigar, pero sí, corregir. No voto al PSOE desde 1982 en que descubrí, para mi pasmo, que había votado a la derecha sin saberlo. Arrimaré el hombro en la medida de mis posibilidades, aunque sea la «terrible y temible derecha» -como amenaza Rubalcaba- la que gobierna. Ojalá logremos todos cambiar el mal sino de la historia de España currándonos unidos el futuro. Sursum corda!

  3. el andaluz says

    Lo bordas Ana, que razón tienes con lo que dices y como lo dices.esta casta política necesita reciclarse y olvidarse de la boina y del mendrugo de pan.creo que el pueblo español tiene mas inteligencia que sus políticos y que ciertos discursos
    resultan arcaicos y este PSOE del 82 ya no sirve.tienen que venir los que no están y marcharse los que estan………

  4. sares says

    Estupendo, Anna. Me alegra que digas en público lo que muchos pensamos en privado: la innata «superioridad moral» que les asiste desde el nacimiento hasta la tumba, digan las barbaridades que digan; sustituir los argumentos por los insultos; justificar hasta el final las injustificables decisiones de ZP y sus clamorosos errores; llamar «gastos sociales» a las prebendas a amigos y amiguetes; apropiarse en exclusiva de sentimientos y nociones como «solidaridad», «patriotismo», «ideales», etc. como si sólo ellos fueran patriotas, solidarios con los pobres, trabajaran por un ideal… mientras que los «enemigos» (o sea todos los demás, desde el PP hasta IU) no pueden ni siquiera mencionar esas palabras. En resumen, una «secta», como decía no hace mucho Hermann Tersch. Gracias por tu post: me has alegrado el día

  5. debe ser says

    Ejemplo de la «Excelencia de la gestión privada: «La cuarta entidad financiera intervenida es el de Valencia, que presenta similares patologías a las diagnosticadas en su día a la CAM, Cajasur y Caja Castilla-La Mancha. Las más graves son: una exposición al ladrillo del 65% de los activos y una morosidad que podría rondar el 15%. Como el colapso era inminente, el Banco de España ha tenido que administrarle una inyección de 1.000 millones y ha dispuesto otros 2.000 para garantizarle la liquidez.

    Igual que sus predecesores en el trance de la intervención, el Banco de Valencia estaba sujeto al capricho de las decisiones políticas en este caso del PP valenciano(eclesiásticas, en el caso de Cajasur), dada su condición de filial de Bancaja. De hecho, hasta hace poco, el presidente de ambas era la misma persona: JOSÉ LUIS OLIVAS, un dirigente del PP que en 2002 sucedió interinamente a EDUARDO ZAPLANA al frente de la Generalitat. A cambio de ceder luego el cargo a FRANCISCO CAMPS, Olivas fue promovido al puente de mando de Bancaja, que aún hoy ocupa. Por cierto que ese movimiento se llevó a cabo al amparo de una ley que él mismo había sacado adelante para reforzar el poder regional sobre las cajas.»

    !!!Menuda tropa, si Rajoy gobierna como CAMPS en Valencia vamos apañaos!!!

  6. claudio says

    A mí lo de la superiroridad moral me va de rechupete. Ya de entrada me declaro conservador (que es lo que soy) y ¡hala! que sufran ellos para demostrar su bondad. Mientras tanto, yo puedo decir lo que sea. Ni siquiera se me exige coherencia argumental: un conservador puede pasar de citar a de Maistre a usar a Marx y a nadie le choca.

  7. Dante says

    ¿Y que me dices, Anna, de los intelectuales y voceros del Regimen, de los Suso del Toro, Millás, Rivas…? eso si que es sectarismo del duro.

  8. Jonatan says

    Dicen fuentes solventes que la Sonrisa del Régimen (Trinidad Jiménez) anda repartiendo a los amiguetes, en plan embajadores extraordinarios, a bolos por Australia, América y Asia para enflaquecer más los fondos de Exteriores. Genio y figura. Menuda tropa.

  9. Amsterdam says

    Fantastico articulo. Sin ser para nada del PP, afirmo con rotundidad que el gran dano de Espana han sido los socialistas que se dedican a hacer politicas o destinar fondos no donde se necesitan sino donde sacan votos, asi hundan al pais. Es lo que hicieron en la transacion y lo que continuan haciendo sin les dejamos. Hay que modificar las leyes democraticas. No basta con ser espanol y tener 18 para ostentar un cargo publico. Hace falta formacion y experiencia, como en cualquier empresa privada. Un gobierno que nos pone de ministra a Pajin esta diciendonos a la cara que nos cree imbeciles. El que los continue votando, realmente lo es…

  10. Gerente Directivo says

    «Al PSOE le ha hundido, sin duda, la crisis. Y le ha hundido el paro. Pero no sólo. También le ha hundido el desdén. No el de los votantes, sino el de ellos. El ir tan insultantemente y peregrinamente de sobrados durante décadas de monopolio de las únicas ideas aceptables. O yo, o el caos. Socialismo o muerte.»
    ¿En serio? ¿En serio estás diciendo eso? No sé, me parece bastante increíble todo. No es por tenerle cariño especial a los del PSOE, no, tampoco es eso, pero no sé en que mundo se vive para poder pensar eso.
    ¿De que superioridad moral hablas? Ey, si haces una crítica, que me parece muy bien y muy necesario, básate en algo, no solo te saques de la manga ese discurso tan «miradme que anti-PSOE soy, digo lo que todos piensan», que ya llevan poniendo en práctica tanto tiempo gente como ese Salvador Sostres del que tan mal hablas.
    No sé, un poco más de profundidad, ahora va a resultar que Zapatero and company van a tener la culpa de todos los males de la sociedad, que ellos son los culpables de la desafección de los ciudadanos por la política. Porque bueno, tal como lo pintas tú, parece que hubo una enorme movilización en su contra, incluso dejas caer que aumentó la participación electoral, o que el PP se vió beneficiado por la merecida debacle socialista. Nada más lejos, no llegaron a aumentar ni un millón de votos, se mantuvieron en su coto de los 10-11 millones.
    No sé, vete más allá del rencor al PSOE, mira al sistema y a toda la casta política en general, que discursos como estos, populistas y pseudo-polémicos, ya estamos bien servidos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.