UPyD abre su II Congreso con la convicción de que serán decisivos para gobernar

2
Rosa Díez, el pasado martes, en el pleno del Congreso. / Kiko Huesca (Efe)
Rosa Díez, el pasado martes, en el pleno del Congreso. / Kiko Huesca (Efe)

Unión Progreso y Democracia (UPyD), el partido político más joven de la democracia española, celebra desde hoy hasta el domingo su segundo congreso, marcado por la convicción de sus dirigentes de que serán decisivos en las elecciones de 2015 para gobernar España. Los quinientos delegados debatirán la estrategia política para quebrar el bipartidismo, frenar la influencia de las fuerzas nacionalistas y regenerar la democracia. Al congreso se ha presentado una sola candidatura para los 21 puestos del comité de dirección, encabeza por la actual portavoz y fundadora Rosa Díez, seguida de Carlos Martínez Gorriarán.

Publicidad

La lucha contra la corrupción sistémica en este país empujará al medio millar de participantes en el congreso, en representación de los 6.000 afiliados, a convertirse en el primer partido en el que la imputación judicial de un cargo público por cohecho, prevariación y otras prácticas corruptas suponga la expulsión automática y la obligación inequívoca de dimitir. UPyD arbitrará procedimientos internos para prevenir la corrupción y expulsar de sus filas a los que se acercan a la política con la intención de enriquecerse. Ese aviso a navegantes no significa desprecio a la presunción de inocencia sino la garantía de inflexibilidad frente a los corruptos. Como se sabe, UPyD es partidaria de suprimir la inmunidad parlamentaria en los casos de corrupción.

Publicidad

Se trata, en todo caso, de un elemento inequívoco del programa regeneracionista que inspira la ponencia política a debate. UPyD entiende que la regeneración democrática es una demanda de la sociedad frente a la corrupción objetiva y subjetiva del bipartidismo imperfecto que se ha turnado en el poder y ocupado las instituciones desde finales de los años setenta del siglo pasado. Con la regeneración por bandera y el espectacular incremento de votos que les auguran las encuestas, los dirigentes se muestran convencidos de que serán decisivos para gobernar en cientos de ayuntamientos y en varias autonomías y para determinar en 2015 el color del próximo Gobierno.

De ahí que el cónclave de este fin de semana se plantee las condiciones esenciales de las futuras negociaciones: la primera, la modificación de la ley electoral general que prima a las fuerzas más votadas –los grandes partidos PP y PSOE-- y a los nacionalistas; la segunda, la defensa del Estado del Bienestar y el compromiso de una reforma institucional que garantice la independencia real del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional, y la tercera y más difícil, la reforma de la Constitución para configurar un Estado federal y racionalizar los aparatos administrativos que dificultan, obstruyen y pesan como el plomo sobre las costillas fiscales de los ciudadanos. Dicha reforma respetaría la Monarquía borbónica, si bien la sometería a una regulación más estricta y transparente.

Tras la elección de la mesa, que estará formada por 5 miembros, los delegados conocerán el informe de gestión de la dirección saliente –desde el primer congreso, en 2009, UPyD ha pasado de tener un solo diputado a contar con grupo parlamentario propio (5 diputados)-- y dedicarán la jornada del sábado a debatir las propuestas en las comisiones y en el pleno –al que se elevarán las enmiendas que obtengan al menos el 40% de los votos-- y a configurar las listas de 110 miembros elegibles para el Consejo Político. La elección será en listas abiertas a las que podrán postularse “todos los afiliados sin limitación de derechos y sin necesidad de avales” y el resultado se ordenará de mayor a menor número de votos hasta el puesto 110.

Al Comité de Dirección u órgano ejecutivo se ha presentado una lista cerrada y encabezada por Rosa Díez como portavoz, seguida de Martínez Gorriarán como secretario general; Andrés Herzog, letrado del partido y secretario del Grupo Parlamentario al tiempo que redactor de la querella contra los directivos de Bankia; el diputado Álvaro Anchuelo, responsable de economía; el dirigente madrileño Luis de Velasco; el portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, David Ortega; el portavoz del partido en Cataluña, Ramón de Veciana; la responsable de comunicación, Beatriz Becerra y el de campañas, Ramón Pimentel. De los 21 miembros repiten 16. La lista no cumple la paridad, pues 16 son hombres y 5 mujeres. En el anterior congreso, la candidatura de Díez obtuvo el 78% de los votos y la que encabezó Valia Moreno consiguió el 18%. La característica principal de la elección es que todos los afiliados –unos 6.000-- podrán votar a los miembros de la dirección mediante el sistema telemático de votación que UPyD ya aplicó en el primer congreso.

2 Comments
  1. lacayo smith says

    Hay que reconocer que UPyD es el único partido con cierta representación que verdaderamente está presionando para cambiar la ley electoral. Ni PPSOE ni los nacionalistas van a mover un dedo por hacer justicia en ese ámbito. IU lamentablemente parece que lo hace en Asturias a remolque de UPyD, no tiene problemas en pactar en Andalucía sin importarles este tema.

Leave A Reply

Your email address will not be published.