Los agricultores pagarán el ajuste de la UE y la competencia marroquí

2
El portavoz socialista en la Comisión de Agricultura del Congreso, ayer domingo, durante una rueda de prensa en Toledo. / pscm-psoe.com

Es muy difícil que el sector primario se libre de la depresión económica y social, dice a cuartopoder.es el portavoz socialista de Agricultura, Alejandro Alonso, no sólo por el ajuste presupuestario del departamento que dirige el ministro Miguel Arias Cañete, sino fundamentalmente por los recortes de la política agraria común (PAC) que pueden afectar al 20% de las ayudas. Quiere decirse que si el agro español recibía un cheque anual de unos 8.000 millones de euros, el próximo año, se podría ver reducido en 1.600, con el consiguiente impacto negativo sobre las pequeñas y medianas explotaciones.

Mientras el ministro Arias Cañete considera prematuro el pronóstico sobre la reducción de la PAC, el responsable del PSOE estima que al recortar el presupuesto interno se pierde un argumento negociador ante Bruselas y nos podemos encontrar con la respuesta de que no es de recibo reducir dentro y pedir más fuera. “La importancia del cheque de la PAC es muy alta”, añade Alonso, “porque representa en torno al 30% de la renta agraria y beneficia a un millón de personas”. La actividad agropecuaria es además esencial para fijar la población e impedir la despoblación del territorio. Pero si en vez de beneficios, produce pérdidas, el abandono de explotaciones será imparable.

A los pronósticos negativos se añaden los efectos del reciente acuerdo entre la UE y Marruecos sobre la liberalización del comercio agrícola. Según el ministro “el alcance de la reducción ad valoren se estima entre el 15 y el 20% y no se prevén repercusiones negativas significativas en el sector agrícola español”. Desde luego, según Arias Cañete, “el Gobierno no comparte los escenarios catastrofistas que han anunciado algunas organizaciones agrarias”.

En un esfuerzo por reducir el impacto del acuerdo, el ministro emplea todos los términos a su alcance: “liberalización limitada, escaso incremento del contingente exento de arancel” y otros que le permiten afirmar que “no se esperan desajustes dramáticos entre la oferta y la demanda” para la producción española. El contingente exento de arancel se ha incrementado para los ajos, el calabacín, la clementina, la fresa, el tomate y el pepino marroquí. Se han suprimido los contingentes para el aceite de oliva, albaricoques, cerezas, melocotones, alcachofas, apios, hongos, espinacas, cebollas, coles, lechugas, naranjas, patatas tempranas y otros productos hortofrutícolas transformados y semitransformados, y también para el vino. “Pero es que los contingentes anteriores no eran utilizados”.

También se liberalizan totalmente las berenjenas, ciruelas, espárragos, frambuesas, guisantes, judías verdes, melones y sandías, “pero es que ya estaban liberalizadas”, añade el ministro. Se suprimen los derechos arancelarios para las manzanas y las peras, “pero son productos sin prácticamente producción marroquí”. Y también se reduce hasta un 30% el precio de entrada de los albaricoques, melocotones, nactarinas y uva de mesa, “pero la producción marroquí es prácticamente insignificante”. Por lo demás, para los pimientos y limones, ya liberalizados, se mantiene el precio de entrada.

En definitiva, que según la descripción de Arias Cañete, quitando los higos, los dátiles, los aguacates, las granadas y las papayas secas, nada han de temer los agricultores españoles de la competencia del vecino del sur. ¿Producirán más barato? Sin duda. ¿Quién controlará los contingentes y las condiciones sanitarias? Los receptores comunitarios de cada país. Quiere decirse que los controles en los principales puertos de entrada, Rótterdam y Marsella, “nos son ajenos”, asume el ministro.

2 Comments
  1. Gallardón says

    Gracias por este artículo que nos anima a sembrar melones y ajos en Marruecos y tomates en Rio Muni

  2. inteligibilidad says

    Y lo peor es que sufren todos los campesinos (los marroquíes se van a llevar incluso la peor parte) y se benefician las grandes empresas agroalimentarias y de importación-exportación. Recomiendo este gran artículo para comprender mejor las mentiras de los acuerdos agrícolas con marruecos: http://www.elparquedelashamacas.org/html/acuerdo_unioneuropea_marruecos.html

Leave A Reply

Your email address will not be published.