La izquierda derrota al PP en Andalucía y la derecha suma en Asturias

5
El secretario general del PCE y diputado, José Luis Centella (centro), levanta el brazo de un exultante Diego Valderas (a su derecha), en presencia del cabeza de lista por Sevilla y alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, anoche, tras conocer los resultados de las elecciones andaluzas. / Raúl Caro (Efe)

La izquierda ha derrotado al PP en Andalucía y la suma de la derecha (PP y Foro) le permitirá gobernar en Asturias. Este es, en síntesis, el resultado de las elecciones autonómicas andaluzas del domingo y de los comicios que precipitó en Asturias el jefe del Foro, Francisco Álvarez-Cascos, diez meses después de acceder a la presidencia del Principado.

Más que útil, el voto a Izquierda Unida (IU) ha resultado decisivo para frenar a la derecha en Andalucía. La formación de Diego Valderas y Cayo Lara ha duplicado su número de diputados, pasando de 6 a 12. El PSOE de Andalucía, con José Antonio Griñán a la cabeza, ha derrotado a las encuestas que le pronosticaban su debacle, y aunque ha perdido 9 diputados y la mayoría absoluta que obtuvo hace cuatro años, ha mantenido el  39,5% del electorado y 47 escaños. La suma de ambas formaciones progresistas cierra el paso a la derecha y frustra por cuarta vez el objetivo de Javier Arenas de convertirse en presidente.

Publicidad

El PP venía de ganar las municipales y las generales, y fue la fuerza más votada en los comicios andaluces de este domingo, con un porcentaje del 40,6% y 50 escaños. Sin embargo, la subida de 3 tres diputados respecto a los 47 que tenía, resulta insuficiente para gobernar. La diferencia de 42.000 votos y 3 escaños respecto al PSOE procede principalmente de una sola provincia, Almería, donde, igual que en Jaén, Málaga y Córdoba, el buen resultado de IU, que obtuvo el 11% (450.000 votos), le permitió conseguir el último escaño en detrimento del PP.

Tanto el candidato Arenas como la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, destacaron el “hecho histórico” de haberse convertido en la primera fuerza en Andalucía después de tres décadas de gobiernos socialistas. Arenas prometió “seguir en el Parlamento andaluz” y apoyar todo lo que sea positivo para Andalucía. “Vamos a ejercer nuestro liderazgo en el Parlamento andaluz desde la humildad”, dijo, consciente de la imposibilidad de gobernar.

Las primeras lecturas del resultado atribuyeron el stop a la derecha y el triunfo de la izquierda –dos millones de votos del PSOE e IU frente a 1,6 del PP-- a los primeros cien días del Gobierno de Mariano Rajoy, con la subida de impuestos a los asalariados, los recortes sociales, la amenaza de “repago” sanitario y, sobre todo, con una reforma laboral “extremadamente agresiva” que entrega casi todo el poder a los empresarios en detrimento de los trabajadores y sus organizaciones sindicales.

En este sentido, Arenas habría sido el pagano del reformista Rajoy, quien siguió los resultados en la sede central del partido, en la calle Génova de Madrid y, sin comentar públicamente la frustración de su pupilo y máximo valedor, emprendió viaje a Corea del Sur, donde tiene previsto mantener la primera entrevista con el presidente de EEUU, Barack Obama. Rajoy estará de regreso para la huelga general del jueves contra la reforma laboral.

La cara de circunstancias de los ministros y dirigentes que acompañaban a Arenas, como la onubense y ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, que es diputado por Sevilla, contrastaba con la euforia que manifestaban días atrás ante unas encuestas que les situaban un escaño por debajo y tres o cuatro por encima de los 55 de la mayoría absoluta. Anoche algunos hablaban de “exceso de confianza”, otros invocaban la “infravaloración” de IU y del “voto oculto” al PSOE. En todo caso, el resultado dejó maltrecha la fiabilidad de los sondeos.

En términos políticos quedó de relieve el acierto de Griñán cuando se negó a convocar las elecciones andaluzas al mismo tiempo que las generales que adelantó  Rodríguez Zapatero. También sus esfuerzos por desmarcarse de su antecesor Manuel Chaves y su apuesta por la renovación del PSOE hasta el punto de respaldar a Carme Chacón han sido apreciados de puertas hacia fuera. Ante los fraudes en los Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) se ha esforzado en explicar que fue su gobierno quien los denunció.

Poco después de conocer el resultado, Griñán felicitó a Arenas y habló con Valderas. Ante los medios se comprometió a formar “un Gobierno estable” y aunque no manifestó si propondrá a IU una coalición o un “pacto de legislatura”, dijo que buscará la "estabilidad" y el diálogo para gobernar con el objetivo de “estimular el crecimiento y crear empleo, preservando los derechos sociales”. Por su parte, el dirigente de IU, Valderas, prometió emplear su fuerza para “promover una política de izquierda”.

Menos Cascos en Asturias

Álvarez Cascos con su mujer, María Porto, anoche, en la sede de su partido en Oviedo. / J. L. Cereijido (Efe)

Los resultados de Asturias dieron la victoria a los socialistas, con 16 escaños frente a los 15 que obtuvieron el 22 de mayo de 2011, pero el ascenso de IU no fue tan alto como sus dirigentes esperaban y sólo pudo pasar de 4 a5 diputados. La suma de ambas formaciones se queda en 21 escaños, dos por debajo de los necesarios para lograr la mayoría absoluta de la Cámara autonómica, que tiene 45 representantes. El candidato socialista Javier Fernández lamentó las trifulcas de la derecha que han llevado a la gente al desinterés por la convocatoria, como demuestra la elevada abstención del 44% de los electores.

Desde el PP, tanto la candidata Mercedes Fernández como la secretaria general, De Cospedal, afirmaron que “los asturianos no necesitaban una nueva convocatoria electoral”, y preguntaron a Cáscos ¿qué impedía el acuerdo antes y qué lo facilita ahora? El jefe de Foro bajó de16 a 13 diputados, el PP se quedó en los 10 que tenía y UPyD logró un escaño. La suma del Foro de Álvarez-Cascos (FAC) con el PP arroja los 23 votos necesarios para que éste siga de presidente. Pero está por ver si Rajoy, que es quien manda en el PP, le presta su apoyo.

5 Comments
  1. Runaway says

    Asturias.
    Todo sigue igual y todos han ganado: El PSOE al igual que en Mayo pero con un diputado más y lo celebra aunque no vaya a gobernar. FAC queda 2º como entonces pero con tres menos. PP pierde algunos miles de votos pero sigue con los mismos diputados. IU saca uno más y están contentísimos y UPyD entran con uno y tienen un orgasmo.

    FAC + PP = mayoría absoluta. Igual que en Mayo pero con tres escaños menos, pero en vez de gobernar se han dedicado a tirarse los trastos a la cabezas unos a otros por recillas y odios personales, que no ideológicos.

    HAY UNO QUE PIERDE: EL PUEBLO….Bueno, le está bien,por que al final fue el culpable de este desaguisado….Unos por lo que han votado, y otros porque se han abstenido…Pero, al final somos los que vamos pagar esta «fiesta de políticos» que ha costado casi tres millones de euros

  2. Zaratustra says

    Bien distingue Andalucía entre la falsa moneda y la que tiene valor. Y Asturias, que no se rinde a chulos y zampabollos, bien sabe a quién combatir.

  3. Manel says

    El voto CERA podría dar un diputado mas al PSOE en detrimento de FAC y por tanto PSOE+IU y FAC+PP quedarían empate a 22, el diputado de UPyD decidiría.

  4. Runaway says

    Manel:
    Conozco a los de UPyD no sólo por las informaciones, sino porque hicieron un par de convenciones en un hotel de Asturias donde yo trabajaba, que los dueños son del PP. Uno de los socios y su mujer se pasaron a UPyD y consiguieron que celebrasen las convenciones allí.

    La mayoría de la gente que vinieron entoces eran de Madrid y del País Vasco y han conseguido implantarse en Asturias. Te puedo asegurar que la gente que yo ví allí, ninguna de ellas tenía ideas izquierdistas, ni progresistas, ni socialdemócratas…ni siquiera de centro. Los discursos y las conversaciones que oí eran más propios de la derecha más radical, incluso superando al PP.

    Es muy improbable que en Asturias, UPyD colabore con un gobierno PSOE+ IU. Lo más probable, previsible y posible es que colabore con FAC+PP.

  5. Runaway says

    Manel:
    Justo cuando estaba comiendo en casa escuché la noticia por la SER que el voto de los emigrantes se ha decantado en favor del PSOE con un diputado más a expensas de FAC.

    En una pequeña entrevista a Ignacio Prendes, la ambiguedad y las contradicciones han sido la norma. Dice que eso de apoyar a la candidatura más votara era para las municipales, no para éstas. Que él no tiene preferencias, que quiere hacer Política (con Mayúsculas) en beneficio de Asturias y los asturianos, para después en otra pregunta del locutor, contradecirse y decir es lo que tiene en mente y en el corazon sólamente es no defraudar a los que habían dado su voto a UPyD.

    Todo lo cual quiere decir que se venderá al mejor postor, del que pueda pillar mayores probendas para él y su partido. Confimo mi comentario anterior: veo de nuevo a Cascos como presidente.

Leave A Reply

Your email address will not be published.