Patxi López convoca elecciones al año de la derrota de ETA y con el PP a la greña

1
El lehendakari, Patxi López, ayer, compareciendo ante la prensa tras la reunión extraordinaria celebrada con su equipo de Gobierno. / Adrián Ruiz de Hierro (Efe)

Con el PP dividido por la política penitenciaria de su Gobierno y el PNV y Bildu muy igualados en las encuestas, el lehendakari Patxi López anunció ayer la convocatoria de elecciones para el próximo 21 de octubre. La jornada de reflexión coincide con el primer aniversario del anuncio de ETA del fin definitivo del terrorismo. La decisión de López de precipitar el final de la legislatura cuatro meses y diez días se produce después de que el PP retirase su apoyo a los socialistas por negarse a aplicar los recortes sociales decretados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Una de las imágenes más duras de digerir para el Gobierno central fue la concurrencia de miles de opositores a las plazas de sanitarios y profesores ofrecidas por el Gobierno vasco, en contraste con las masivas rescisiones de contratos y acerados recortes en las autonomías gobernadas por la derecha. Rajoy ordenó al dirigente de su partido en Euskadi, Antonio Basagoiti, que retirase su apoyo al Gobierno socialista vasco. La situación se volvió irreversible cuando López, hijo de un trabajador socialista enraizado en la margen izquierda del Nervión (Lalo López Albizu), recurrió los decretos de supresión de fondos para la educación, la sanidad y los servicios sociales básicos.

Publicidad

La ruptura del pacto dejó al PSE-PSOE en minoría en el Parlamento Vasco. Sus 25 diputados, que con los 13 del PP sumaban la mitad más uno, quedaron maniatados frente a los 30 del PNV. López no tenía más salida que anticipar las elecciones. Los dirigentes del PNV proponían celebrarlas en octubre y López puso ayer la fecha exacta: el primer aniversario del fin del terrorismo. Desde la ruptura, el PP no ha ahorrado críticas contra él. Basagoiti ha dicho que “tiene menos estudios que Homer Simpson”. Sólo realizó unos cursos de ingeniería industrial, lo que no quita para que aparezca en los sondeos como el político más valorado.

La convocatoria coincide con la reaparición de las tensiones en el PP a raíz de las críticas de Jaime Mayor Oreja, jefe de filas en el Parlamento Europeo, a la política penitenciaria de Rajoy y del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Aunque éstos aplican estrictamente la ley penitenciaria, sin los traslados y excarcelaciones que en su día realizó el propio Mayor Oreja por orden de José María Aznar, el ex ministro entiende que la concesión del tercer grado penitenciario a Iosu Uribetxebarría Bolinaga y el acercamiento de presos fortalece a ETA para ganar poder en las elecciones y llevar a cabo la “ruptura” de España desde el Gobierno vasco.

Aunque la campaña electoral no comienza oficialmente hasta el 5 de octubre, la excitación del radicalismo interno en el PP restaría votos a Basagoiti en beneficio de UPyD, cuya dirigente, Rosa Díez, mantiene un discurso alineado con los mensajes del ex ministro del Interior y sus seguidores. De Mayor Oreja dicen algunos miembros de su partido que ha sido “el Arenas vasco”, porque nunca ha ganado y, al parecer, tampoco desea que su partido mejore en la tabla.

Así las cosas, el PSE-PSOE, que podría perder 100.000 votos de los 316.000 que obtuvo en las elecciones del 1 de marzo de 2009 y entre 5 y 7 de sus 25 escaños,  mantendría la llave de la gobernabilidad siempre y cuando el PNV y Bildu no llegaran a un acuerdo. El último euskobarómetro otorgaba al PNV una diferencia de dos diputados sobre Bildu. Ambas formaciones se mueven entre 22 y 24 diputados, lo que les otorga la mayoría absoluta en el Parlamento Vasco, que cuenta con 75 escaños.

Al anunciar la convocatoria electoral tras el Consejo de Gobierno extraordinario, el lehendakari López antepuso el valor de la vida a otros logros políticos. “El final del terrorismo, el hecho de poder pasear sin temor a que te maten, es algo que hemos conseguido con este Gobierno”. Este fue su claro y telegráfico balance: “Hemos puesto en marcha medidas para que los más desfavorecidos no tengan que pagar más por las medicinas, hemos dejado en marcha los programas para dinamizar la economía y hemos traído la paz a Euskadi”.

Entre las razones que le han llevado a anticipar los comicios, López citó la oposición del PNV y del PP desde las diputaciones forales de Vizcaya y Álava, respectivamente, a la equidad fiscal que proponía su Gobierno. En una alocución marcada por el recurso al Tribunal Constitucional que ayer decidió su Gobierno contra los recortes del Ejecutivo central, reconoció que otra causa del anticipo ha sido “el clima electoral en el que nos han metido los demás partidos”, impidiendo cualquier acuerdo para seguir gobernando.

López aseguró que las finanzas vascas están equilibradas y que Euskadi, con una tasa de paro del 10%, goza de la confianza de las entidades financieras de la UE, como lo demuestra un crédito de 460 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Aunque evitó referirse a la caída de la recaudación, apostó por mantener las señas de identidad de su periodo de gobierno e inició la precampaña con este mensaje: “Hemos traído la normalidad a Euskadi, lejos de la crispación de los anteriores gobiernos y de las pugnas identitarias, y hemos demostrado que se puede salir de la crisis con un modelo propio de austeridad, pero de incentivos a la economía”.

1 Comment
  1. Dante says

    Espero que UPyD siga defendiendo los cambios necesarios en la Constitución para que desaparezca la aberración del concierto vasco navarro.

Leave A Reply

Your email address will not be published.