Rubalcaba y Lara vuelven a la carga con el ‘caso Bárcenas’ en el estreno del Congreso

1
Rajoy_pleno_caso_Bárcenas
Rajoy, durante su comparecencia en el pleno sobre el 'caso Bárcenas', celebrada el pasado 1 de agosto en el Senado por las obras de remodelación en el Congreso. / J. J. Guillén (Efe)

Será como el “decíamos ayer” de Unamuno. El primer pleno del Congreso del nuevo período de sesiones que se inicia el próximo martes vuelve a tener como estrella invitada al ex tesorero del PP Luis Bárcenas. De entrada, tanto Alfredo Pérez Rubalcaba como Cayo Lara le hacen al presidente la misma pregunta, que si se reafirma en sus declaraciones del 1 de agosto en la que, a juicio de ambos, mintió en el Parlamento al ocultar que supiera que su ex tesorero seguía trabajando para el PP cuando llegó a la presidencia del Gobierno.

Publicidad

Rubalcaba pregunta, en concreto, si mantiene que, cuando llegó a la Presidencia, el señor Bárcenas no estaba en el Partido Popular, después de que la secretaria general del partido, Dolores de Cospedal, desvelase en la Audiencia Nacional “un acuerdo por el cual el ex tesorero popular cobró un sueldo de más de 18.000 euros al mes hasta enero de 2013”. Lara, con la misma intención, es más escueto: “¿Se reafirma en las manifestaciones vertidas en su comparecencia del pasado 1 de agosto en el Senado sobre su relación con el señor Luis Bárcenas, que han quedado desacreditadas con informaciones aparecidas con posterioridad?”.

Publicidad

Las preguntas directas de Rubalcaba y Lara se complementarán con otra que la portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, le hace a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría y que, como de costumbre, oculta su verdadera intencionalidad: volver a la carga sobre Bárcenas pero por la vía de las responsabilidades del Gobierno. La diputada socialista pregunta a la vicepresidenta si “considera que el Gobierno debe asumir algún tipo de responsabilidad política ante esta Cámara”, sin especificar. Sin embargo, hace unos días, el propio Rubalcaba anunció la presentación de una interpelación al presidente del Gobierno “sobre la política general del Gobierno en materia de asunción de responsabilidades políticas como consecuencia de las falsedades vertidas en comparecencias ante el Parlamento”. Fue registrada en el Congreso el pasado día 4 y podría debatirse también en el próximo pleno si la Mesa y la Junta de Portavoces le dan vía libre mañana martes.

Sin embargo, no parece que vaya a ser así. El 27 de agosto ya se discutió en la Mesa otra interpelación que los socialistas presentaron para que la respondiera Rajoy. El PP tiró de mayoría absoluta y la Mesa no admitió a trámite la interpelación a Rajoy “sobre las mentiras vertidas en sede parlamentaria en relación al caso Bárcenas”. Es más, Rodríguez advirtió que, si no se reconsidera la decisión, el PSOE pedirá amparo al Tribunal Constitucional.

Ya entonces, la portavoz socialista afirmó que “se ha llegado demasiado lejos” y que la decisión de la Mesa “ha traspasado todas las líneas rojas”. “Con esta decisión, contraria a la Constitución y al Reglamento de la Cámara, el presidente del Congreso, Jesús Posada, se ha convertido en el censor mayor del Gobierno y ha hecho que el Congreso pierda su autonomía frente al Ejecutivo”, remachó.

Para abundar en el tema, también se debatirá el martes en el pleno una proposición de ley del PSOE sobre Reforma del Reglamento del Congreso “sobre comparecencias del presidente del Gobierno”. El PP volverá a utilizar su mayoría absoluta y será rechazada.

El duelo sobre Bárcenas se llevará a cabo en un Palacio de las Cortes totalmente remozado y que iluminarán los cielos a través de las grandes vidrieras y ventanales que hasta ahora cubrían casi totalmente todo tipo de aparatos de calefacción, aire acondicionado y otros servicios eléctricos. La luz solar iluminará también un suelo de mármol, el original del hemiciclo cuando se construyó el edificio neoclásico en 1850.

Sin embargo, los retrasos en las obras han estado a punto de provocar que el pleno tenga que volver a celebrarse en el Senado. En esto, Posada ha sido contundente poniendo a trabajar noche y día a la empresa concesionaria de las obras. Se teme, sin embargo, que puedan estar colocados los escaños pero que no funcione todavía el sistema de votación electrónica. Da igual, el presidente quiere inaugurar los plenos el día 10, como está previsto, “aunque haya que votar a mano alzada”, según sus colaboradores. Después de todo, ya se hizo así en el Senado cuando los diputados se trasladaron allí por las obras  en el Congreso. Había más diputados que botones porque los senadores son menos. En cantidad, por supuesto.

1 Comment
  1. javier.romero says

    El congreso está organizado para que ningun politico tenga que responder preguntas directas (tiene la opción de responder lo que le de gana y ahi se acaba la conversación). Tendremos que empezar a plantearnos que si es la cámaa de representación, también sea lacámara de explicación. Si no es así,pierde su función.

    Hoy en nuestro blog hacemos un juego de imaginación: Bárcenas va al psicólogo: http://ow.ly/oIU9E

Leave A Reply

Your email address will not be published.