“Hay víctimas del accidente de Santiago que están siendo atendidas psicológicamente por teléfono”

4
Imagen del altar improvisado en memoria de las víctimas del accidente ferroviario de Santiago que se ha instalado en la fachada de la catedra. / Lavandeira jr (Efe)

Un mes después de la tragedia ferroviaria de Santiago, que dejó un balance de 79 muertos y más de 150 heridos, las víctimas y sus familiares comienzan a organizarse en asociaciones para defender sus derechos y luchar por la búsqueda de la verdad en los tribunales. Motivos no les faltan. Hay víctimas del accidente de Santiago que están recibiendo asistencia psicológica por teléfono; la oficina habilitada por Alianz en la estación de Santiago tiene horario de atención al cliente y, según han denunciado algunas víctimas, la compañía de seguros está reclamando en algunos casos el billete de tren para abonar parte las indemnizaciones, extremo que ha sido negado por la empresa.

Y por si estas razones fueran pocas, la actitud que están manteniendo las instituciones del Estado involucradas en el accidente (Adif y Renfe) y la ambigüedad de los partidos políticos que empiezan a jugar al 'y tú más' reafirma a las víctimas la sensación de que deben estar organizados para poder personarse cuanto antes en el proceso judicial abierto.

Publicidad

Por estos motivos, y otros tantos más, nacerán en los próximos días al menos dos asociaciones de víctimas y familiares del accidente de tren de Santiago. Por un lado, esta semana quedará formalmente constituida la Asociación de Perjudicados por el Accidente Ferroviario del Alvia de Santiago de Compostela (Apafas) cuyo presidente y fundador Cristobal González Rabadán, aseguró ayer a cuartopoder.es que ya han solicitado al juez personarse en la causa como asociación.

Por otro lado, también está en trámites de creación una Plataforma de afectados del Alvia siniestrado en Santiago cuyo proceso de constitución está siendo dirigido por la Fundación Avata de ayuda al accidentado. La delegada en León de esta Fundación, Patricia Fernández, en conversación telefónica con este diario aseguró que la primera asamblea de esta plataforma se celebraría la primera quincena de septiembre tanto en Santiago de Compostela como en Madrid.

Asociación de perjudicados

La asociación que está impulsando Cristóbal González nace desde el convencimiento de que las víctimas deben ser una parte fundamental e imprescindible del proceso judicial. De hecho, el viernes Cristóbal ya solicitó al juez la personación de su asociación, que se espera que quede formalmente constituida el martes.

“Nuestra lista de objetivos como asociación es clara. Queremos preservar los derechos de las víctimas y sus familiares y personarnos en la causa judicial. Deben depurarse responsabilidades, así como tomar todas las medidas necesarias para que no se vuelva a producir”, señala a cuartopoder.es González, que cree que las víctimas deberán estar “muy atentas” para que las instituciones no intenten “escurrir el bulto” y para que los políticos limiten su ámbito de actuación al Congreso y “no interfieran en la Justicia”.

Cristóbal González, como presidente en funciones de la asociación, ya ha contactado con el despacho de abogados Martín y Asociados (el mismo que tramitó las indemnizaciones del accidente de avión de Spanair) y ha pactado con ellos una comisión del 15% sobre la indemnización final que reciban las víctimas. No obstante, la prioridad, asegura, es garantizar “todas las necesidades personales y sanitarias” con las que se van encontrando los afectados, especialmente, los 16 heridos que continúan hospitalizados.

Plataforma de afectados

Por otra parte, la plataforma de afectados por el siniestro, que está siendo organizada por la Fundación Avata, avanza más lentamente en su proceso de creación. La delegada de la Fundación en León, Patricia Fernández, asegura a este medio que ya se han puesto en contacto con los ayuntamientos de Madrid y Santiago para poder celebrar en la primera quincena de septiembre dos asambleas, una en cada ciudad, para constituir la plataforma.

“Queremos que estas primeras asambleas, los afectados y sus familiares hablen y se posiciones respecto a sus intenciones. Serán ellos los que, de manera democrática, elegirán a su presidente y su portavoz y nosotros estaremos aquí para aportarles toda la ayuda técnica que puedan necesitar”, explica Fernández, que asegura que la decisión de personarse o no en la causa se tomará también en estas primeras asambleas.

La prioridad, no obstante, es preservar los derechos de las víctimas. Por ejemplo, Fernández señala que una mujer que ha perdido a su hija y a su nieto en el accidente está recibiendo asistencia telefónica por teléfono y no presencial. “Una situación calamitosa”, califica Fernández, que asegura que ya se han puesto en contacto con la Fundación alrededor de 100 personas.

4 Comments
  1. José Luis Piñeiro Vidal says

    Exceso de los jueces (603). José Luis Piñeiro Vidal. Abogado.

    En los países democráticos las leyes, con el asesoramiento técnico y los condicionantes que corresponda, se discuten y se dictan en el Parlamento. Desde entonces obligan a todos, también a los jueces. He dicho “con los condicionantes” porque ningún parlamento puede ignorar que los recursos económicos siempre son escasos. Si así no fuero, no veo por qué no íbamos a tener los mejores médicos, los mejores hospitales, las mejores universidades y colegios, la mejor organización de la justicia, las mejores carreteras (sin curvas, por ejemplo) los mejores puertos, la mejor flota naval, los mejores edificios y puentes, las mejores armas defensivas, las mejores pensiones, etc.

    Los políticos que discuten a aprueban las leyes no son unos malvados. Legislan dentro de “lo que es posible” porque los recursos ni caen del Cielo ni la solución es el endeudamiento generalizado como parece que ahora descubrimos. Hay ecuaciones clásicas en la economía que, tarde o temprano, se cumplen: si se invierte más de lo que se ahorra, hay que endeudarse, es decir, hay que pagar intereses con lo que el endeudamiento generará la equivalente menor inversión futura.

    Puesto que la responsabilidad de los políticos es legislar y que no disponen de recursos ilimitados para hacer lo mejor, los jueces se han de limitar a interpretar y aplicar las leyes, sin que les sea dada la facultad de “ir más allá”. Lo digo a propósito de la decisión del Juez, Sr. Aláez, que entiendo que “va más allá”. Nadie duda que se puede construir una vía férrea de altísima velocidad de Santiago a Madrid sin una sola curva. ¿Aparte del sinsentido, tenemos recursos para pagar tal aberración?: No. La realidad es que todos los países del mundo tienen vías férreas y carreteras con muchas curvas, a veces peligrosas, con deficiente señalización, etc. Hay situaciones manifiestamente mejorables en sanidad, educación, justicia, seguridad, infraestructuras, en general pero sólo poco a poco se pueden ir corrigiendo en atención a los recursos económico – financieros disponibles. Lo demás son sueños.

    ¿Son sueños o son una de tantas manifestaciones de la pérdida del sentido común o de la negación de la responsabilidad individual como reminiscencia de las doctrinas de Sigmund Freud, de las ensoñaciones socialistas de abdicación de la responsabilidad, por las circunstancias del medio, cuyo exponente máximo ha sido, desde los años 50 del siglo pasado el famoso Dr. Spock, que con olvido de la ética y responsabilidad individual, o disfrazando su búsqueda, orientándola hacia los escalones superiores de la organización?

    Al parecer el tren accidentado ya había circulado por el lugar fatídico durante unos seis meses, sin incidentes. Sólo cuando la obligación -responsabilidad individual- no estuvo presente se produjo lo que ya sabemos. Hay miles de autobuses que circulan a diario por carreteras, a veces infernales, que sería suficiente con una brevísima distracción del conductor para que 40 – 50 personas perdieran la vida y no por ello tiene facultades ningún juez para imputar a los técnicos que proyectaron la carretera o los políticos que no tomaron decisiones para corregir todas las curvas, todos los puntos negros, todas las defectuosas señalizaciones, etc.

    No es posible disimular la responsabilidad individual, que es el fundamento ético de toda sociedad, y exigírsela a otros o compartirla con éstos, sean técnicos o políticos, porque es la individual, la básica, la de abajo, la primera, la que debe suplir las carencias de las otras ya que, si así no fuera, no habría progreso porque nunca habría suficientes cautelas precautorias para casos como el comentado.

  2. manu says

    por lo que leo en este escrito, no tuvo usted ningún familiar fallecido. Tampoco entiendo porque ahora pusieron unas cuantas balizas y semáforos….. si no hacían falta según su criterio. una madre.

  3. José Luis Piñeiro Vidal says

    Si las normas de convivencia fueran producto de las personas afectadas por las desgracias o los crímenes, habríamos retrocedido a la ley de la venganza.
    Dicho esto, me siendo muy solidario con todos los afectados.

Leave A Reply

Your email address will not be published.