El PSOE resuelve el ERE sin despidos y con reparto salarial y laboral

2
El diputado socialista Antonio Hernando,ayer, día 18, en el Pleno del Congreso, durante una intervención en la que acusó a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, de utilizar su cargo para filtrar a un periódico el ERE del PSOE. / Flickr del PSOE

Bajas incentivadas, prejubilaciones, reducción de salarios y de jornada, pero ni un despido forzoso. Este es el preacuerdo que finalmente ha aceptado la dirección del PSOE para hacer frente a la reducción de más del 40% de su presupuesto, derivada de la reducción de la financiación ordinaria y de la caída de las cuotas sobre los salarios de los diputados y senadores para financiar el partido. El compromiso de no despedir a nadie se alcanzó el miércoles por la mañana, después de que el comité de empresa amenazara con encerrarse en la sala de reuniones de la Ejecutiva federal.

Publicidad

La dirección del PSOE había ofrecido una indemnización de 35 días por año trabajado a los empleados de la dirección federal, los grupos parlamentarios y las fundaciones que aceptaran acogerse al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado hace un mes e ir al paro. Inicialmente se estimó que en torno al 30% de la plantilla tendría que acogerse a la indemnización y pasar a engrosar el censo del Inem. Esto suponía el despido pactado de más de 60 trabajadores, que con las bajas incentivadas y las prejubilaciones, permitía ajustar la plantilla a la reducción presupuestaria. Paralelamente se barajaban otras fórmulas como la reducción de salarios y de horarios para evitar despidos.

Publicidad

La negociación no terminará hasta el próximo viernes, pero los trabajadores consiguieron ayer un preacuerdo esencial para eludir los despidos. El preacuerdo permite conciliar el 40% de reducción de la masa salarial con el mantenimiento del empleo mediante las prejubilaciones y las bajas incentivadas ya aceptadas por los trabajadores de 58 y más años, los cambios de destino y contratos de sustitución entre la dirección y el grupo parlamentario y una reducción media del salario y la jornada del 27%, que se distribuirá en función de las necesidades y puestos de trabajo. Así, habrá trabajadores que sufran una reducción del 10% y otros de hasta el 40%.

El plazo para firmar el acuerdo termina el próximo domingo, día 22 de julio, aunque las fuentes consultadas dan por hecho que se firmará el viernes, tras la asamblea que celebrarán hoy los trabajadores. Lo importante, según las fuentes sindicales ugetistas, es que nadie vaya al paro. Aun así y todo, media docena de empleados han optado por acogerse al despido en unas condiciones mucho más favorables que las decretadas por el Gobierno del PP en su reforma laboral que reduce la indemnización a 20 días por año trabajado.

Mientras, el secretario de política institucional y autonómica del PSOE, Antonio Hernando, acusó ante el pleno del Congreso a la titular de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, de utilizar su cargo para filtrar el ERE del PSOE a un medio de comunicación, “aumentando el sufrimiento de los trabajadores afectados” con su política de “bajo vuelo”. La ministra no negó la filtración del informe de su departamento sobre el expediente, aunque argumentó que se conocía desde febrero por boca de algunos dirigentes del PSOE. Hernando confirmó la denuncia contra ella y dijo que tendrá que aclararse ante los tribunales. Y Bañez, que cobra dos sueldos, como ministra y como diputada por Huelva, le recomendó aplicar la flexibilidad de la reforma laboral para no tener que despedir a nadie y “no dar mal ejemplo a los españoles”.

2 Comments
  1. Zaratustra says

    No se esperaba otra cosa del partido de Pablo Iglesias que se reclama de las fuerzas del trabajo

  2. Ramon says

    La Báñez esa que nunca ha trabajado debe dimitir y el Rajoy sinverguenza y trilero debe largarse ya

Leave A Reply

Your email address will not be published.