ANNA GRAU | Publicado: - Actualizado: 8/1/2017 21:39

Alfredo Pérez Rubalcaba. / flickr psoe
Alfredo Pérez Rubalcaba. / flickr psoe

Será dentro de un año cuando se le empiece a ver la cara al final de esta legislatura. Cuando empiece a percibirse si es posible ir a las elecciones con un anhelado repunte económico…o no. En el primer caso Mariano Rajoy cuenta con mejores bazas que el eventual candidato del PSOE (suponiendo que quede alguien vivo para votarle). En el segundo, podría optar por adelantar elecciones, se malicia algún que otro socialista, para plantear una especie de plebiscito económico de cara a coger fuerzas antes de que la cosa vaya a peor…o de dar ocasión a que la oposición se le reorganice.

¿Cuándo serán las famosas y prometidas primarias socialistas? ¿Antes de las elecciones municipales y autonómicas de 2015, como planteaba ayer el alcalde de Toledo y secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, o después para ver qué pasa? Si esas elecciones les van mal, ¿qué debería hacer Alfredo Pérez Rubalcaba? ¿Sobreviviría a un nuevo congreso? Y si van bien, ¿qué debería hacer Rubalcaba? ¿Confiarse…o extremar la cautela? ¿Y si de verdad a Rajoy le da por hacer coincidir todas las convocatorias electorales?

Del delicado hilo de la crisis pende tanto el futuro del actual presidente del gobierno como del actual jefe de la oposición. ¿Quién decide en qué momento saltan a la piscina los Patxis López, las Carme Chacón, etc? ¿Cuándo se librará la gran batalla final (de momento), la gran guerra de las galaxias? ¿En qué momento tendrá claro todo el mundo en el PSOE que hay algo que ganar, y no meramente todo que perder? ¿Y esa famosa mayoría central, por dónde resopla?

La respuesta, en un año. Es menos tiempo del que parece.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend