Montoro versus De Guindos: el penúltimo desencuentro

1
De Guindos (izda.) y Montoro (dcha.), con Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado 2 de marzo. / la-moncloa.gob.es

La falta de sintonía entre los ministros de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y el de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha desembocado en un último episodio de tensión en el gobierno de Mariano Rajoy, según admiten fuentes del Ejecutivo. El desencuentro, según estas mismas fuentes, lo propició el discurso de Cristóbal Montoro en el pasado debate de totalidad de los Presupuestos Generales del Estado y su advertencia sobre su decisión de intervenir cualquier comunidad autónoma queue no cumpla con los objetivos de déficit establecido.

Lo que, en principio, fue la reiteración de una advertencia a todas las Comunidades, se fue amplificando por el entorno del propio Montoro y terminó convirtiéndose en un insistente rumor: al Gobierno no le iba a temblar el pulso a la hora de castigar a una Comunidad díscola y el ministro Montoro estaba dispuesto a tomar de inmediato una medida ejemplarizante. La medida, según Fuentes del PP, consistía en la intervención de una comunidad autónoma. Y, para evitar suspicacias, sería una gobernada por el PP: la Comunidad Valenciana, que atraviesa serias dificultades económicas. El rumor, cuyo origen atribuyen por entero al núcleo más cercano a Montoro, desde el entorno de Luis de Guindos, evolucionó hasta el punto que, en numerosos mentideros políticos se puso fecha a la hipotética intervención: el pasado viernes, 27 de abril. En realidad, ese día no hubo intervención alguna, pero sí afloraron las diferencias entre ambos ministros.

Publicidad

Los fieles a De Guindos aseguran que el ministro de Economía y Competitividad consideraba un error desde su origen la amenaza de Montoro. En palabras de uno de sus colaboradores, "lejos de hacernos fuertes y decididos a cumplir con nuestros compromisos, ante los ojos de la UE y de los mercados, presentarnos con la intervención de la Comunidad Valenciana, que se encuentra entre las que más peso tienen en el PIB español, sería una muestra de debilidad extrema".

De Guindos planteó su tesis, convertida en queja explícita, ante el presidente Rajoy. No en vano, De Guindos en persona ha tutelado y supervisado el plan de reformas y recortes con el que el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, trata de luchar contra la difícil situación económica que heredó de su antecesor en el cargo, Francisco Camps. Desde el pasado mes de diciembre, Fabra y De Guindos han mantenido varios encuentros con las cuentas públicas de la Comunidad Valenciana de por medio, para tratar de buscarle solución a la grave situación económica valenciana y evitar, precisamente, males mayores. De Guindos no sólo opina que es una mala opción la intervención de una Comunidad Autónoma como la valenciana, sino que se ha tomado como algo personal la salida a flote de esta autonomía.

El rifirrafe Montoro-De Guindos se ha cerrado con una leve rectificación por parte de Montoro, la divulgación por parte de los servicios de prensa gubernamenteales de que se han sacado de contexto algunas expresiones del titular de Hacienda y la calificación de "rumor sin fundamento" la hipotética intervención de la Comunidad Valenciana. Parece claro que De Guindos ha ganado esta batalla. Tan claro como que no será la última que enfrente a ambos ministros.

1 Comment
  1. Sally says

    cheap quality jerseys cheap nike jerseys size 60

Leave A Reply

Your email address will not be published.