La Oficina Precaria lanza una campaña para que los becarios explotados denuncien a sus empresas

6
Becario
Imagen de uno de los 'premios' simbólicos que la Oficina Precaria otorga cada semana al caso más flagrante de explotación de becarios. / oficinaprecaria.net

Isabel Rodríguez, de 23 años, estaba a punto de terminar su licenciatura de Periodismo. Si no quería volver a pagar los quince créditos del 'practicum' de su matrícula debía realizar unas prácticas en una empresa. El tiempo apremiaba. Sin ofertas de relieve, encontró una oportunidad en un foro de diseñadores gráficos para un portal que ofrecía productos de belleza. La oferta era clara: Seis meses de beca sin remunerar y posibilidad de contratación al término de las prácticas. Isabel aceptó. Coger el empleo era mejor que pagar “600 euros de segunda matrícula” y, además, podría “aprender las nociones básicas de diseñador gráfico”.

Los seis meses pasaron y nada fue como le habían prometido. La empresa estaba formada por ella y la dueña. Su trabajo consistía en hacer “de todo un poco”, con horario de jornada completa y al término de los seis meses la posibilidad de contratación se redujo a una oferta de un nuevo contrato en prácticas por 200 euros al mes y la obligación de formar al nuevo becario. “Ahora estoy desempleada. Vivo de mis padres y abuelos y tengo la sensación de que se han reído de mí”, reconoce Isabel a cuartopoder.es, quien prefiere no dar su nombre y apellidos reales por miedo a “cerrar las pocas puertas” que puede encontrar abiertas.

Publicidad

Como esta joven, alrededor de 100 becarios de toda España han dirigido ya sus denuncias a la Oficina Precaria, una plataforma vinculada al movimiento 15M que se propone dar cobertura legal y jurídica a todos los jóvenes que quieran denunciar ante la Justicia “los abusos legales” sufridos durante el período de prácticas dentro de la campaña No más becas por trabajo.

“Nuestro objetivo es acabar con una forma de trabajo juvenil que consideramos esclavista: las becas a estudiantes o recién titulados. Entendemos que esta forma de trabajo tal y como está siendo aplicada por las empresas está sirviendo para sustituir a trabajadores con contrato y, en consecuencia, para precarizar el empleo. De esta manera, la empresa dispone de un trabajador joven, a veces titulado, que trabaja por una quinta parte de lo que le correspondería por convenio legal”, explica Eduardo González, portavoz de la Oficina Precaria.

Con este propósito, la plataforma reivindica, entre otras cosas, la obligatoriedad de que las empresas compensen económicamente a los becarios de modo que garanticen que no tengan que afrontar gastos de desplazamiento ni dietas; la prohibición de que un becario sea sustituido por otro nuevo en el mismo puesto; la rotación del estudiante en prácticas entre los diferentes puestos de la empresa que se corresponda con su titulación; y la limitación de solo unas prácticas en empresas por plan de estudios.

De esta manera, asegura González, desaparecerían ofertas como la de la empresa Imaginarium, que en los últimos días ha corrido como la pólvora en la red social Twitter. “Titulación requerida: Cualquiera. Descripción del puesto: Atención al cliente. Remuneración: 426 € por jornada completa”. “En esta oferta queda claro que lo único que interesa a la empresa es conseguir mano de obra barata que haga las sustituciones de verano y no formar a un estudiante, que debería ser el único objetivo de cualquier beca”, señala González.

Aumento de beneficios

Esa sensación de haber servido para que la empresa se ahorre un sueldo digno es la que se llevó Enrique Gómez tras su experiencia, de nueve meses, en Seguros Mapfre. Empezó en la compañía como estudiante de último año. Después de tres meses de prácticas, la compañía le comunicó que pese a su gran rendimiento y el interés en contar con sus servicios el convenio se había terminado pero que si quería seguir trabajando para ellos siempre podía matricularse en algún curso digital de alguna escuela de negocios.

Enrique, ilusionado ante “las palmaditas en la espalda y piropos de sus jefes”, decidió pagar 200 euros y matricularse en uno de estos cursos. Así, prolongó seis meses más su beca. Hasta que llegó el momento final: la empresa debía contratarlo o prescindir de sus servicios. “Los jefes intermedios me dijeron que habían luchado por contratarme pero que la alta dirección tenía claro que había determinados puestos que sólo se podían cubrir con becarios. Precisamente mi puesto era el de escribir el buen rendimiento económico de la empresa y su crecimiento. En ese momento, terminé de entender por qué”, concluye.

6 Comments
  1. Becaria Eterna says

    Enhorabuena por tu nuevo blog y muchas gracias por comenzar con este tema. Me siento tan identificada… Mi situación a grandes rasgos: soy licenciada en Periodismo, con premio fin de carrera, título de experto y a punto de ser politóloga. Mi vida laboral se resumen en 3 meses de prácticas + 1 año de beca + 6 meses de beca (con chanchullo para que fuera así) + 3 meses de contrato en prácticas a media jornada (no acepté la jornada completa por el mismo dinero). Ahora estoy a la espera de firmar un contrato relevo… En toda mi trayectoria no cobré nunca más de 500 euros.
    Cada noche busco algo mejor para comenzar a vivir, no a sobrevivir.
    Un saludo.

  2. juan gaviota says

    Esta es la sociedad por la que vota de forma mayoritaria el pueblo Español, algo que solo puede entenderse,si tenemos en cuenta que los votantes no tenemos ni puñetera idea de lo que hacemos al introducir el papel en el cajón.
    Mi padre me dijo, que día trabajado ,día cobrado, y si hay que hacer practicas sin sueldo ,que las hagan los cargos políticos y sus sicarios ,que no tienen ni puñetera idea de como hacer funcionar un país, que teniendo de todo, estamos cayendo al abismo de la miseria.(Los que no pagan salarios por el trabajo realizado , no caen al abismo ; Suben en globo)
    Debía de haber pena de cárcel por explotar a las personas en régimen de esclavitud.

  3. Reo says

    Excelente iniciativa! La comparto!

  4. juanjo says

    Denunciar tales prácticas bien, coño bien. No sólo es justo y necesario, sino que tal y como están las cosas hay que continuar y continuar por este camino hasta que se les caiga la cara de vergüenza a los auténticos y verdaderos responsables
    . ……………
    Porque, ¿quién va impedir tales aberraciones en la empresa particular, cuando conductas análogas, si no todavía más vulpinas, se llevan a cabo en las administraciones públicas?……
    ……
    ¿Qué hace la Comunidad de Madrid con los profesores y otros empleados no numerarios? Explotarlos como a un limón. Y cuando no los necesitan, puesta, y a la puta calle ……
    ……
    ¿Qué hace el G. Lasketty con los médicos MIR (y los no MIR con contratos temporales), cargarlos de guardias con largas horas de duración, a veces de más de 12 horas seguidas. Manejarlos ad libitum. Ssin apenas derecho laboral alguno, Con contratos de tres o cuatro meses……. Y luego si te he visto no me acuerdo.
    …..
    ¿Qué se está haciendo en otros organismos estatales, autonómicos y municipales? …Pues eso. Mantener a los trabajadores en una rufiana irregularidad legal, que viola no sólo los derechos laborales (los derechos de los trabajadores) reconocidos por la Organización Internacional de Trabajo (OIT), sino, incluso, los recogidos en la propia Constitución española.
    ……
    Y claro, si las adminsitraciones públicas son las primeras que recurren a tan patentes irregularidades laborales, ¿cómo van a perseguir las cometidas por las empresas privadas?

  5. elagux says

    Reducen y eliminan las becas para los estudiantes a la vez que impulsan y favorecen las peores condiciones para el trabajo y explotación de los becarios:¿es posible que haya alguien aún que no lo entienda?:vuelve la esclavitud… solo que ya es legal.

  6. vergonzoso.. says

    Hace poco tuve una oferta de trabajo para este tipo de practicas, o becas como les gusta tanto llamarlo, en Imaginarium.

    El puesto ofertado era de 6 días semanales, 30 horas por semana durante 6 meses.
    Además, te «pagan» dos cursos para que los realices online en tu casa, no en horas de trabajo.

    El sueldo, 300 y pico euros al mes (no se si bruto o neto, solo me dijeron eso y se me quitaron las ganas de preguntar, por si acaso)

    Si os parece poco, si quieres dejar las prácticas, por interrumpir y no terminar esos cursos, tienes que abonar unos 250 o 300 euros porque el curso se desaprovecha.

    Perspectivas de futuro en la empresa? «Actualmente todos los puestos fijos están cubiertos, y a corto o medio plazo no es probable que haya vacantes» textualmente.

    Por lo menos, la persona que me entrevisto fue sincera, y puso todas las condiciones y horarios claritos (también de risa).

    Ni me llamaron ni espere su llamada, por su puesto!

Leave A Reply

Your email address will not be published.