Griñán alardea de que el Estado de bienestar sigue vivo en Andalucía

0
Imagen de archivo del presidente andaluz, José Antonio Griñán. / juntadeandalucia.es

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, siempre con la ayuda publicitaria de Alfredo Pérez Rubalcaba en el resto de España, ha aprovechado el primer aniversario de su Gobierno para alardear de que no sólo es posible realizar otra política diferente a la de Mariano Rajoy sino de que, haciéndolo, en Andalucía el Estado de Bienestar “sigue en pie”.

Publicidad

En un documento de 11 largos folios enviado a sus cuadros, titulado “Campaña: Balance de un año de gobierno. Junt@s somos más fuertes”, el PSOE andaluz expone detalladamente lo realizado junto a Izquierda Unida en lo que consideran “un año que marca el camino -­para toda España- desde Andalucía".

Publicidad

El texto se inicia con un capítulo, Andalucía: Territorio de derechos y libertades, en el que se indica que la Comunidad Autónoma “ha demostrado que la salida de la crisis está en la izquierda, en un gobierno de personas para las personas”. “No sacrificamos derechos ni hipotecamos el presente y el futuro de los andaluces y las andaluzas por una crisis de la que ni mucho menos son responsables”, afirman.

En segundo lugar, se hace hincapié en que en Andalucía la política sigue siendo un instrumento para cambiar la realidad desde el consenso, el diálogo y el acuerdo, porque sólo con el esfuerzo conjunto “saldremos de esta crisis y construiremos un futuro de todos y todas”. También señalan que el Gobierno andaluz ha hecho de la transparencia y la participación ciudadana sus máximas aspiraciones de presente y futuro. “Somos una Comunidad Transparente y lo vamos a ser más con la nueva normativa que prepara el Gobierno”, precisan.

Para el Ejecutivo de Griñán, con todo, la gran preocupación es la creación de empleo. Por eso, señalan: “ponernos en marcha planes propios y exigimos al Gobierno del PP que cumpla con Andalucía”.

La máxima expresión de su política diferente a la de Rajoy se resume en un titular: “En Andalucía, el Estado de Bienestar sigue en pie”. En ese punto, se recuerda que el Gobierno andaluz “ha hecho un esfuerzo titánico para mantener los servicios públicos frente al ataque devastador de la derecha”. “En Andalucía la sanidad sigue siendo universal y no se privatiza, defendemos una educación pública, de calidad y abierta, totalmente alejada del sistema elitista y segregador de la derecha. Además, Andalucía no penaliza a los mayores, ni devuelve a las mujeres a la casilla de salida”, relatan.

Tras poner de relieve que “Andalucía no le hace la maleta a sus jóvenes, sino que diseña para ell@s planes de empleo, incentiva el espíritu emprendedor y fomenta su vuelta a las aulas o su movilidad internacional para seguir formándose”, insisten que el gobierno de Griñán trabaja para encontrar una salida a la crisis que garantice la igualdad de oportunidades y una redistribución justa de la riqueza, “una salida que no desmantele el Estado del Bienestar”. Y destacan lo que, a diferencia del Gobierno central del PP, se hace en su Comunidad Autónoma. Por ejemplo, un Acuerdo para el Progreso Económico y Social de Andalucía que reafirma su compromiso con un modelo de crecimiento sostenible, competitivo, cohesionado territorialmente y garante de la igualdad de oportunidades.

La Junta, UGT, CCOO y la CEA han puesto la primera piedra de la futura Estrategia por Andalucía 2020 y un renovado Acuerdo de Concertación Social. Esta importante alianza nace para generar confianza en el actual contexto de crisis a través de la adopción de compromisos en doce áreas, desde la dinamización del empleo a la inversión pública, la garantía de los derechos recogidos en el Estatuto o la financiación autonómica.

Otro ejemplo es el Acuerdo por el Sector Agrario y el Mundo Rural Andaluz para afianzar el bienestar del 60% de la población de la Comunidad. Sus pilares son la promoción de políticas de empleo y de I+D+i, el reconocimiento del modelo cooperativo, la puesta en marcha de programas de formación para profesionalizar el sector, el apoyo de sectores emergentes o la defensa de mecanismos de regulación de los mercados.

Ese acuerdo, con una vigencia de tres años, implica al Gobierno andaluz y las organizaciones UPA, COAG y ASAJA.

Además, se recuerdan otros acuerdos como el del Pacto por el Turismo, cuyo objetivo es que la actividad turística, que representa el 11% del PIB andaluz y ocupa a 322.000 personas, tenga como retos la sostenibilidad, el empleo estable y de calidad, la excelencia y la competitividad. O como el Pacto por la cultura. La cultura es un motor económico fundamental que emplea en Andalucía a unas 120.000 personas en más de 40.000 empresas y genera el 3% del PIB. El pacto está encaminado a proteger e incentivar este sector con medidas como la reducción del IVA cultural, promover una Ley de Mecenazgo o la creación del Consejo Andaluz de la Cultura y un Registro Creativo.

Que la creación de empleo es una prioridad absoluta lo demuestra, según el documento, los planes de choque contra el paro. Andalucía es la única comunidad que pone en marcha planes propios de empleo: El Plan OLA (que ha generado más de 8.000 puestos de trabajo), los programas de regeneración medioambiental (90 millones de euros) y rehabilitación de viviendas (11,3 millones de euros). Y los parados de larga duración, con cargas familiares y no beneficiarios de ningún subsidio, son prioridad en los planes especiales de empleo. Se destinan 600 millones de euros a paliar los efectos del empeoramiento del mercado laboral y más de 400 millones para defender el empleo de los jóvenes.

También en el campo se ha dado empleo a más de 80.000 personas y se han generado cerca de 2 millones de jornales. En Andalucía se aumenta el presupuesto para el plan de fomento del empleo rural y se exige al Gobierno del PP un plan extraordinario para paliar la pérdida de empleo en el campo andaluz.

El texto concluye recogiendo el enfado por la actitud del Gobierno central. “Exigimos al PP y al  Gobierno que cumplan sus obligaciones con Andalucía”, reclaman. Y ponen como ejemplo que hagan un Plan Especial de Empleo como el que tienen Extremadura y Canarias y también un Plan Especial de Empleo Rural.

Los socialistas también exigen que el PP de marcha atrás en su Reforma Laboral, porque sólo crea más paro, más desprotección y más sufrimiento.

En el resto de larga exposición de acciones concretas realizadas para estimular el crecimiento económico frente al “austericidio” de la derecha que sólo conduce a una crisis más profunda (mejora de la financiación empresarial, impulso a la innovación, ayudas a autónomos) o en defensa de la educación pública -que ni se privatiza ni se recorta- o la sanidad –el 96% de la atención sanitaria en Andalucía es prestada por servicios públicos y la no aplicación del decreto del PP salvó los puestos de 10.000 interinos-, los socialistas acaban destacando que en Andalucía “nadie se queda atrás y saldremos de la crisis junt@s o no saldremos”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.