El PSOE prepara un recurso de inconstitucionalidad contra la LOMCE

Rubalcaba_PSOE_Oviedo
Rubalcaba, durante su intervención en un acto del PSOE, celebrado en Oviedo el sábado pasado. / Flickr del Partido Socialista

Aunque Alfredo Pérez Rubalcaba sólo hace referencia a su decisión de pedir la ruptura del Concordato con la Santa Sede si el Gobierno no da marcha atrás en la modificación de la nueva ley de Educación y la del Aborto, el PSOE ya está preparando el recurso de inconstitucionalidad de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) para presentarla una vez que concluya la tramitación parlamentaria que se inicia ahora tras la aprobación del proyecto de ley en el último Consejo de Ministros. De hecho, la número dos del partido, Elena Valenciano, no niega que el PSOE vaya a presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional, aunque, de momento, se ha limitado a señalar que “el primer paso es trabajar” para intentar cambiar la ley “en el Parlamento”.

Sin embargo, el convencimiento de que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, no piensa ceder ni un ápice en los ejes centrales de la ley –que, a su juicio, responden a un pacto con la Iglesia Católica, tanto ideológico como para aumentar la financiación de los colegios concertados e incluso los privados religiosos– ha hecho que los socialistas se pongan las pilas. Tanto fuentes parlamentarias como un documento interno del PSOE al que ha tenido acceso cuartopoder.es ya indican esa disposición.

Publicidad

En el documento, titulado LOMCE: Los obispos se salen con la suya e imponen la religión en la escuela pública española se especifica que la ley es “una iniciativa cuya constitucionalidad estudiará el PSOE porque el Gobierno de Rajoy acaba con la igualdad de oportunidades y favorece la exclusión, afectando directamente al Derecho a la Educación”.

Para los socialistas , “con la excusa de la crisis, el PP impone un sistema educativo más injusto y su modelo ideológico porque quieren un país desigual en el que el rico estudiará lo que quiera y los sectores más desfavorecidos, privados de becas, no; injusto, porque, con reválidas, la segregación temprana del alumnado y la escasez de docentes dejarán en la cuneta a los alumnos con más dificultades, desperdiciando talento; e ideológico, en el que la asignatura de Religión vuelve a estar en la base de la pirámide educativa, como hace 40 años, de manera que no se educan ciudadanos, sino fieles, y se incumplen los artículos 17 y 27 de la Constitución”.

Por eso consideran que la LOMCE “representa una vuelta al pasado en toda regla”. En concreto, “a los años 70 porque abandona a su suerte a los alumnos de las zonas rurales; los recortes ya han echado de las aulas a 50.000 docentes; vuelven las reválidas, un obstáculo que desmantela el actual modelo fundamentado en la comprensibilidad y la equidad, así como la Religión como asignatura evaluable”. Además, se da marcha atrás en el tiempo porque vuelven los “niños por un lado, niñas por otro y vuelve a ser posible estudiar por separado con financiación pública, a pesar de las sentencias del Supremo y el Consejo de Estado”. Y por otro lado, no hay becas ni ayudas para el estudio. “Si tienes dinero, podrás estudiar y si no lo tienes, ya sabes lo que te queda”, precisan.

Es una ley, añaden, que niega recursos a la escuela pública, pero los proporciona a la privada, y que establece “el clasismo en clase” porque “el PP cuela la libre elección de centro, como querían los gobiernos de Madrid y Valencia, lo que, sumado al ranking de centros, impone un sistema elitista con criterios selectivos que rompen el principio de igualdad”.

No se excluye el “palo” preceptivo al ministro, a quien acusan de estar plegado a los sectores religiosos y a los más conservadores del PP al eliminar Educación para la Ciudadanía y potenciar la asignatura de religión y de incumplir el compromiso expresado en el Congreso y el Senado de no aprobar una Ley de Educación. Además, le reprochan que haya concitado el rechazo generalizado de la comunidad educativa y de todas las fuerzas políticas de oposición, con la que no ha negociado, y que haya hecho oídos sordos a la huelga general educativa del 9 de mayo. Para colmo, sentencian los socialistas, con esta ley “vamos a estar a la cola de Europa en gasto educativo, pasando del 5% al 3,9% del PIB.

Mientras esperan a presentar un recurso que ya está casi cocinado, los socialistas han optado por rechazar la contrarreforma educativa en el trámite parlamentario, presentando una enmienda de totalidad y registrando enmiendas en el Congreso y en el Senado “para velar por la arquitectura autonómica de la gestión educativa, la educación en valores democráticos y de igualdad entre sexos y la defensa de una inversión sostenida y suficiente en educación”. De momento, adelantan que, al margen de que medie el Constitucional, “si finalmente la ley entra en vigor, el PSOE la derogará tan pronto vuelva al poder, porque es una norma retrógrada, privatizadora, segregadora y confesional”.

Pues eso.