Zapatero renuncia a vivir en León y reduce la obra de su chalé

1
En la imagen de arriba, estado actual de las obras del chalé del expresidente Zapatero en León. Abajo, el inicio de las obras, en agosto del año pasado. / Fotos: Raimundo Castro

La hija mayor de José Luís Rodríguez Zapatero, Laura Zapatero Espinosa, fue quien dio la puntilla, el curso pasado, a las aspiraciones del ex presidente y su esposa Sonsoles Espinosa de volver a vivir en León. Tanto que el ex líder socialista ha renunciado a concluir como tenía previsto el chalé que empezó a construir el verano pasado en uno de los barrios más modernos y distinguidos de la ciudad, las Eras de Renueva. Ya no tendrá segunda planta ni piscina medio cubierta.

A pesar de su famosa rebeldía –reconocida incluso por Zapatero en una conversación con el cantante Loquillo, a quien le manifestaba la admiración por él de la muchacha–, Laura, la niña de sus ojos, abrió el camino cumpliendo el deseo de su madre de que estudiase Filología en la facultad leonesa. No pudo ser. La muchacha, inteligente y abierta, a juicio de sus compañeros, admiradora de grupos alternativos de extraordinaria capacidad musical y poética como Mago de Hoz, no aguantó los límites de una ciudad pequeña, claramente ingrata con el hombre que ha ayudado a modernizarla profundamente, algo que ahora, a toro pasado, ya empiezan a reconocerle hasta sus adversarios del PP cuando contemplan, apenados, la céntrica estación del AVE y los retrasos en la conclusión de las obras introducidos por Mariano Rajoy.

Oficialmente, se argumentó que Laura dejaba la facultad por razones de seguridad. Quienes fueron sus compañeros y amigos comentan, sin embargo, que acostumbrada a Madrid, León le caía pequeña y, por culpa del odio irracional generado inexplicablemente contra su padre, se sentía agobiada. El resultado final, volvió a Madrid y se fue a estudiar filología a la Universidad Autónoma.

Ese paso demostró que el sueño de Sonsoles, la única condición que le había puesto a su marido cuando fue a La Moncloa, el retorno a León, era imposible. Y eso cambió los planes de Zapatero de situar en la ciudad su vivienda e incluso la Oficina del Presidente que cuenta con dos empleados, uno de nivel 30 y un secretario de nivel 18, que paga Presidencia. Ahora, ese presupuesto general de 80.000 euros anuales que incluyen los sueldos, los alquileres y los gastos, pero va aparte de lo que cueste el automóvil, los conductores de la administración y los escoltas, además de los transportes (AVE, aviones, etc.), que serán gratuitos, se queda en Madrid.

Zapatero también cuenta con un sueldo del Consejo de Estado de 79.819 euros anuales. Según el BOE, son doce mensualidades de 1.135 euros, más 2.089 euros al mes por complementos de destino y otros 2.927 euros por complementos específicos. Además, están las pagas extraordinarias y la de productividad que asigna personalmente el presidente del Consejo.

La prueba más palpable de la renuncia es el chalé de la urbanización Cantón Blanco en Eras de Renueva. Hace un año por estas mismas fechas, cuartopoder.es dio cuenta del inicio de las obras. El ayuntamiento de León, ya gobernado por el PP, había autorizado el 23 de julio, a nombre de Sonsoles Espinosa, la esposa del presidente, la licencia de obra para la construcción del chalé en la parcela que adquirió la familia en Eras de Renueva. La licencia permite iniciar los trabajos en el terreno de 670 metros cuadrados que en 2008 adquirió Zapatero comprándosela a la familia Ovejero –dueña de Comercial Veterinaria Ovejero– en la calle Unicef del citado barrio.

La parcela tiene 674,12 metros cuadrados de los que 416 son edificables. El año pasado, los planes de la familia eran construir dos plantas con cinco dormitorios y una piscina semicubierta. La empresa encargada de desarrollar el proyecto, que será supervisado en todo momento por Presidencia del Gobierno para garantizar las medidas de seguridad acordes con su cargo institucional, será Construcciones Miguel Vega. La constructora fue constituida en 1972 por Miguel Vega Martínez, amigo de Elisa Zapatero y José Vidal, tíos del presidente y padres de su asesor, José Miguel Vidal Zapatero.

Según los constructores leoneses consultados por este periódico, los promotores de la zona valoraban la obra de la vivienda en 780.000 euros. Ahora, uno de los que colaboró en la construcción del barrio de Eras, amigo de la familia Zapatero, asegura que las cosas han cambiado completamente. Calcula que al reducir una planta y otra obras, y teniendo en cuenta que el constructor cobrará el chalé a precio de coste, la obra final no alcanzará el medio millón de euros.

La construcción va lenta porque los Zapatero no tienen prisa en la medida en que no será su residencia permanente. Y ese constructor citado asegura que si no estuviera ya tan avanzado, el ex presidente, posiblemente, ya no lo construiría.


loading...

1 Comment
  1. zero zapatero says

    ¿para qué va a querer vivir en León con lo bien que se está en Madrid viviendo en Somosaguas por la «jeta»?
    Así las pequeñas podrán ir al día del orgullo gay sin tener que viajar.

Leave A Reply

Your email address will not be published.