Las 25 razones de Rajoy para evitar el debate del Estado de la Nación

Mariano Rajoy, el 19 de diciembre de 2011, durante su discurso de investidura. / Efe

En una ocasión escuché a Mariano Rajoy decir que el tiempo vital y el político son distintos porque en política pueden pasar muchas cosas en muy poco tiempo. Tan profunda reflexión merece ir entre comillas, pero me abstengo de ponerle banderillas porque cito de memoria y fuera de aquel contexto en el que le llovían críticas por no haber ganado las elecciones. Cuatro años después las ganó por mayoría absoluta y cuando ya cumple medio año de Gobierno vale preguntar ¿qué ha pasado para que rechace el tradicional debate sobre el Estado de la Nación que le reclaman las demás formaciones políticas? ¿Qué razones tiene Rajoy para negar el debate?

1. Dijo Rajoy el 19 de diciembre de 2011 en la sesión de investidura como presidente: “La mayoría es un instrumento excelente para ejecutar las decisiones, pero no forzosamente el mejor para diseñarlas”. Por eso se niega a debatir y contrastar las propuestas con las demás fuerzas políticas.

2. Añadió: “El futuro de España es cosa de todos”. Pero rechaza el debate y el contraste con los demás representantes de la soberanía nacional.

3. Anunció: “Me propongo dedicar toda la capacidad del Gobierno a detener la sangría del paro”. Por esa razón el paro ha pasado del 23 al 25% de la población activa desde que está en el Gobierno.

4. Deploró “el ajuste monumental que se ha hecho en nuestro país a costa del empleo”. Y a continuación elaboró y aprobó un Presupuesto del Estado que manda al paro a 625.000 trabajadores más, según sus propias estimaciones.

5. Afirmó: “Me propongo estimular el crecimiento”. Y la previsión oficial reconoce una recesión de un punto frente al tímido crecimiento del 0,7% en 2011.

6. Admitió: “No existe mejor instrumento para encauzar y coordinar la energía de la nación que el diálogo, un diálogo abierto a todos, dentro y fuera de esta Cámara”. Por esa razón, sin diálogo ni negociación previa con los sindicatos, ha impuesto por decreto una reforma laboral que lamina los derechos sindicales y sociales de los trabajadores, abarata el despido a 20 días por año en los contratos fijos e implanta el despido libre y gratuito en los temporales.

7. Precisó: “Es imprescindible una profunda modernización laboral al servicio de la creación de empleo”. Pero orientó la reforma laboral a abaratar y facilitar los despidos cuando los empresarios lo estimen conveniente por razones de facturación, a suprimir los derechos de los trabajadores y a abaratar los salarios.

8. Declaró: “Abordaremos los costes de los puentes y se trasladarán las fiestas al lunes más cercano”. Pero de 14 festividades al año, 7 son religiosas de guardar o inamovibles para no contrariar al Vaticano y 5 son estatales y se deben celebrar en su día.

9. Razonó: “Han de ser los españoles y no el Gobierno los motores del cambio, los protagonistas de las reformas”. Pero ha aplicado por decreto los ajustes y las reformas de facto en la Sanidad, la Educación pública y la dependencia, sin escuchar ni, mucho menos, negociar con los sindicatos, las asociaciones, los rectores universitarios, los mineros…

10. Sostuvo: “Mi intención es no subir los impuestos en un momento como este”. Pero once días después decretó la subida o detracción del 2% del IRPF, a continuación decidió amnistiar a los defraudadores o delincuentes fiscales que afloren y repatríen capitales, y ahora estudia una subida del IVA, camuflada con el eufemismo de la “adaptación del impuesto”.

11. Proclamó entre aplausos: “Actualizaré el poder adquisitivo de las pensiones”. Y frente a la subida de un punto a los pensionistas, Hacienda les quitó dos.

12. Declamó: “No estoy dispuesto a aceptar que haya en España una generación que pudiera perderse porque encuentra cerradas todas las puertas”. Por eso uno de cada dos jóvenes está en paro, por eso envía a las compañías de policías antidisturbios a dialogar a palos con los que se sientan en las calles y plazas para expresar su indignación, por eso reforma leyes y reglamentos policiales para que la resistencia a las agresiones se considere desacato y desobediencia a la autoridad, y por eso cada día más gente de sangre nueva se larga de este país, donde, por primera vez desde la muerte del dictador, la emigración ha superado a la inmigración.

13. Enunció: “La España del futuro dependerá de nuestro sistema educativo”. Por esa razón ha eliminado cuanto antes la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, ha decretado la subida de las tasas universitarias hasta un 60%, ha reducido los recursos en 2.800 euros anuales de promedio a cada uno de los 900.000 profesores, ha cercenado las becas, suprimido la reforma de la Formación Profesional, reducido la formación bilingüe de los profesores y anulado los programas de nuevas tecnologías en la Educación.

14. Prometió: “Pondré en marcha una mesa de diálogo social para elaborar un plan de empleo juvenil”. Seis meses después, ni mesa ni diálogo ni planificación ni plan.

15. Se comprometió: “Gobernaré desde la transparencia”. Por eso su partido aplica la mayoría absoluta para rechazar la comparecencia en el Parlamento de los responsables de la quiebra de Bankia, la cuarta entidad financiera del país, con 12 millones de clientes deseosos de saber lo que ha ocurrido en la entidad y ávidos de que se aclaren las operaciones ruinosas y se exijan responsabilidades a los responsables y beneficiados.

16. Anunció: “Presentaremos en el primer trimestre de 2012 una ley de transparencia, buen gobierno y acceso a la información pública como un derecho de los ciudadanos y un principio básico de la actuación de las administraciones”. Pero ni la ha presentado ni ha reducido los fondos reservados ni ha incluido a la Jefatura del Estado, que se nutre con fondos públicos, en un anteproyecto que no reducirá las materias clasificadas como secreto por razones de seguridad, interés nacional, interés económico y protección de datos personales cuando y según convenga al Gobierno y demás poderes.

17. Sermoneó: “Haré bandera de la verdad y llamaré al pan, pan y al vino, vino”. Por esa razón la verdad sobre el agujero de la nacionalizada Bankia sigue oculta, la reestructuración bancaria se aborda a puerta cerrada en el Congreso y, ante la evidencia de que el Estado no tiene más recursos para ayudar a la banca y ha de pedir socorro a la Unión Europea, en vez de llamarle “rescate” se le llama “préstamo ventajoso para España”.

18. Detalló: “Se fijará en un 0,4% el déficit estructural global máximo del conjunto de las administraciones públicas a partir de 2020”. Y a continuación consignó el “déficit cero” en la ley de estabilidad financiera y presupuestaria para desarrollar la reforma constitucional que pactó con Zapatero de espaldas a los ciudadanos, provocando el rechazo del PSOE de Rubalcaba.

19. Aclaró: “Se establecerán los criterios para la reducción progresiva del nivel de deuda hasta el 60% en 2020”. Pero luego se enredó en un rescate bancario que eleva la deuda hasta el 80% del PIB.

20. Reiteró: “Vengo a restablecer la confianza en España”. Y la prima de riesgo sobre la deuda soberana se disparó, rompiendo todos los techos alcanzados con un Zapatero nada de fiar, y los índices bursátiles se cayeron por los suelos.

21. Profirió: “La oferta pública de empleo se llevará a cero, excepto en el ámbito de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los servicios públicos básicos”. Y se calló la expulsión de 40.000 profesores de enseñanza básica y media al paro y de miles de sanitarios y asistentes sociales al desempleo, porque, al parecer la Educación, la Sanidad y la Asistencia a los dependientes no son servicios públicos básicos.

22. Expuso: “Las tarifas eléctricas para consumidores domésticos son las terceras más caras de Europa y las quintas más elevadas para consumidores industriales”. Por ese motivo las vuelve a subir un 5%. Y ha liquidado las ayudas a las renovables y, con los buenos oficios de su correligionario Aznar, decidido que la nuclear de Garoña no se cierra.

23. Comunicó: “Plantearé un pacto por la sanidad con todos los partidos políticos, administraciones públicas y profesionales implicados para hacer más eficiente y sostenible el sistema”. Y a continuación cercenó por decreto y sin diálogo la financiación sanitaria, con el consiguiente cierre de centros y servicios, y más paro en el sector; anuló el acceso universal y gratuito a los servicios de salud de los inmigrantes sin empleo o que no coticen a la Seguridad Social, y en vez de establecer convenios con terceros países, agitó el espantajo del "turismo sanitario". Pero, sobre todo, ha implantado el “repago farmacéutico” y eliminado del catálogo una amplia lista de medicinas básicas para niños y ancianos.

24. Proclamó: "Asumo la herencia". Y desde entonces no ha parado de repetir lo de las facturas en los cajones, el déficit imprevisto y lo mal que estaba todo. Incluso, en un alarde de memoria histórica, su ministro de Justicia y Notario Mayor del Reino, el deficitario Gallardón, defendió el pasado miércoles en el pleno del Congreso la coherencia de Rajoy al mantener el recurso de inconstitucionalidad contra el matrimonio de personas del mismo sexo, en contraste con la incoherencia de quien, siendo ministro del Interior, promovió el recurso contra la legalización de la formación aberzale Sortu y ahora saluda la legalización. Gallardón se refería a Rubalcaba. Y éste tuvo que recordar que desde 2010 ha ocurrido un hecho trascendental: ETA ha renunciado definitivamente a la violencia.

25. Y peroró Rajoy: "Sabemos lo que hay que hacer". Por esa razón, porque tiene tan claro lo que hay que hacer, no necesita debatirlo con nadie ni que la gente se entere por anticipado.

Publicidad

Si hace seis meses concluyó Rajoy: “Yo no he llegado a este momento para cosechar aplausos, sino para resolver  problemas”, hoy podría decir que en lo primero, los aplausos, tenía razón, pues hasta algunos correligionarios se han rebelado por el trato que está dando a los mineros y no pocos le aplauden por disciplina de partido. Y en lo segundo, los problemas, podría reconocer que no ha resuelto ninguno de los que heredó y los ha agravado todos, incrementando la penuria, el sufrimiento y el miedo de millones de asalariados para mayor gloria y beneficio de los que originaron la crisis capitalista y la depresión en la que nos tienen sumidos. Todo ello con un prevaricador desparpajo programático y una obediencia ciega a la política errática de la UE y a los especuladores parasitarios que le obligaría a corregir el tiro y pedir perdón a los electores, incluidos los suyos. Para evitarlo, ha suprimido el debate.