LUIS DÍEZ | Publicado: - Actualizado: 11/1/2017 09:53

Imagen de una de las protestas en defensa de la escuela pública convocada frente a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. / Kote (Efe)

La enseñanza pública va hoy a la huelga contra la política ruin y ruinosa del Gobierno del PP que preside Mariano Rajoy. Alumnos y profesores de todos los niveles, desde las escuelas infantiles a las universidades, han decidido salir a la calle para expresar su disconformidad con unos recortes presupuestarios que supondrán la expulsión de hecho de entre 70.000 y 100.000 profesores y el veto a los más pobres para acceder a la Universidad. No se puede decir que la derecha sea incoherente con su secular consideración, detectada hace un siglo por Miguel de Unamuno, de la instrucción como “cantidad negativa”.

Antes de que las camisetas verdes llenen las calles –la manifestación en Madrid es a las 18:30 desde Neptuno hasta Sevilla, donde la consejería de Educación ocupa el palacio que sirvió de sede al BBVA- hay que reconocer la última aportación del sociólogo y ministro de Educación, José Ignacio Wert, a una determinada escuela filosófica cuando, el miércoles pasado, respondió en el Parlamento a la socialista María Angelina Costa Palacios que “no es cierta la subida de tasas universitarias y no hemos hecho descender las partidas de becas y ayudas generales”. No hace falta añadir que la escuela filosófica eran los cínicos, canelos o perrunos, que, como decía Ramón J. Sender, orinaban en público y se quedaban tan anchos.

¿Se puede negar la reducción de la inversión en Educación presentada en Bruselas por el Ejecutivo de Rajoy, que supera los 3.000 millones y se sitúa en 5.660 para lo que queda de este año y el siguiente? Por más que Wert diga que no debemos confundir la habilitación a las autonomías para que suban las tasas universitarias hasta un 50% de las tarifas en vigor con la decisión del Ejecutivo de subirlas, ¿no ha sido el Gobierno quien, por decreto, les ha sustraído 10.000 millones en transferencias de impuestos para Educación y Sanidad este año?

Mientras el ministro peor valorado por la ciudadanía dentro del suspenso general político del último examen del CIS hace el ridículo, es lo cierto que Rajoy, incumpliendo el programa con el que ganó las elecciones, ha decidido quitar 233 euros por alumno o infligir una pérdida salarial media de 2.773 euros por enseñante este año, y una cantidad superior en 2013, según ese plan enviado a Bruselas y que se da coces con los objetivos de la UE para España de reducir el abandono escolar.

Los cinco sindicatos de la enseñanza (CCOO, UGT, ANPE, CSIF Y STES) y las asociaciones de estudiantes y de padres de alumnos convocantes de la huelga de hoy “contra los recortes”, con el lema “Sin Educación no hay futuro”, esperan una respuesta masiva contra la “brutal reducción del 25 al 30% del presupuesto” que va a suponer un “retroceso histórico” en la Educación. Sus argumentos son de peso y se resumen en tres: paro, incuria y masificación.

Los profesores han perdido el 16% de su capacidad adquisitiva desde que empezó la crisis. Y a los recortes retributivos se suma el aumento de horas de clase, la desaparición de las reducciones de horario para los mayores de 55 años, los recortes salariales en caso de baja por enfermedad, la congelación de las ofertas de empleo público, la desaparición de las condiciones de la jubilación anticipada, la transformación de nombramientos a tiempo completo y, entre otras medidas, el cese de los interinos el 30 de junio para no pagarles las vacaciones. Todo ello se materializa en una reducción de la plantilla docente de proporciones incalculables, que repercutirá gravemente en la calidad y equidad de la enseñanza, explican los sindicatos.

Los profesores y asociaciones de padres de alumnos también denuncian que las aulas volverán a masificarse -hasta 30 alumnos por clase en infantil y primaria, hasta 36 en secundaria y hasta 46 en Bachillerato-, no se cubrirán las ausencias de 10 días de baja laboral, se abandonan los programas de apoyo a la educación infantil, se acabó el apoyo a la aplicación de las nuevas tecnologías y no se actualizan los ciclos de Formación Profesional. Según señala CCOO, como consecuencia de estas políticas no se incorporarán al sistema educativo nuevos trabajadores, con lo que las promociones de jóvenes recién titulados o a punto de terminar sus estudios para dedicarse a la enseñanza están siendo condenados al desempleo más absoluto.

Ni en el peor escenario posible, los 496.407 profesores de enseñanza pública y los 184.775 de la privada concertada no universitaria que imparten docencia a 7.928.727 alumnos en 27.261 colegios desde educación infantil a Bachillerato y Formación Profesional, según datos oficiales de 2011, y el millón y medio de alumnos universitarios y 75.000 profesores de enseñanza superior podían imaginar el maltrato y los recortes sin diálogo ni miramiento de un Gobierno dizque “popular”. La negación de recursos vitales a la Educación pública con el argumento de la contención del déficit contrasta con la amnistía fiscal y los balones de oxígeno a la banca, y constituye la expresión soez de la apuesta por un modelo de sociedad fundado en la especulación y la desigualdad.

Artículos Relacionados

  • Juan

    Los programas del PP son falsedad en documento público. Han llegado a los gobiernos a trincar: nos suben los impuestos y nos quitan los servicios. ¿Dónde llevan nuestro dinero?

  • Zaratustra

    Aprendan idiomas, a tocar un instrumento o a pintar monos y lárguense.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend