Política-ficción y Premio Planeta

5
Lara conversa con Mas, en presencia de Wert, durante la cena que precedió a la entrega del Premio Planeta. / A. Olivé (Efe)

BARCELONA.– Dirán lo que quieran del Premio Planeta, que a mí personalmente me encantaría ganarlo, y supongo que a usted también. Por supuesto por los 600.000 euros, que siempre vienen bien cuando no llevas suelto (como en esto del periodismo siempre te pagan con billetes grandes…), pero sobre todo por el fantástico baño de multitudes de lectores que se dan todos los ganadores, incluso aquellos que ya eran conocidos por vender libros antes, como el ganador de esta edición, Lorenzo Silva. Dirán lo que quieran del Premio Planeta, que lo progre es poner morritos de superioridad y decir que es una horterada. Pero luego resulta que el país está lleno de editoriales con mayores pretensiones de exquisitez que tratan a sus autores como ganado. Y al público lector, ni te cuento.

El Premio Planeta es como esto de la independencia, que lo que mola es negar lo evidente. Hacer política-ficción o incluso metapolítica. A la entrada del Palacio de Congresos de Barcelona me encuentro a un home del president (Mas) con el que discuto la jugada, yo siempre deseosa de aprender. Critica este hombre la trágica miopía de Madrid por creer que con todo esto CiU aspira a la mayoría absoluta. Claro que en seguida añade: “Desde luego si no obtenemos una mayoría fuerte, la consulta no se podrá hacer, no se hará”. ¿Ni siquiera si las llamadas fuerzas soberanistas suman mayoría en el Parlament?, pregunto con aire inocente, casi virginal. Respuesta: “No, sería demasiado difícil”. Ah. O sea que bajo el palio de la estelada, aquí nadie conoce a nadie.

Todo esto lo discutíamos mientras los rumores sobre los ganadores del Premio casi palidecían ante el morbo de la llegada del ministro José Ignacio Wert y el president Artur Mas. Llegó el ministro primero, la sonrisa grabada a fuego, como de quien sabe que sale a la plaza más en calidad de toro que de torero. Pero hasta el Planeta todo es rabo. Mas llegó calculadamente más tarde y los dos desganados gallitos de pelea se concedieron un asalto de menos de treinta minutos en privado y así tenían la excusa para no picarse las crestas en público. Que para qué, si aquí el diálogo no existe, es todo puro cruce de monólogos, como las luces alternas de un semáforo. Sentado uno a cada flanco de Bosch, José Manuel Lara Bosch, emulando la coreografía de los dos ladrones a lado y lado del Cristo, el ministro y el president se dedicaron a la más cuidada escenificación de lo estéril. A no hablar de nada que les comprometiera. Y eso que la prensa no tenía ojos para nada ni para nadie más. ¿Quién de los dos sería el ganador, quién el finalista?

José Manuel Lara Bosch parecía el hombre de Estado de la noche. Tan seguro está de lo que hace y de lo que dice que el día anterior se había permitido volver a opinar de esto de la independencia sin temor a que esto eclipsara al Premio. A cualquier político le titulan por ahí y le dejan la noticia de su gestión en el tintero. Pero Lara es mucho Lara. Y la última pregunta de la rueda de prensa a la que se enfrentó no tenía desperdicio: una periodista catalana se interesó por si, en caso de escisión nacional y evacuación de los sellos españoles del Grupo Planeta a territorio español, el Premio Planeta migraría también a Cuenca o se podría quedar en Barcelona, “donde estamos todos tan contentos con él”. Ni que lo jures, guapa.

Una que es una sentimental que quieren que les diga, se emocionó al oír aquello de “Soy catalán, però també sóc espanyol”. Oye, si esto es ser un hortera y un carcamal, que baje Dios y lo vea. Yo no digo tanto que Lara Bosch sea un genio como que por lo que sea le ha tocado asombrosamente pluriemplearse. Asumir funciones didácticas y de clarificación que está visto que escapan a las facultades del político catalán y español medio. ¿Tan difícil es expresar algo sensato, dar un par de puntadas con sentido común?

Lo mismo cuando empezó a hablar Lorenzo Silva, con su pareja de guardias civiles investigando un crimen mano a mano con los Mossos d’Esquadra catalanes, metiendo unos cuantos prejuicios en la batidora y reivindicando que toda frontera entre Barcelona y Madrid es de ficción. Lorenzo Silva reivindica hermosamente que él tiene casa en Getafe y en Viladecans, que en Cataluña ganó mujer, casa y literatura, etc. Saber desde las cuatro de la tarde que el ganador era él (junto con la muy refrescante, dicen, Mara Torres) restaba algo de espontaneidad al momento. Sin duda delataba en neones la voluntad de una clara apuesta política, amén de literaria, de Planeta en estos momentos. Oye, ¿y por qué no? Unos alfombran el fútbol y otros la literatura. Al césar lo que es del césar.

Yo personalmente me lo pasé muy bien con Lorenzo Silva. Había que oírle, verle y casi que tocarle para creérselo. Para romper benditamente el hechizo de que todo ya está escrito y nada tiene remedio. Cuando un páramo intelectual y sentimental parece haberse enseñoreado de todo a tu alrededor, cuando la gente normal parece que no tiene lugar en la tierra, ¿a quién llamas? Mira por donde, a una Guardia Civil inventada. Cuyos números, a diferencia de los poetizados por Federico García Lorca, no tienen plomo en las calaveras sino en el corazón. Por eso sí lloran. A moco tendido a veces.

5 Comments
  1. Y más says

    Choca la facilidad con que cenan juntos los presuntos enemigos, implicados en las algarabías de distinto pelaje que viene a ser el mismo. En el negocio político, a río revuelto pierden los electores que no estén bien avisados.

  2. fatelpho says

    Estaba escrito en el lugar adecuado en el momento oportuno. Naturalmente, ganó el Planeta.

  3. borja says

    Por favor pedir a amigos,conocidos,familiares que no voten ni al psoe ni al pp pasarlo por favor.Si nadie vota a estos dos partidos los que ganen tendran que cambiar las cosas sin posibilidad de no hacer nada.Estarian obligados a cambiar la justicia y la leyes electorales la clave es que psoe y pp no tengan ni un voto.GENERACION NI NI,NI PSOE NI PP PASARLO PORFAVOR,hablar de ello con familiares y amigos y que nadie les vote y TODOS A VOTAR.Que voten a quien sea menos psoe y pp gracias.

  4. borja says

    PSOE Y PP MAFIOSOS.A los votantes del psoe o del pp nos estan estafando y nos estan robando y seguis votando por favor no les voteis mas. a los que no votamos al pp ni al psoe deciros que podemos hacer cosas cada uno de nosotros y nosotras . podeis pedir a todas las personas que conozcamos que pidan a todas las personas que conozcan que no voten ni al psoe ni al pp q tienen otras opciones mejores y mas limpias de corrupcion y amiguismo PP Y PSOE MAFIOSOS.toda españa difundelo gracias.

  5. borja says

    NI PSOE NI PP POR ESTO,corruptos 730 y los librados,29 años de gobierno mitad salario de Francia,Alemania,Italia,Inglaterra etc,se regalan coches,trajes,VPOS,viajes y joyas,se perdonan sus deudas,colocan a hijos,primos,amigos,control medios y analistas de TODAS las tertulias debates,se niegan saldar piso por hipoteca, incumplen programa electoral,(manipulan ceoe,ccoo,ugt,iglesia,tv,periodicos,todos a sueldo)¿JUSTICIA?¿existe una justicia justa?NO..NI PSOE NI PP,PERO VOTA.GRACIAS.PASALO PORFAVOR

Leave A Reply

Your email address will not be published.