Euskadi: elecciones con escoltas… todavía

1

Son las primeras elecciones sin ETA de la historia democrática de Euskadi, pero varios centenares de ciudadanos acudirán temerosos a votar. Son los que el Estado sigue protegiendo a la vista de que la banda terrorista sigue proclamando que no se ha disuelto y la izquierda abertzale mantiene viva, aunque en mínimos, la kale borroka.

El Gobierno sigue protegiendo con escoltas a 441 personas del País Vasco y Navarra, según ha manifestado en una respuesta escrita que le ha remitido al diputado valenciano de Compromís, adscrito al Grupo Mixto, Joan Baldoví. El Ejecutivo y el Gobierno y los municipios vascos han retirado la escolta en esas dos comunidades autónomas a 554 personas del total de las 1.251 que estaban protegidas cuando ETA anunció el cese definitivo de la violencia el 20 de octubre del año pasado.

Publicidad

El Ministerio del Interior informa al diputado que esa reducción ha supuesto la retirada de 1.434 efectivos de policía, guardia civil y empresas privadas de seguridad que efectuaban las tareas de escolta y vigilancia de los entonces 1.251 protegidos. Han pasado de 2.890 a 1.456. En vehículos destinados a las escoltas, se han retirado 260 de los 496 que había y sólo quedan 236.

Con esas cifras, el Gobierno hace balance del Plan Específico de Reducción de protecciones que puso en marcha el pasado 20 de marzo para que el ahorro se aplicase ya en los Presupuestos Generales del Estado de este año que se discutieron con retraso. En cuanto a las cifras actuales, Interior señala que “el número de personas protegidas actualmente por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es de 158, mientras que las empresas de seguridad privada prestan el servicio de escolta a 283 personas en el País Vasco y Navarra”. “Estos datos –matiza– no incorporan los servicios de protección y seguridad prestados por Policías Autonómicas y Locales”.

El Gobierno vasco, que también paga parte del servicio de protección, ya bajó a la mitad el 1 de septiembre pasado las escoltas de los cargos públicos elegidos en las últimas elecciones locales de hace un año. Entonces, suprimió la protección de quienes dejaron de ser ediles tras esas elecciones, aunque con algunas excepciones.

La reducción continuó en los meses siguientes y en el Gobierno vasco ya sólo llevan escolta el lehendakari y los consejeros. El 14 de febrero pasado dejaron de tener escolta la mayor parte de los jueces y fiscales que ejercen en Euskadi. Sólo quedan escoltados los altos cargos como el presidente o el fiscal del Tribunal Superior de Justicia.

El número de efectivos del Cuerpo Nacional de Policía y de Guardia Civil destinados a la protección de las citadas personas es de 661. Y por lo que se refiere a la seguridad privada, los efectivos ascienden a 330.

En la respuesta, de hecho, el Gobierno también da cuenta del desglose de cifras correspondientes a la evolución del servicio de protección y seguridad de personas tras la ejecución del citado Plan de Reducción de protecciones. De las atendidas por la Administración Central, las personas protegidas por escoltas, cuando empezó a aplicarse el plan, eran 613 y ahora hay 333, 280 menos. Los efectivos que las protegían eran, en ese ámbito, 1.308. Se han retirado 588 escoltas y quedan 720. De los 296 vehículos que se destinaban a esas tareas se han reducido 119 y sólo quedan 177.

Respecto a la protección estática, la llamada de contra-vigilancia, los ciudadanos protegidos eran 80 y se han quedado en 58 (22 menos). Los efectivos destinados eran 793 y se han quedado en 371 (422 menos).

La seguridad privada protegía a 789 personalidades que se han quedado en 306 (252 menos). Los escoltas eran 789 y su número se ha reducido en 424 efectivos, hasta quedarse en 365. Finalmente, los vehículos eran 200 y se han quedado en 59 (141 menos).

Según explicó en el Congreso Ignacio Ulloa, secretario general de Seguridad, cuando compareció en abril, Estado gastaba alrededor de 160 millones de euros en escoltas, y añadió que, gracias al Plan Específico de Reducción que acababa de ponerse en marcha, se eliminarían casi el 60% de las protecciones privadas y públicas a finales de este año, lo que le supondría al erario público un ahorro de más de 80 millones de euros. Entonces, también afirmó que el Ejecutivo, sólo dos meses después de haberse puesto en marcha el Plan Específico de Reducción de escoltas, “ha economizado unos 3.000.000 de euros mensuales”.

Aclaró que el recorte, en ese punto, afectaba aproximadamente a 36 de los 98,66 millones que ahorrará el Estado con la retirada y reasignación de escoltas.

1 Comment
  1. celine says

    Es terrible constatar el triunfo de aquellos para los que el fin justifica los medios, asesinatos masivos incluidos. Algo ha ido mal. Mis condolencias a las víctimas del terrorismo etarra.

Leave A Reply

Your email address will not be published.