El PSOE pide cuentas a Arias Cañete por su negocio del 'bunkering' en Gibraltar

Arias Cañete, ayer, día 19, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. / Zipi (Efe)

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha sido llamado por los socialistas para que explique en el Parlamento sus intereses en las gasolineras flotantes de la Bahía de Algeciras. El PSOE se hace eco de las denuncias de varias asiociaciones vecinales y medioambientales sobre la contaminación que produce el bunkering, una práctica que consiste en suministrar combustible libre de impuestos desde buques nodriza anclados en la bahía a los barcos que cruzan el estrecho de Gibraltar.

El ministro Arias Cañete, amigo personal del presidente Mariano Rajoy, y uno de los más ricos del Gobierno, con unos bienes inmuebles valorados en un millón de euros, según su valor catastral, y con un patrimonio total declarado de 1,7 millones de euros (BOE de 13-9-2012), nunca ha ocultado sus intereses en la compañía Petrolífera Ducar S.L., de la que fue presidente hasta febrero pasado en que dejó el cargo a su cuñado Miguel Domecq Solís.

Publicidad

La empresa posee depósitos de combustible en las aguas de la bahía, en el muelle de Gibraltar y el muelle de Levante en Ceuta. Por el sistema de bunkering suministra carburante a la empresa Vermaoil desde Ceuta, que, a su vez, actúa como expendedora de los buques que cruzan el Estrecho. Según la prensa local ceutí, la empresa del ministro tenía en 2009 unos depósitos en Ceuta con una capacidad de 83.400 metros cúbicos. Se estima que los suministradores de combustible en el área del Estrecho, entre los que también está la petrolera Repsol, mueven unos cinco millones de toneladas de combustible al año.

El bunkering o suministro de carburante desde gasolineras flotantes a los barcos que cruzan el Estrecho –unos 100.000 al año-- o se adentran en la bahía de Algeciras para repostar, está considerado como uno de los principales focos de contaminación por los vertidos que produce, lo que, según la prensa local, no ha impedido al ministro de Árias Cañete afirmar que una de sus prioridades es “seguir luchando contra la contaminación de nuestras costas”. Los vertidos de hidrocarburos dañan además la pesca en la Bahía de Gibraltar, según los informes científicos y medioambientales del Gobierno de la roca que, por cierto, está dispuesto a sufragar la moratoria pesquera para la regeneración del caladero.

La petición de explicaciones a Arias Cañete fue registrada el martes, 11 de septiembre, por el diputado socialista malagueño Miguel Ángel Heredia. El ministro posee 85.349 participaciones en la petrolífera Ducal S.L., valoradas en 165.120 euros y participa también en Petrologis Canarias S.L. con acciones por valo de 161.000 euros. Aunque la ley permite la compatibilidad entre la administración del patrimonio y las empresas personales con el cargo público, en este caso, la preservación del medio ambiente y los intereses empresariales del ministro del ramo pueden provocar un conflicto de intereses  que, según Heredia, obligaría al ministro a optar entre el interés público y el particular.