Ana García: «Queremos dar el último empujón a Wert para que dimita»

9
Ana García es secretaria general de Sindicato de Estudiantes desde junio de 2013. / A.T.
Ana García, ayer, día 23, durante la manifestación de estudiantes. / Alejandro Torrús

Ana García es la secretaria general del Sindicato de Estudiantes. A sus 27 años, Ana es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Carlos III y, actualmente, sigue formándose en el Centro de Idiomas de la UNED. En su carrera académica y profesional se ha encontrado con todos los problemas que acompañan actualmente a los jóvenes. No ha encontrado un trabajo de lo suyo, no fue admitida en el FP de Educación Infantil hace dos años por falta de plazas y tuvo que renunciar a la matrícula en Turismo, realizada en la Universidad Rey Juan Carlos, al no tener los 1.625 euros necesarios para formalizar la matrícula.

Llegó al cargo que ostenta el pasado mes de junio. Sin embargo, su relación en el Sindicato se remonta a trece años atrás. “Ingresé con 14 años”, recuerda Ana, que señala que la protesta más fuerte que recuerda fue la movilización contra la guerra de Irak. Eso sí, “siempre marcando una postura diferenciada, de clase y de izquierdas”. Su rostro y su voz se ha convertido en habitual estos días en diferentes medios de comunicación en defensa de la Educación Pública. Este jueves se desarrolla la tercera jornada de huelga de los estudiantes y la primera y única jornada de huelga convocada por padres, madres, sindicatos y alumnos este octubre.

Publicidad

Desde el Sindicato de Estudiantes indicáis que los dos primeros días de huelga han tenido un seguimiento medio de más del 90% en Madrid. El Ejecutivo sin embargo, sin dar cifras concretas, negó que fuese masivo en la primera jornada. ¿Qué valoración hacéis de estos dos primeros días?

– Ha sido claro y contundente el apoyo de los estudiantes a esta huelga. Ya el primer día dijimos que habíamos conseguido un apoyo entre el 80 y el 90% a nivel estatal. Hoy, este apoyo se ha reforzado. Además, el apoyo se ha visto reflejado en las manifestaciones, que es algo que no deja lugar a dudas  ni a opiniones subjetivas. Por parte del Ministerio de Educación ya sabemos lo que hay. Ayer estaban anunciando que la huelga en Primaria había sido casi nula, cuando no había ninguna huelga convocada. Siempre tratan de desacreditar y desautorizar al movimiento con este tipo de declaraciones, pero como el año pasado perdieron todo tipo de credibilidad dando unos datos ridículos que los desacreditaban, este año han optado por no dar ninguno, lo que refleja la propia debilidad del Ministerio.

¿Qué esperáis de la movilización de hoy?

– Creemos que va a ser una movilización impresionante. Todo apunta a que puede ser incluso más masiva que la del pasado 9 de mayo. Hay muchos más ataques a la Educación Pública encima de la mesa y creemos que esto va a animar a mucha más gente a movilizarse. Por otro lado, también el Sindicato de Estudiantes ha calentado la huelga y ha preparado todo para que las movilizaciones de esta tarde estén a la altura de las circunstancias y puedan ser masivas.

¿Qué objetivos os marcasteis al hacer la convocatoria de tres días de huelga?

– Queremos que se retiren todos a las ataques que hay encima de la mesa al sistema educativo. Desde la LOMCE, al 'tasazo' tanto universitario como de la FP pasando por el decreto de becas. Por supuesto, también queremos que dimita el ministro José Ignacio Wert. Este señor ha demostrado que no tiene ninguna valía como político y que lo que está haciendo es destruir la Educación Pública, en lugar de fomentarla y mejorarla. La línea que rige todas las políticas que lleva adelante el ministro es la de tratar de devolvernos a décadas atrás cuando solamente la gente que tenía recursos podía garantizar su derecho a la educación y los demás no podíamos estudiar nada. Nos negamos en rotundo a volver a esa época ya superada gracias a la lucha en las calles.

¿Vuestra movilización ha provocado que la dimisión de Wert esté más cerca que antes?

– Sí, así lo pensamos. Wert no tiene ningún tipo de apoyo y si no me equivoco es el ministro peor valorado de la historia. Ya no engaña a nadie y cada vez que tiene oportunidades de hacer apariciones públicas lo que hace es reírse de nosotros, insultarnos y provocarnos. Eso, unido a la realidad cotidiana de las familias trabajadoras, golpeadas por el paro, y con cada vez más trabas para acceder a servicios básicos, pues no le ayuda. Sólo nos falta darle el último empujón a Wert. Está más débil que nunca y queremos dárselo. Gracias a nuestras movilizaciones ahora todo el mundo tiene asumido que Wert es un ministro franquista. Hemos puesto nuestro granito de arena explicando los planes y las medidas de la reforma que plantea. Esto va ayudar mucho para debilitarlo todavía más y forzar su dimisión.

¿Por qué Wert es un ministro franquista?

– Es un ministro franquista porque  la LOMCE recupera las revalidas franquistas; instaura los itinerarios segregadores y clasistas; devuelve a la Iglesia el púlpito privilegiado que tenía en el pasado en las escuelas para adoctrinar en las aulas y, de paso, llena los bolsillos de la Conferencia Episcopal. Además, Wert también está en contra de que los estudiantes podamos tener derecho a protestar por una educación pública y no quiere que tengamos derecho a huelga. No quiere dedicar recursos públicos para que los jóvenes de Galicia, Euskadi o Catalunya puedan aprender su lengua con garantías en la Educación Pública. Si hacemos un repaso de todas las partes más sangrantes de las medidas que plantea nos encontramos con un retrato muy claro de lo que era la Educación y la Universidad en el franquismo. También en la Universidad, quien tenga mucho dinero puede acceder a ella. Es un nostálgico del franquismo.

Durante la movilización de hoy (por ayer) habéis señalado varias veces que llamáis a los sindicatos mayoritarios a convocar una huelga general en defensa de la Educación Pública.

– Decimos que la Educación Pública no es algo que tengan que defender solamente los estudiantes y los profesores. Se trata de una conquista de toda la sociedad y tiene que ser toda la sociedad la que pueda salir a defenderla. Por ello, creemos que los grandes sindicatos, CCOO y UGT,  tienen que cambiar de actitud, rectificar y dejar de mirar para otro lado. Deben convocar una huelga general de 24 horas en defensa del derecho a la educación de los hijos de los trabajadores, que es al fin y al cabo lo que se está jugando ahora mismo. No tenemos la menor duda de que si se hiciera este llamamiento habría una respuesta absolutamente masiva y contundente.

Si UGT y CCOO finalmente no convocan esta huelga general, situación que parece poco probable en este momento, ¿qué medidas tomaría el sindicato?

– Nosotros entendemos que la única salida que tenemos, y no es opcional, es seguir luchando en las calles y por eso desde el Sindicato de Estudiantes trataremos de que los padres y los profesores estén a nuestro lado. Creemos que si la jornada de huelga de hoy no es suficiente para conseguir nuestros objetivos, debemos volver a llamar a padres y a profesores para volver a hacer una huelga, pero no de un día, sino de dos días, de tres y de los que sea necesario para hacer temblar a este ministro y que tenga que retroceder en todos sus planes.

¿Os planteáis una huelga indefinida de estudiantes?

– No nos planteamos convocar una huelga indefinida para mañana por la mañana, pero dependerá de la respuesta del Ministerio si finalmente la convocamos. Si el Ministerio sigue sin hacernos caso, seguiremos endureciendo la respuesta en las calles y no descartamos absolutamente nada, incluida la huelga indefinida.

¿La única situación que haría cesar las movilizaciones y las protestas sería la retirada inmediata de la Ley LOMCE?

– Sí, sería la retirada de la ley Wert y de todos los ataques que están encima de la mesa, porque los ataques trascienden a esta ley. La única forma de que nos callen es que el ministro escuche la voz de los jóvenes y de la comunidad educativa.

En vuestro manifiesto de la manifestación de ayer [miércoles] hacéis referencia al sistema capitalista como origen de gran parte de los males de la sociedad. ¿El Sindicato de Estudiantes aboga por un cambio de sistema?

– Sí, desde luego. Nosotros somos una organización que se declara anticapitalista y revolucionaria. Entendemos que todos los problemas que existen en Educación, y en el conjunto de la sociedad, como la pobreza, la falta de acceso a los servicios más básicos, la miseria, el paro y el hambre se debe a este sistema. El desarrollo humano ha conseguido producir más que nunca en la historia. Producimos lo suficiente para abastecer a absolutamente todo el mundo. Sin embargo, tenemos una crisis de sobreproducción, por una parte, y, por otra parte, sus consecuencias: miseria, paro, hambre, desahucios. Pensamos que el capitalismo es un sistema caduco, que ya no sirve. Para los trabajadores y sus hijos este sistema es un callejón sin salida y, por tanto, hay que luchar para derrocarlo y construir otro diferente en el que los recursos que genera la mayoría de la sociedad estén destinados a cubrir las necesidades de la mayoría de la sociedad y no para cubrir los intereses de un puñado de privilegiados, que son los que realmente gobiernan.

¿Ese sistema alternativo del que hablas, ya existe o hay que inventarlo?

– Nosotros no nos hemos inventado nada. Ha habido muchas personas que lo han defendido ya previamente. Desde luego, lo que no se ha llegado a conseguir es la realización completa de ese sistema mucho más justo, equitativo y democrático. Nosotros pensamos que ha habido experiencias históricas como la Revolución Rusa que nacieron con esa idea para conseguir un mundo diferente, aunque el caso de la Unión Soviética terminó de una manera completamente diferente y con Stalin cometiendo los crímenes que conocemos. La lucha de miles y miles de obreros y campesinos por un mundo mejor es la fuerza de la que bebemos. Vamos a continuar luchando por este sueño porque creemos que es posible y que puede ser.

¿El Sindicato de Estudiantes aboga por un sistema comunista?

– Socialista.

¿Tienen cabida en el Sindicato de Estudiantes alumnos que no se declaren partidarios de un cambio de sistema o que se declaren socialdemócratas?

– Sí, por supuesto. En el Sindicato de Estudiantes lo que nos une es que somos de izquierdas, que somos revolucionarios, pero también hay muchas sensibilidades diferentes. Hay gente que se declara comunista; otros, anarquistas; otros, simplemente de izquierdas. Hay de todo, pero lo que nos une es la defensa de una Educación Pública para todos.

9 Comments
  1. Juan Gaviota says

    Muy bien por la entrevistada y muy mal por el entrevistador; Eres patético se te ve el plumero desde lejos.
    No hay nada que inventar, solo hay que aplicar criterios humanos, que son los que tenemos los que estamos en contra de la oligarquía franquista.

  2. Juan Ignacio says

    Muy bien la entrevistada, y excelente el periodista que la hace, concreto y que da pie para que Ana pueda explicarse con criterio y contundencia. Un 10 a los dos

  3. jimena says

    Bravo por el entrevistador!! Mi más sincera enhorabuena. Hacen faltan más periodistas como este, valientes y comprometidos, fieles a la realidad, que digan alto claro lo que otros no se atreven.

  4. Antonio Hijano says

    Mi felicitación al sindicato de estudiantes por el éxito de esta lucha ejemplar, lucha que concierne a todo el movimiento obrero. que vayan tomando nota UGT, CCOO y CGT.

  5. Félix says

    Si, pero, ¿ahora qué?…¿qué hemos sacado de ésto?….¿de qué sirve hacer historia si no se reflejan cambios?.
    O cambia el sistema, o hacen con nosotros lo que quieren. Propongo otra, el 5 de Noviembre, la simbología de Anonymus, «el pueblo no debería de temer a sus gobernantes, son ellos los que deberían de temer al pueblo».

  6. Félix says

    ¿Alguien sabe cómo ponerse en contacto en primera instancia con Ana García?.

    Yo, propongo una el 5 de Noviembre, y si no da tiempo, hacerla con ese significado en cuanto sea posible. Ésto no puede acabar así.

  7. pegasus says

    No se en realidad el fin de esta huelga.
    Tenemos que darnos cuenta de que en esta España se tiene que terminar el todo gratis ,si no que lo que tiene que prevalecer es la ley del esfuerzo, y lo siento pero quitando un articulo de la LOMCE el resta esta pero que muy bien.
    Si pido ayudas para esas familias que no teniendo poder adquisitivo las mismas no puedan mandar asus hijos a estudiar, estudiense estos parámetros y alludemos a esas personas y que no se convierta en un tira y afloja entre la derecha y la izquierda

Leave A Reply

Your email address will not be published.