Indignados y ladridos

12

Aníbal Malvar *

Dos policías conducen a una joven, detenida durante una manifestación celebrada en junio frentes a las Cortes Valencianas. Por acciones similares a ésta, Human Rights Watch denuncia en su informe anual el "uso excesivo de la fuerza" contra los indignados por parte de la Policía. / Efe

Empezaron un quince de mayo. En la Puerta del Sol y en otras puertas antes cerradas. Como la mancha inaugural de un cuadro abstracto. Indefinibles como todo lo joven. Con vocación de grito desesperado en la noche. O en la tarde. Porque a muchos de ellos sus padres les obligaban a regresar a casa poco antes de las diez.

Publicidad

Empezaron como un botellón de ideas trepadoras, quiméricas. Las ideas de siempre. Libertad, igualdad, fraternidad. Abajo los bancos y fuera corbatas. Y la gente se sonreía. Y les echábamos a la policía pensando que era un capricho pasajero. Una alternativa a la disco y al sexo. Un forúnculo de inadaptación adolescente. Pero a los cinco días, el 20 de mayo, estamparon 14 ideas muy concretas. Para sorpresa del personal. En papel impreso y buena letra.

El 19 de junio siguiente, esas 14 ideas eran vindicadas por un millón de jóvenes en 60 ciudades de todo el país. El cuadro había dejado de ser abstracto para volverse expresionista. Y, entre otras cosas, nos sirvió para comprobar la cantidad de jóvenes que tienen más de 40, más de 60 y más de 80 años. Rarezas del carné de identidad.

Sucedieron nueve meses y dos derechazos electorales desde entonces. Où sont les neiges d´antan? ¿Dónde está el 15-M? El tiempo ha echado un montón de sal sobre aquella nieve virgen. Las calles y las plazas vuelven a ser transitables. Incluso para las señoras de visón y para su irascible yorkshire, llamado indefectiblemente Lulú.

Y las urnas siguen tan sucias como antes. Llenas de votos sistema. Urnas con su recta sonrisa indiferente y de cristal. Solo un diputado Equo se ha colado en la fiesta sin haber sido invitado con tarjeta de cartón, que diría el poeta de Boedo. “El descontento y la indignación se han visto reflejados en las elecciones, pero no, quizá, de manera tan contundente como se pretendía. Por eso es tan importante trabajar para cambiar la ley electoral”, cuenta Silvia Barquero, del Partido Animalista (PACMA), 101.557 votos que aúllan a la luna en el limbo de los muy extraparlamentarios indignados.

La policía y la guardia civil me dicen que continúan en alerta sobre los quincemes, pero que ven muy poca marcha. Más policía que diversión. Más policía que subversión. Pero esta no es una película con buenos y malos: muchos uniformados simpatizan con las ideas del movimiento. También están mal pagados, poco reconocidos y, en la humillante obediencia de órdenes absurdas, comparten resignación con cualquier inframileurista o parado de Puerta del Sol. Aunque también hay borricos con placa que tratan a los indignados con la porra de legislar a poetas, vagos y maleantes. No se sabe qué es peor. Human Rights Watch acaba de denunciar en su informe anual algunos excesos policiales contra los manifestantes españoles.

Pero ya no hay a quién darle una hostia. El 15-M no está en la calle. Es un intrecambio de reportes en Facebook sobre los bonus a los banqueros con 459 comentarios ombliguistas sobre lo asqueroso que sigue siendo el sistema; de vez en cuando, organizan un cotidiano mercadillo de la solidaridad en Vitoria o Guadalajara; y, cada vez menos, se convoca la protesta de una disminuyente multitud ante el hogar de un deshauciado. En eso parece haber encallado el barco pirata del 15-M.

- Me parece un gran logro que algunos jueces hayan dictado sentencias favorables a la dación en pago –discrepa Silvia Barquero.

- Vale, pero… ¿crees que el movimiento se está diluyendo?

- Sí, desgraciadamente. Ahora se hace necesario que los movimientos sociales estén organizados frente a lo que nos espera.

El problema es que la palabra organizarse no está en el diccionario etimológico del movimiento 15-M. La palabra organizarse implica portavoces, aparato, canales de comunicación, jerarquías, apoyos. Todo aquello que no nos representa.

En estos días, ese siniestro Jano llamado Merkozy se ha susurrado a su propio oído la posibilidad de aplicar la tasa Tobin. Un impuesto sobre las transacciones financieras. O sea: especulativas o de pasta por pasta entre gente con pasta. La Tasa Tobin era, por cierto, la cuarta exigencia del alejandrino de 14 ideas fecha 20-M escrito a buena letra por los indignados.

Pero ningún indignado ha salido a la calle cuando se ha sabido que la propuesta de Merkozy no cuela, que mejor en plan light, excluyendo divisas y derivados, no se vayan a enfadar los mercados y huyan hacia la City (donde, por cierto, los indignados británicos siguen haciendo ruido en las plazas).

Aquí las plazas, sin embargo, están fabulosas. La dignidad de los paseantes ha sustituido a la indignación de los rugientes. ¿Ya nadie quiere reformar esta ley electoral? ¿No está ya de moda el derecho a una vivienda digna? ¿Ya no importa que el FMI y el BCE impongan sus criterios sobre el artículo 128 de la Constitución que determina que toda la riqueza del país está subordinada al interés general?

Todos eso estaba escrito en aquellos manifiestos fulgentes, ¿no? Hoy el 15-M es solo ausencia o sombra en las plazas y las calles. Ya no están aquí a pesar de ser tan jóvenes. O quizá por haber sido tan jóvenes. No es tan bello morir joven, en plan James Dean, si antes no te has currado un par de buenas películas.

“El 15-M fue un momento”, me dice Gorka, testigo muy activo del movimiento desde las primeras asambleas de Sol. “Yo, como muchos otros, ya he dejado de ir a concentraciones y asambleas. Eso estuvo bien en su momento, pero acabas cansándote tú y cansando a la gente. Ahora hay que pasar a la acción”.

La acción consiste en la creación de redes de cooperativas, ecoaldeas, permacultura… Proyectos que ya existían, iniciativas minutísimas, pasos cortos. Viajes que ya no contemplan la insurreción, la desestabilización constante del sistema para que el pueblo reaccione, la recuperación de la calle por parte del pueblo como paso previo a la reconquista de las urnas y de los escaños del Congreso de los Diputados.

Para elaborar este post he escrito a una docena de personas –generalmente amigos- fuertemente implicadas en el movimiento indignado. Casi nadie quiso responder. De las redes sociales solo he recibido un par de breves respuestas. Lo demás fue silencio, mister Hamlet.

Quedan las ideas de estos príncipes de la duda. “El que da una palabra da un don”, escribió José Ángel Valente. Pero no hay nada mejor que meter en un mismo párrafo dos versos del mismo autor para que se peleen: “Ay inocencia, cuánto nos hemos arrastrado juntos”. El 15-M hoy parece más una fecha clavada en el calendario que un arrastrar calendarios hacia el futuro. Obviando algunas hojas o propuestas muertas, ya nada se arrastra por las calles. Salvo alguna marquesa de las de siempre con sus indignantes yorkshires, que no hacen más que ladrarle a los perros de los perroflauta. Que nunca fueron muy amigos de ladrar.

(*) Aníbal Malvar es periodista y escritor.
12 Comments
  1. miyake says

    El cretinismo, pasotismo y dejadez de la inmensa mayoría de la sociedad española ha hecho darse cuenta enseguida al 15M que, pese al gran poder movilizatorio de algunas de sus convocatorias, son (somos) una minoría que no ha logrado mover masas críticas. Que entre PP y PSOE hayan reunido más de 17 millones d evotos, o que en Cataluña CiU haya ganado tres elecciones seguidas con políticas gravemente antisociales hacen dudar de la voluntad de cambio de esta sociedad beata, mansa y sumisa a los poderosos.

  2. Intolerancia izquierdista says

    miyake: ¿por qué no respetas lo que 17 millones de españoles decidieron? ¿es que acaso tienes tú la razón absoluta de todo, del bien y del mal, del voto bueno y del voto malo? Hablas de una sociedad beata ¿no puede tener la gente creencias religiosas que deben ser igual de respetadas que aquellos que no las tienen? Hablas de una sociedad mansa y sumisa, pero ¿qué debería hacer la gente que tiene un empleo o que se juega sus ahorros abriendo un negocio? ¿A esos también los llamas sumisos u mansos? ¿Qué has hecho tú por el progreso y bienestar de esta sociedad? ¿A cuánta gente has empleado o has acogido en tu casa?

    Deja de quejarte y haz algo que merezca la pena. Sentarse e insultar a los políticos no es el camino. Decir que la culpa de la crisis es de los bancos es desconocer como funciona el sistema financiero y bancario del mundo, es quitar responsabilidad a gobiernos y ciudadanos que se sobreendeudaron por un crédito fácil, un crédito cuyos tipos de interés los fijaban los Bancos Centrales, esto es, los gobiernos.

  3. alalimon says

    Creo que la sintesis de la crisis que ha hecho la anterior persona «intolerancia Izquierdista» dista mucho lo real.
    Esta no es una crisis que venga derivada de la actuacion de los gobiernos y mucho menos de los ciudadanos…nonono…viene en mucha mayor medida derivada de la gestion inadecuada de los bancos privados y de la deflacion de los bienes inmobiliarios/financieros en todo el mundo. Ahora lo pagan los gobiernos que hicieron la vista gorda ante tales disparates y los ciudadanos que nunca fuimos informados pero que hemos pagado antes , mediante y pagaremos despues la puta crisis.
    Otra cosa , me dirijo a esos ciudadanos irresponsables porque quiero saber lo que votan para no votar lo mismo que ellos.

  4. Intolerancia izquierdista says

    alalimon: dices que los gobiernos no tienen nada que ver ¿sabes quien fija el precio del dinero? Los gobiernos, actuando por medio de sus bancos centrales. ¿sabes quien fue bajando el precio del dinero sin para? los gobiernos. ¿sabes quien estaba a favor de crear una burbuja inmobiliaria después de lo sucedido con la crisis de las puntocom, que en España no vivimos por ser un país más atrasado? el Sr. Krugman lo propuso y los gobiernos le hicieron caso.

    Y los ciudadanos, todos locos por comprar y, de repente, vivir deputamadre a costa del crédito ¿no son responsables? Entonces ¿me quieres decir que les pusieron una pistola en el pecho para que la gente se fuese de viaje al Caribe o un mes a la playa o comprara una casa a un precio desorbitado hipotecándose a 30 o 35 años?

    No señor, aquí hay muchos responsables: los gobiernos, los bancos y los propios ciudadanos. De aquí no se libra nadie. El problema, es que los ciudadanos, son los únicos que lo pagan, pues el gobierno goza del monopolio de la coacción y, los bancos y los gobiernos, se necesitan mutuamente para sobrevivir: yo te rescato, yo compro tu deuda, …

  5. Jonatan says

    El problema es cómo de grande es la sociedad crítica en España. Por que sólo con educación y conocimiento, buena información y compromiso se consigue una sociedad crítica. Por desdicha, cada día estamos más lejos de ello. Demasiadas distracciones consumistas.

  6. miyake says

    Intolerancia izquierdista: Por supuesto que respeto los resultados electorales, tranquilo que no voy a dar ningún golpe de estado. Pero mientras partidos saturados de poder, corruptos y favorecedores de los inetereses de las élites sigan recibiendo el apoyo mayoritario de las no-élites, vamos directos al abismo.
    Por cierto, siempre he vivido de mi sueldo y ahora he abierto mi propio negoicio, pero nunca me he callado ante ninguna injusticia por ello. Antes que un salario de miseria en un trabajo cutre está nuestra dignidad ciudadana. Otra cosa es que prefiramos jugar a la Playstation o comprarnos el último ipad antes que salir a la calle a protestar.
    En los libros de historia seremos los esclavos más modernos, tecnológicos y fashion victims.
    Ah! Y nunca me endeudé para ir al Caribe, no tengo coche y vivo de alquiler.

  7. alalimon says

    Intolerancia de acuerdo que todos somos responsables ; pero ojo! no culpables , y tampoco siquiera en la misma medida.
    No se puede resposabilizar a toda la ciudadanía de que se produzca un progreso desbocado en lo economico y del que solamente una pequeña parte de la población ha resultado beneficiado en alto grado.

    Insultar al poder es muy facil y no es una solucion para nada …de acuerdo tambien; pero digame como tengo que sentirme cuando observo que los que gobiernan periodicamente (ni voy a poner ambas siglas porque es publicidad) son los que nos metieron en el ajo y los que pretenden además sacarnos (a base de leches porque ideas sobre economia tiene todos pero luego está la realidad segun nos cuentan) del lio en el que estamos.
    Alguna idea nueva tendremos que adoptar y alguien nuevo tiene que llevarla a cabo y esto comienza por la critica al poder ; un poder en el que desde luego no tomamos parte la ciudadanía en absoluto mas que con una tarjetita cada 4 años de una manera chabacana y ridicula.

  8. alalimon says

    Ademas por otro lado la politica de los gobiernos respecto a la economia de mercado ha sido la siguiente «laissier faire laissier passer’ , es decir… la de no intervenir o lo que es lo mismo bocas cerradas y manos en los bolsillos….pero esto no ha sido voluntario para los gobiernos ; sino obligado por los grandes intereses economicos encarnados en la Banca internacional y en los comites de las grandes empresas que son en definitiva la pieza clave para comprender el mundo en el que vivimos…y los lodos que nos cubren.

  9. xkalibur66 says

    Perp alguien duda que el 15 fue promovido por el PSOE para mantener «la tensión» antes de las elecciones?. Pasadas las elecciones desaparecen, curioso ¿verdad?. La pena es que han utilizado a fanaticos de la extrema izquierda con pobre gente que lo esta pasando mal, muy mal. Pero para ellos son simples marionetas.

  10. arnau says

    Sí, seguimos en la calle, pero hace frío y nos hemos resguardado en locales, centros civicos, ateneos… El trabajo ahora es menos vistoso, menos espectacular pero seguimos en ello. Aprendiendo de nuestros errores, desde luego, pero con ganas seguir pidiendo más DEMOCRACIA en el sistema electoral y RESPONSABILIDADES penales para los que nos metieron en este agujero para enriqueserse (lo privado) o mantenerse en un cargo público (lo público).

    Ánimo.

  11. Intolerancia izquierdista says

    Miyake: Enhorabuena por tu decisión y suerte en tu negocio. Espero que en el futuro puedas contratar a más gente.

    alalimon: Ningún gobierno de este país ni de ningún otro ha aplicado jamás, realmente, el laissez faire. Lo que sí han hecho TODOS los gobiernos, que presumen de ser democráticos, es de haber otorgado derechos, cuando en realizar se han dedicado a coaccionar a los ciudadanos mediante la imposición de impuestos y tasas, claro está, «en nuestro beneficio».

    No le voy a decir cómo debe sentirse porque imagino que nos sentiremos de manera similar. Pero el 15-M no dejo de ser un movimiento social que, bienintencionado, su objetivo final era la restricción de las libertades. Sí, la restricción de las libertades, porque no hay mayor libertad que la que aportado la autonomía económica y financiera.

    Lo que tenemos que hacer es pelear por aquéllo que es nuestro: las contribuciones que pagan las empresas a la seguridad social son parte de sueldo que gana un trabajador (así se considera, al menos, en los distintos estudios comparativos internacionales, como las de la OCDE) y a ellos se les debería dar; debemos pelear por un sistema electoral mayoritario con voto alternativo que produzca resultados más o menos aceptados por todos, donde se pueda presentar cualquier ciudadano que lo desee, sin la necesidad de ser autorizado por el poder; necesitamos un adelgazamiento quasi total de las administraciones; necesitamos que los mercados se abran de verdad, sin imposiciones a las importaciones-exportaciones del mundo; necesitábamos haber dejado caer a aquellos bancos que realizaron mal sus deberes, es la norma de la economía; necesitamos que no nos roben más de manera directa, como es el IRPF; necesitamos que los gobiernos dejen de decir cómo deben ser y qué se debe estudiar: basta ya de reconocimientos oficiales en la educación!!!; basta ya de intervención. Es la hora de luchar por la libertad y la responsabilidad personal asociada a ella! ES LA HORA DE LUCHAR POR LA LIBERTAD REAL

Leave A Reply

Your email address will not be published.