Lara lanza una alternativa de izquierdas con IU como la Syriza española

Mensaje del líder de Syriza, Alexis Tsipras, difundido ayer, día 16, en la X Asamblea de IU.

Jornada de unidad, euforia y consignas para cerrar la X Asamblea Federal de IU. “No todos somos iguales; hay alternativa, y aquí está la Syriza española, no hay que buscarla fuera”, fueron las consignas de un Cayo Lara emocionado y firme tras ser reelegido por unanimidad. La lista única registró 790 papeletas a favor, 89 abstenciones y 52 votos nulos. La unidad fue tan sorprendente que hasta la fotocopiadora se extrañó, y ya se sabe que cuando las máquinas se extrañan, se estropean. “Tenemos un problema, pero los técnicos están en ello”, dijo la presidenta Yolanda Díaz ante la demanda de papeletas para votar. La lista unitaria, de “cohesión”, era algo que no ocurría en una Asamblea Federal de IU “desde hace 24 años”, destacó Lara al defender la candidatura y dar las gracias a la sociedad “por decirnos que tenemos que entendernos”.

Las distintas federaciones y banderías comprendieron que no era el momento de gastar energía en el pugilato interno, sino de cerrar filas para enfrentarse al enemigo externo, el neoliberalismo capitalista que con la excusa de la crisis económica ha declarado la guerra al Estado social y democrático y está acabando con los derechos conquistados por los trabajadores. “Necesitábamos una asamblea como esta, una asamblea de cohesión”, dijo Lara al glosar la lista unitaria, paritaria de mujeres y hombres, con la unión de jóvenes y veteranos dirigentes de las distintas federaciones y notable presencia de activistas sociales y sindicales entre los 158 nombres. “Esta no es la candidatura de Cayo Lara, sino la lista de IU, la lista del pueblo y para el pueblo”, añadió antes de expresar su rechazo al culto a la personalidad y de glosar la síntesis en los documentos aprobados.

Publicidad

Tras su proclamación para dirigir la organización durante los próximos cuatro años, Lara dijo sentirse orgulloso de ser de IU (gritos de “¡Aquí está la izquierda de verdad!”), afirmó que “no vamos a esconder nunca más nuestras banderas” y describió el amplio frente de lucha. “El ataque es durísimo”, pero hay que hacer frente al “secuestro de la democracia”, a las políticas serviles, al expolio de los derechos sociales… “No es posible que todas esas mareas estén equivocadas, los que se equivocan intencionadamente son los expoliadores”, afirmó convencido de que el tsunami social acabará triunfando y de que “ya no se volverá a hablar de izquierda hundida sino de Izquierda Unida con mayúsculas”.

El reelegido coordinador federal, Cayo Lara (en el centro), y los miembros del nuevo Consejo Político cantan 'La Internacional', puño en alto, durante la clausura de la X Asamblea Federal de Izquierda Unida. / Chema Moya (Efe)

Por si la gente no se habían enterado –muchos dirigentes deploraron la falta de atención informativa de los medios de comunicación del grupo Prisa y el propio Lara se comprometió a defender el derecho a la información libre–, el reelegido coordinador federal dedicó una parte de su discurso a establecer las diferencias con el PP y el PSOE. “No todos somos iguales ni en nuestro trabajo, ni en nuestros principios ni en nuestra ética; unos están con las reformas que atacan los derechos laborales y otros estamos con los trabajadores; unos están con los desahuciadores y otros con los desahuciados; unos están con los recortadores, con los que modifican la Constitución al dictado de los mercados financieros y la especulación, y otros con los damnificados por esas políticas”.

Después de medio minuto de enumeración de las diferencias entre los que protegen a los defraudadores y los que están con los defraudados, entre los del ladrillo y la corrupción y los que desde el principio estuvieron con el alcalde de Seseña (Toledo) frente a la irracionalidad urbanística insostenible, Lara se refirió a la construcción de una Europa social y se comprometió a cumplir en seis meses el mandato de la Asamblea de celebrar una Conferencia sobre la UE y “abrir el debate sobre el euro”. “Hay que hacer frente a los que deciden en los despachos de una UE especulativa sobre nuestra vida y nuestra muerte”. También manifestó su compromiso de celebrar el próximo semestre la Conferencia sobre el modelo territorial del Estado, que para IU es federal y debe llenarse de contenido.

Pero sobre todo Lara dedicó gran parte de su alocución a reafirmar la alternativa de IU al déficit, la deuda y el desempleo. “No hay que trabajar más y cobrar menos, sino robar menos y trabajar más”, dijo en respuesta al expresidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferran, encarcelado por estafas, fraude y evasión de capital. “No hay que rescatar al país, sino perseguir a los defraudadores y delincuentes de cuello duro”, afirmó antes de exclamar en tono mitinero: “¡Claro que hay alternativa a la destrucción de la sanidad pública, a los desahucios, al clasismo en los colegios… No a los empresarios ladrones y especulativos y mucho menos a los especuladores!”.

De la X Asamblea sale una IU con más participación y más pegada a la izquierda social. Y aunque los máximos dirigentes de los sindicatos CCOO y UGT no estuvieron presentes en la clausura, debido a sus obligaciones, también sale una formación política que no necesita reclamarse del mundo del trabajo porque forma parte de él y está presente en las luchas sindicales. Según Cayo Lara “sale una IU más unida a los sindicatos de clase, a los autónomos y a los pequeños empresarios; una IU cohesionada y sólida para tomar el poder por vías democráticas y abrir un proceso constituyente con la elaboración de una Constitución con derechos sociales inalienables y en el horizonte de la III República”. Con el objetivo de construir el socialismo del siglo XXI junto a otras formaciones sociales y políticas, y de “conquistar el cerebro y el corazón de la gente”, en pie, puño en alto y cantando la Internacional, los delegados e invitados pusieron fin al encuentro.