Cuatrocientos constituyen Izquierda Abierta, ligada a IU, con vocación de Syriza

6
La actriz Pilar Bardem y el líder de Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares, ayer, durante la asamblea constituyente de la nueva formación. / Ballesteros (Efe)

Izquierda Abierta (IA) comenzó ayer su andadura como nuevo partido político en seno de Izquierda Unida (IU). El diputado Gaspar Llamazares y la exdiptuada y responsable de relaciones institucionales de IU, Montse Muñoz, fueron designados coportavoces por los cuatrocientos asistentes a la asamblea constituyente, que se celebró en el histórico Ateneo de Madrid. La asamblea eligió por asentimiento un Consejo Federal paritario de treinta miembros en el que están el poeta Luis García Montero, su compañera, la escritora Almudena Grandes; el exrector de la Complutense, Carlos Berzosa; la periodista y consejera de RTVE, Teresa Aranguren y algunos dirigentes de IU como José Francisco Mendi, Pedro Chaves y Marisa Bergaz. Otros como Concha Caballero o el responsable de estudios y programas de CCOO y presidente de la Fundación Primero de Mayo, Rodolfo Benito, intervinieron como ponentes. El también ponente y magistrado José Antonio Martín Pallín despertó un intenso y prolongado aplauso al juez Baltasar Garzón cuando denunció “la impunidad de los crímenes del franquismo” y abominó “una justicia insensible” para la que “ha sido más fácil expulsar a un juez por una causa contra políticos corruptos que investigar los crímenes de los republicanos que lucharon por la democracia”. Algunos promotores del nuevo partido invitaron en su día al juez Garzón a sumarse al proyecto.

Coincidió la asamblea constituyente del nuevo partido con la fiesta anual del PCE, razón por la que algunos asambleístas emprendieron el camino hacia el parque Dolores Ibarruri de San Fernando de Henares (Madrid) antes de que Juan Diego Botto leyera el poema de Federico García Lorca Grito hacia Roma que puso fin a una reunión inaugurada con otro poema, Para la libertad, de Miguel Hernández, recitado por Pilar Bardem. No se querían perder la intervención del secretario general de los comunistas, José Luis Centella, quien envió un cariñoso saludo por carta a los constituyentes. Puesto que el PCE no admite la doble militancia, los afiliados que se adscriban a IA deberán darse de baja en el partido. En la ficha de afiliación a IA se les pregunta si están adscritos a IU y se les informa de que sus datos pasarán a Izquierda Unidad Federal y al Partido de la Izquierda Europea (PIE). Los afiliados pagarán una cuota reducida de dos euros al mes y ordinaria de cinco. Aunque el coordinador de IU, Cayo Lara, tampoco hizo acto de presencia y, en cambio, habló en la fiesta del PCE, Llamazares aseguró a cuartopoder.es que no habrá problemas con la dirección de IU, pues ya ha reconocido a Izquierda Abierta como un partido más en su seno, con sus deberes y derechos, incluida la financiación.

Publicidad

El lanzamiento de la nueva formación suscita la pregunta de por qué y para qué. Desde fuera abundan los recelos: unos dicen que nace para dividir a IU, otros recuerdan la operación de Nueva Izquierda hacia la “casa común” del PSOE y no faltan quienes ven en IA un caballo de Troya ante el “riesgo” de que IU supere el 10% del electorado. A responder estas cuestiones y disipar los prejuicios o juicios mal establecidos dedicaron los promotores la primera página del documento político que aprobaron los constituyentes: “Nacemos para la rebelión, para la indignación, pero también para la propuesta. Nacemos para decir alto y claro que no nos conformamos, que somos parte de esos millones de personas que han dicho basta en el espacio público desde hace años. Somos parte de los indignados, somos parte de los que quieren abrir espacios para repensar nuestra sociedad desde sus cimientos”. Este fue el principal mensaje de Llamazares en su alocución. Sin mencionar a Syriza, la coalición de la izquierda radical griega, han querido dejar claro su objetivo de dar una “respuesta contundente” a la agresividad de los poderosos y sus políticas insolidarias. “Viajamos en el mismo tren que otros muchos y somos parte de un proyecto político: Izquierda Unida”, dicen antes de señalar que “estamos ante una gran ocasión de sacudirnos la pereza, las rutinas y el sectarismo de partido” y de reconocer que “hay tantas voces fuera como dentro y otras prácticas y alternativas que deben ser incorporadas”.

Aparte la voluntad de empujar “un frente amplio” de izquierda ante la ofensiva neoliberal contra lo público y contra la política democrática propiamente dicha, con el consiguiente riesgo de aparición de “técnicos” que den paso a “populismos fascistas”, IA quiere recuperar a la gente “desencantada de IU” y ofrecer un espacio “plural, integrador y amable, sobre todo amable” a quienes, como dijo García Montero, llevan años “destituidos como ciudadanos” por mor de un bipartidismo que sólo ofrece “alternancias” cuando la realidad pide “alternativas”. Llamazares, que evocó la figura del recién fallecido Santiago Carrillo y con él a cuantos lucharon contra el franquismo, colocó la igualdad, el republicanismo, el federalismo, la ética, el control democrático de la economía, la recuperación de la política y la fraternidad como señas de identidad del nuevo partido. “Somos irremediablemente de izquierdas, sin complejos y sin dogmas”, dijo. Y a continuación reprodujo las posiciones de IU frente a los recortes y a la utilización de la crisis como argumento para laminar el Estado social y democrático de derecho.

Su “no a las contrarreformas” laboral, educativa, sanitaria…, su denuncia de la “ley del embudo” del Gobierno del PP que asfixia a los ciudadanos al tiempo que “aprueba gastos” en armamento, para la banca y para satisfacer a las multinacionales farmacéuticas, fue también un “no al secuestro bipartidista de la democracia española”. Para los impulsores del nuevo partido, “la sumisión incondicional del PSOE a los dictados de Bruselas y el convencimiento propio de que no se podía hacer otra cosa, han lastrado y lastrarán su credibilidad durante mucho tiempo. Pero, sobre todo, han sido un duro golpe para las gentes de izquierdas. Millones de personas se han sentido huérfanas ante la arrogancia de los mercados. Y eso ha favorecido la impresión de que PP y PSOE son caras distintas de la misma moneda”. Y por eso IA plantea “un nuevo discurso político” que rompa la dinámica de que son “una minoría testimonial” o el “refugio coyuntural de los votos perdidos del PSOE” y contribuya a la formación de una nueva mayoría de izquierda.

En el plano inmediato, aparte de elogiar el movimiento del 15-M y valorar la impresionante manifestación organizada hace una semana en Madrid por los sindicatos y la Cumbre Social, Llamazares rechazó la “criminalización” de las expresiones de “crítica legítima” como la protesta del 25-S que pretende rodear el Congreso de los Diputados para pedir la dimisión del Gobierno. “No caeremos en la tentación de criminalizar esa manifestación, como está haciendo la Delegación del Gobierno. Estaremos con los ciudadanos y cumpliremos con nuestras obligaciones; es compatible” dijo ante de rechazar la política del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, de “penalizar” la protesta ciudadana. “Las cosas no se solucionan por esa vía”.

Quizá una de las reflexiones de mayor calado de la asamblea constituyente se refiere al “papel destructivo” de una Unión Europea que al renunciar a una verdadera configuración política y fiscal está sirviendo de “coartada a las políticas más reaccionarias de los gobiernos nacionales y no ha podido responder a los asaltos sin límites de la economía especulativa”. En este sentido, IA plantea: “Ahora es el momento de decir que salirse del euro es una opción y una necesidad si con ello aseguramos mejores opciones para responder a la crisis sin seguir deteriorando las condiciones de vida de la mayoría”.

6 Comments
  1. Juan says

    Con el euro jodieron a los trabajadores y se forraron bastantes. Que los rescate su puta madre y el papa de Roma.

  2. Ofelia says

    Creo que Izquierda Abierta es oportuna y necesaria para que la abstención y la huida del voto al PSOE de Glez-Rubalcaba y demás viejos mandones de antaño al servicio del capital especulativo no acabe en la abstención. Lo demás son bonitas palabras para disfrazar la subatomización de IU.

  3. Ramon says

    Quisiera creer que lo que dicen es verdad y van a ser consecuentes.

  4. uno mas says

    Hay que votar a cualquiera menos al PP y al PSOE, nunca abstenerse

  5. Ur says

    Sé que el juez Baltasar Garzón participa de este proyecto de suma de fuerzas progresistas, lo que me anima mucho contra la corrupción y la injusticia. Me pareció impresionante la intervención de Martín Pallín y su explicación sobre el «hurto famélico» que demuestra que los jueces también pueden ayudar muchísimo a cambiar la injusticia social.

  6. paco otero says

    En Youtube:

    Lorca 75/jmj

Leave A Reply

Your email address will not be published.