Manifestaciones este domingo por el empleo juvenil y gran huelga cívica antes de fin de año

3
Ignacio Fernández Toxo (CCOO) y Cándido Méndez, ayer, en la tercera reunión de l Cumbre Social, de la que forman parte más de 150 organizaciones sociales. / J. J. Guillén (Efe)

Las fuerzas de la Cumbre Social, encabezadas por los sindicatos CCOO y UGT, reafirmaron en su reunión de ayer la decisión de mantener la presión social y avanzar hacia una gran huelga general no sólo en los sectores productivos y de servicios, sino además en todas las actividades cívicas y ciudadanas. La política antisocial del Gobierno de Mariano Rajoy justifica la escalada en la respuesta. La Cumbre Social expondrá hoy en rueda de prensa sus iniciativas, entre las que, según fuentes de la reunión, figura la convocatoria de manifestaciones en todas las ciudades españolas el próximo domingo, 7 de octubre, para exigir empleo para los jóvenes, así como la redacción de una carta firmada por relevantes personalidades instando al jefe del Gobierno a modificar su política o someterla a referéndum.

Las manifestaciones del próximo domingo por la mañana tienen por objeto la denuncia del desempleo juvenil, que en España es el más alto de la Unión Europea. Pero también quieren poner de relieve las diferencias de trato a los trabajadores y a la banca. Mientras al 50% de los jóvenes de menos de 30 años el Gobierno les niega la posibilidad de realizarse como personas y de encauzar su vida profesional, a las entidades financieras  les suministran decenas de millones de euros de todos los ciudadanos para que superen los resultados derivados de la nefasta e interesada gestión de unos pocos sujetos activos con nombres y apellidos, vinculados al poder político y con la sospechosa complicidad de los supervisores.

Publicidad

La reivindicación del “rescate” de la juventud, a la que el Ejecutivo de Rajoy no ha dudado en convertir en pagana directa de la crisis mediante el aumento de tasas universitarias, recortes de becas, supresión de ayudas al alquiler y, sobre todo, carne de esclavitud con los contratos sin derechos y los despidos gratuitos plasmados en su Reforma Laboral, coincide el domingo con la Jornada Mundial por el Trabajo Decente (JMTD), promovida por la Confederación Sindical Internacional (CSI). La indecencia laboral afecta a unos 75 millones de jóvenes en los países con organizaciones sindicales confederadas en la CSI.

La Cumbre Social decidió también redactar una carta al jefe del Gobierno que irá firmada por relevantes personalidades como Federico Mayor Zaragoza, intelectuales, escritores, profesores y profesionales del derecho, entre los que figuran Victoria Camps, Almudena Grandes o Carlos Jiménez Villarejo, y en la que le pedirán que consulte a los ciudadanos si están de acuerdo con su política económica, habida cuenta de que las medidas que les está aplicando no guardan relación alguna con su programa electoral ni de investidura como presidente. Por el contrario, acentúan la recesión, el paro y la pobreza, y deterioran la credibilidad democrática.

Tras el envío de la misiva, la Cumbre Social abrirá un compás de espera de quince o veinte días. Será un tiempo, a la espera de respuesta, en el que las fuerzas sociales examinarán pormenorizadamente el Presupuesto para 2013, con más ajustes sociales, recortes en el desempleo y eventual negativa de la compensación a los pensionistas por la desviación del IPC tras la celebración de los comicios autonómicos en Euskadi y Galicia. Será entonces, a primeros de noviembre, cuando las fuerzas sociales lanzarán la gran huelga general, previsiblemente, antes de fin de año.

Las fuentes de la Cumbre Social consultadas coincidieron en que no se trata únicamente de paralizar la actividad productiva como ocurrió en la huelga general contra la reforma laboral, sino también de apelar a la conciencia cívica y ciudadana para paralizar el país completamente y obligar a los responsables de la depresión económica -con más del 25% de desempleo, la recesión ya es depresión, según el premio Nobel de Economía, Josep Stiglitz- a someter a consulta popular la legitimidad de una política que los españoles no votaron.

3 Comments
  1. Ainhoa says

    Temen a las urnas más que a un nublado esos democratas de pacotilla. Hay que echarlos antes de que acaben con todo.

  2. Juan says

    Hay que pararles los pies ¡Huelga total!

Leave A Reply

Your email address will not be published.